¿Cuál ha sido la misión del Banco Central de Estados Unidos? En la actualidad su directriz fue reducir el costo del dinero. Y lo ha hecho bien. Ha llevado la tasa de interés casi a niveles de cero. Las matemáticas del precio del dinero son simples, mientras más se reduce la tasa de interés en consecuencia más se reduce el precio de esa divisa.

 

¿El dólar seguirá bajando? Probablemente sí 

 

En el mismo contexto, la Reserva Federal decidió abrir la llave a la impresión de dinero para mitigar la crisis que vivimos desde hace casi un año. En el año 2020 se imprimieron más dólares que los que se habían impreso desde la creación de la FED (hace casi 200 años) hasta la década de los 70´s. Para nada es queja. Esa inyección de dinero permitió un aumento en el gasto público y fue una bocanada para los mercados de valores.

 

De acuerdo al profesor de la Universidad de Yale, Stephen Roach, el dólar americano podría caer hasta un 35% hacia el final del 2021. ¿Qué lo motiva a opinar esto?

 

Primero: Existe un enorme déficit en la cuenta corriente de los Estados Unidos, en cristiano, la economía más grande del mundo paga más al exterior de lo que cobra por los productos y servicios que intercambia y esto no va a cambiar en el corto plazo.

 

Segundo:  El Euro seguirá incrementando su precio. Esto es resultado de que los gobiernos de Alemania y Francia han sentado las bases para un acuerdo de estímulos fiscales, además de una robusta emisión de bonos.

 

Tercera: La Reserva Federal no va a hacer nada para que esto cambie. La economía norteamericana en un entorno donde China, y en general, la zona de Asia cada vez crece más, necesita ser más competitiva, una forma de mantener esta competitividad es tener una divisa cada vez más barata.

 

Del otro lado hay una corriente de economistas que, si bien hablan de una debilidad del dólar, no son tan negativos, hay que recordar que el dólar desde marzo de 2020 ya ha tenido una caída de casi un 13%. En un entorno de crecimiento con tantos baches, los inversionistas siguen priorizando la seguridad y el dólar sigue siendo la moneda más segura del mundo.

 

Lo que es cierto, es que en el corto plazo no hay catalizadores para que la divisa norteamericana se aprecie en un entorno global que amerita que la debilidad de la moneda norteamericana sea la fortaleza de su crecimiento.

 

¿Planeas invertir en dólares? Dinos por qué. Te leemos.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!