Papalote Museo del Niño cerraría definitivamente, ya pidió ayuda a la Secretaría de Cultura

Papalote Museo del Niño abrió sus puertas hace casi 28 años (inició en 1993) y hoy está en riesgo de cerrar sus puertas definitivamente debido a la pandemia, pues las restricciones de apertura impuestas a cines, restaurantes y diversos negocios le ha pegado fuertemente a este museo interactivo infantil, incluso sabemos que desde diciembre del año pasado sus directivos han dejado ver que el museo podría cerrar de forma definitiva.
 
A partir de la primera oleada de contagios en México por Civid-19 (durante el primer semestre de 2020), la dirección del Museo del Papalote promovió una carta en la cual difundió que en general se necesitaba apoyo para salvar a los museos de nuestro país, incluido este recinto infantil.

 

Luego vino el segundo confinamiento forzado el 14 de diciembre pasado, entonces los museos volvieron a cerrar debido al repunte de contagios en la Ciudad de México, ahí se reavivó el peligro que corre El Papalote de desaparecer. Justo una persona que trabaja en la Secretaría de Cultura Federal confirmó a Rankia que por esas fechas de mediados de diciembre, personal del museo llamó a diversas autoridades de esta dependencia para pedir un "rescate", de hecho se manejó que "el papalote va a anunciar su cierre definitivo si el Gobierno no lo salva", es decir y el tono de las llamadas fue que pidieron ayuda pero "ya con la amenaza velada" del cierre. Hasta ese momento todo quedó a nivel de cabildeo, en llamadas telefónicas que buscaban que el gobierno federal use recursos públicos para salvar al museo y así no cierre permanentemente.
 
La dirección del Museo del Papalote formó (junto a otros) desde 2020 el frente llamado “Promuseos” que incluye a los museos privados que buscan apoyos económicos, públicos o privados, para obtener recursos y así no tengan que cerrar sus operaciones.
 
El obstáculo que podría suceder es que Papalote Museo del Niño es una Asociación Civil, es decir, desde que nació se trata de una organización privada que funciona y subsiste con sus propios recursos, no pertenece a administración pública federal y ante un escenario en el cual la pandemia dejó en 2020 pérdidas en México por 297 mil millones de pesos en ingresos federales, se ve muy complicado que el actual gobierno pueda o quiera inyectarle recursos a este o a cualquier otro museo particular.
 
Todo apunta a que como desde diciembre el museo pidió rescate a la Secretaría de Cultura y (parece que) al no obtenerlo, ahora sus directivos están intentando más abiertamente por medio de donaciones recaudar 50 millones de pesos para cubrir gastos operativos, sueldos, así como el mantenimiento del museo, pagos al SAT, mientras este permanezca cerrado. En el entorno actual que tenemos se ve difícil que este recinto logre obtener de la población o empresas la cantidad de dinero que requiere para no cerrar definitivamente.


El gobierno de Claudia Sheinbaum no dará dinero a El Papalote

Una fuente de la Secretaría de Cultura Federal confirmó a este medio que el día 27 de enero hubo una reunión entre la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum y la encargada de la cultura federal, Alejandra Frausto en la cual la mandataria de la CDMX "dio un no rotundo a ayudarles (al Papalote) con el dinero de la ciudad" , Frausto "todavía como que quería ver la manera (de ayudar) mediante el presupuesto de Chapultepec y cómo ese dinero lo ven entre las dos, si no se ponen de acuerdo pues no va a ser (la ayuda)", y es que "la convicción" de la secretaria de cultura federal es que "ningún museo cierre, ya sea público y privado", por esa razón es que quiso tratar el tema del rescate de El Papalote con el gobierno de la capital.

El gobierno de la CDMX sí ha ayudado a El Papalote muchas veces

Parece que la "molestia" de la actual mandataria de la capital del país se debe a que El Papalote ha recibido múltiples ayudas en el pasado por parte del Gobierno de la Ciudad: el terreno donde está construido el museo es propiedad de la CDMX y sí tiene que hacer pagos "una especie de renta" y "resulta que tienen años sin pagar, se atrasan, se les ha perdonado esa deuda", etcétera, sin embargo como que el descontento del gobierno es "por qué no han dicho (El Papalote) todo lo que se les ha ayudado".

Aunado a lo anterior, antes la Secretaría de Cultura ha intentado hacer acuerdos de servicio social o para el grupo de jóvenes construyendo el futuro "y nunca han querido, nunca han querido entrenarle a nada de los programas sociales, jamás". Esto nos lo dijeron como en un tono de "pero ahora sí quieren estirar la mano" pidiendo dinero para rescatar a El Papalote.

En la plática entre Sheinbaum y Frausto del 27 de enero, aunque la funcionaria federal haya cabildeado para tratar de que la ciudad le inyecte recursos al museo, esa petición "pierde fuerza o se le cae" cuando revisan que Papalote ha recibido ayudas y encima nunca ha querido participar en los programas de gobierno.
 

Sin duda lo que ocurre con El Papalote nos deja una gran lección: debemos aspirar a ser una sociedad mejor educada para la autogestión de nuestros propios recursos económicos, porque es complicado y no siempre se puede lograr tener acceso al dinero público para salvar empresas privadas, y más cuando estas no pertenecen a sectores esenciales de la economía. Así que todo apunta a que este museo cerrará definitivamente debido a la pandemia, a menos que "alguien" quiera arriesgar 50 millones de pesos en un negocio que permanecería cerrado por quién sabe cuanto tiempo más. Lo único viable que se ve que podría funcionar son recaudaciones de la sociedad civil, el Teletón es un ejemplo de ello.
 
 
 


Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!