7 recomendaciones

¿Ahorrar es bueno o es malo? Algunas personas contestarán que por supuesto que es bueno ahorrar, otras dirán que depende, ya que a ciertos montos es mejor invertirlo pero en general si nos obligamos a contestar categóricamente la pregunta de si el ahorro es bueno o malo entonces me atrevo a asegurar que todos van a contestar que... es bueno, ¿y para qué es bueno ahorrar? pues…  para contar con dinero para imprevistos, para lograr cumplir un propósito de adquirir algo que nos resulte valioso, para aprovechar oportunidades, para invertir, etc., entonces claro que tiene bondades el poder ahorrar, ahora bien, si el ahorro es bueno para las personas ¿lo será también para las empresas? Porque no creo que lo que sea bueno para las personas sea malo para las empresas, sin embargo ¿en dónde se refleja el “ahorro” que pueda tener la empresa? No existe una cuenta en la contabilidad que diga “ahorro” y si están pensando en la cuenta de “Bancos” aclaro que esta simplemente es un puente entre las operaciones de entradas y salidas de flujos, así que exploremos la siguiente idea:

Existe algo que a simple vista no se puede apreciar en los estados financieros de las empresas que es el “Capital de Trabajo”, para determinarlo es necesario restar a los Activos Circulantes el monto de los Pasivos Circulantes.

 

Capital de Trabajo = Activo Circulante – Pasivo Circulante

 
El potencial de este concepto como indicador de gestión, pasa desapercibido por muchos administradores a pesar de ser muy sencillo de interpretar, sin embargo para poder utilizarlo hay que entender muy bien cómo se incrementa o disminuye su nivel, me voy a extender un poco en un ejemplo básico para tratar de demostrar la lógica de este indicador:
 
1. Iniciamos un negocio con un capital de 20 mismos que depositamos en el banco, para determinar el capital de trabajo basta restar a los 20 del Activo Circulante (bancos) los pasivos circulantes (que no hay en este momento) y obtenemos un Capital de Trabajo (CT) de 20 generado por la aportación de capital
CT =  20 – 0 = 20
 
2. Una vez que quedó legalmente registrado el negocio adquirimos 40 de mercancía  financiada a crédito por nuestro proveedor, así que ahora sumamos lo que tenemos en bancos y lo que tenemos en inventarios y resultan 60 en nuestro Activo Circulante y 20 en nuestro Pasivo Circulante por el crédito con el proveedor dando por resultado el mismo nivel de 20 en CT.
CT =  60 – 40 = 20
 
3. Realizamos ventas de contado en el periodo por 80 y le pido considerar un costo de la mercancía del 50%, así obtenemos una utilidad de 40. Para determinar el CT vamos a determinar nuevamente el total de Activo Circulante veamos: 20 que teníamos en bancos más los 80 proveniente de las ventas y nuestro almacén quedo en ceros, tenemos entonces en Activo Circulante 100 menos 40 del Pasivo Circulante y nos resulta un CT de 60 ¿A qué se debió el incremento? Pues a los 40 de utilidad generada gracias a las ventas y ahora con ese dinero podemos decidir si los vamos a gastar o a invertir.
CT =  100 – 40 = 60
 
4. Me voy al extremo para abreviar la historia de que en ocasiones dejamos a un lado los compromisos o administramos mal o aseguramos que la situación se puso difícil pero como quiera privilegiamos uno que otro capricho (que justificamos siempre nosotros mismos como válidos y necesarios) (además es un ejemplo ficticio, en la realidad no sucede), así que a pesar de que no le hemos pagado al proveedor decidimos comprarnos un automóvil de 90 pagando con cheque. El CT que resulta es de -30 ¿no me cree? Veamos: 
CT =  (100-90) – 40 = -30
 
¿Qué significa un CT negativo? No sé, pero cuando esto se presenta surgen las legendarias frases en la empresa de… “no le pagamos porque se cayó el sistema” o... “No está la persona que firma los cheques” o… “Le doy el cheque pero deposítelo el lunes” y recuerde que al proveedor le debemos y ya no nos quiere entregar mercancía por falta de pago (además no nos cree que no tenemos dinero para liquidarle porque ya nos vio conduciendo un auto último modelo) que problema pero… ¡Gracias a Dios que solo es un ejemplo!
 
