Banxico aumenta tasas, ahora pagaremos más por los créditos

Banxico aumenta tasas, ahora pagaremos más por los créditos

La semana pasada la Reserva Federal aumento la tasa de interés en 25 puntos base, para ubicarla en 0.75, esta decisión se debió a que la economía de Estados Unidos, cuenta con indicadores macroeconómicos sólidos.

Posiblemente el siguiente año se den tres aumentos más, pero serían de manera gradual, y conforme vayan observando mayor dinamismo en el crecimiento económico en Estados Unidos

Sin embargo creemos que dos o tres aumentos en la tasa en el siguiente año, podrían complicar el panorama, ya que la economía a nivel mundial se encuentra con un fuerte apalancamiento, la Reserva Federal debe actuar con mesura, si se lleva a cabo el plan económico de Donald Trump.

 

 

Descargar talones de pago ISSSTE: Paso a paso

 

Banco de México:  "el aumento de tasas frenará el crecimiento económico del país"

Por su parte el Banco de México en línea con la Reserva Federal, el jueves pasado decidió aumentar la tasa de referencia en 50 puntos base, para ubicarla en  5.75%, su mayor nivel desde 2009.

 

Como lo veníamos comentando en análisis anteriores, el aumento de tasas frenará el crecimiento económico del país, desde nuestra perspectiva, creemos que el PIB crecerá en 1.7% el siguiente año. Lo que busca Banxico con esta decisión es mantener estable el poder adquisitivo de la moneda y no impacte a la inflación, aunque es inminente que la depreciación que se ha presentado a raíz del triunfo de Trump, tendrá un efecto negativo en la inflación y muy probablemente el siguiente año se encontrara por arriba del 4%.

 

¿Cómo le afecta al consumidor el aumento tasas?

La decisión de Banxico de aumentar la tasa, encarecerá el costo de dinero, es decir pagaremos más por los créditos, ya sean, bancarios, hipotecarios o automotrices; en el caso de las empresas el elevado costo del financiamiento, hará que pierdan incentivos para invertir, definitivamente se frenara el crecimiento, ya que el hecho de que exista menos dinero en circulación, desincentiva el consumo y la inversión.

 

Por su parte a los inversionistas que adquieran bonos gubernamentales recibirán mayor rendimiento, lo cual hará más atractivo el mercado de deuda.

¡Sé el primero en comentar!