5. ¿Cómo resolver esta situación? Veamos el siguiente cuadro para encontrar que opciones tenemos: Dijimos que el Capital de Trabajo es la diferencia entre el Activo Circulante y el Pasivo Circulante, así que técnicamente el Capital de Trabajo son recursos que están financiados o bien por el Pasivo de Largo Plazo o bien por el Capital, en cualquiera de los dos casos estas fuentes demandan un costo financiero así que a los propietarios no les resulta agradable tener su inversión en efectivo o inventarios excesivos, ellos buscan crecer, esto es, convertirlos en más Activos Fijos.
capital de trabajo
Así que el Capital de Trabajo se verá disminuido cuando lo invertimos en Activo Fijo, liquidamos Pasivos de Largo Plazo, cuando se dan retiros de Capital o cuando resultan Pérdidas y por el contrario el Capital de Trabajo se incrementa cuando: 
  • Disminuimos los Activos Fijos  
  • Obtenemos créditos de Largo Plazo
  • Se dan aportaciones de Capital
  • Se incrementa el capital por Utilidades obtenidas
En el ejemplo, se vio un escenario de problemas por la falta de liquidez pero el ciclo virtuoso será cuando la empresa que parte de un determinado nivel de Capital de Trabajo y que gracias a la buena administración logra por medio de las utilidades (beneficios netos) acrecentar dicho Capital de Trabajo (porque es ahí donde se acumulan verdaderamente las utilidades) y entonces será el momento de invertirlo adquiriendo Activos Fijos rentables pero cuidando también de dejar un mínimo adecuado para evitar tener problemas por falta de liquidez cumpliéndose así el ciclo Ahorro-Inversión.
El nivel de Capital de Trabajo puede ser utilizado por los administradores como un indicador de gestión, cuando su nivel sea bajo, el objetivo debe ser incrementarlo por medio de las alternativas antes mencionadas como la contratación de pasivos de Largo Plazo, aportaciones de capital, venta de activos fijos o generación de utilidades, cuando su nivel sea muy alto habrá que evaluar si se pagarán dividendos o se reinvierte. 
 
Por lo anterior podemos concluir que el Capital de Trabajo ofrece a las empresas los mismos beneficios que el ahorro a las personas porque:
  • Protege al negocio del efecto adverso por una disminución en los valores del activo circulante.
  • Hace posible pagar oportunamente todas las obligaciones y aprovechar las ventajas de los descuentos por pago de contado.
  • Asegura en alto grado el mantenimiento del crédito de la empresa.
  • Permite al negocio hacer frente a emergencias tales como huelgas, siniestros o épocas de recesión económica.
  • Permite tener los inventarios a un nivel adecuado que permita cumplir satisfactoriamente las necesidades de los clientes.
  • Le permite aprovechar oportunidades de inversión.
 
“Establezca su sueño, formule sus estados financieros, esté atento a las oportunidades, enfóquese en los activos que generen ingreso pasivo y llegado el momento… invierta y llene su balance de activos”.
 
  1. #4
    Gabyh.

    Si las empresas utilizaran más todo estos indicadores no habría tanto fracaso.

  2. en respuesta a Braulio.inversor
    #3
    Gerardo Yañez

    Este concepto se considera dentro del análisis de razones financieras y utilizado de esta manera sólo permite saber si la empresa tiene o no liquidez, es mas, los bancos cuando analizan la empresa para un posible préstamo ni lo requieren, solo utilizan las razones de liquidez, lo que propongo es utilizarlo como indicador de ahorro-inversión para que el empresario (sobre todo en empresas familiares) cuando requiera hacer retiros de dinero tenga un límite y no ponga a la empresa en aprietos.

  3. #2
    Braulio.inversor

    Este indicador ¿lo utilizan realmente las compañías? ¿o no le hacen el caso que deberían?

  4. #1
    Jose San Andrés

    Muy interesante el post. Realmente el Capital de Trabajo es una buena forma para que los empresarios sepan cual es el grado de respuesta frente a emergencias que tienen, por lo que deben de gestionarlo adecuadamente. Saludos

"Invertir en conocimiento produce siempre las mejores rentabilidades" -Benjamín Franklin-
7 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...