Starlink, es el proveedor de internet satelital del multimillonario Elon Musk y desde finales de junio obtuvo el permiso (oficio número IFT/223/UCS/952/2021) por parte del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) para operar y dar servicio en México. ¿Cuándo comenzará? ¿cuánto costará?
 
Sin duda la noticia tiene especial interés entre los usuarios en México que contarán con más opciones para poder conectarse a internet, especialmente entre las personas que tienen sus hogares en municipios conurbados o alejados de las ciudades a donde los servicios de Telmex, Izzi o TotalPlay simplemente no llegan o no les interesa llegar. Como ejemplo de ello tenemos varios municipios de la zona conurbada de Cuernavaca, Morelos, en donde la empresa de Elon Musk puede significar una solución a sus problemas de conectividad.

 

La concesión a la empresa de Musk (que inicialmente tendrá permiso de 10 años para operar en México) cuanta con 180 días a partir del 28 de mayo (cuando se emitió la autorización) para tener listos sus servicios, esto significa que por ahí de noviembre Starlink ya deberá tener todo listo para comenzar a proveer su internet satelital.
 

¿Cuánto costará?

Aún no hay información oficial del costo de este servicio. El problema de México en los costos del internet satelital es que son muy elevados, hasta tres veces más que uno residencial y eso es mucho si consideramos el costo del internet a nivel mundial.
 
En México un servicio de internet satelital cuesta mensualmente entre mil y mil 700 pesos, pero hay algunos de alrededor de dos mil pesos dependiendo de la velocidad contratada, además que los contratos son de uno o hasta dos años a plazo forzoso.
 
Si consideramos el cobro que esta empresa hace en Estados Unidos podemos decir que estará en los mismos rangos, es decir de 99 dólares mensuales que se cobran allá (unos mil 961 pesos), más la antena que es de unos 500 dólares (9 mil 896 pesos).

 

Uno de los problemas del internet satelital es que presenta momentos donde se pierde la conexión, además que al ser vía satélite las alteraciones del clima le afectan significativamente, tal y como ocurre con la TV satelital, por ejemplo cuando llueve o hay tormenta eléctrica.
 
En México la instalación de una antena cuesta alrededor de tres mil pesos en promedio con otras empresas. Aunque es un servicio costoso comparado con el tradicional que es por cables de cobre o de fibra óptica, sin duda es una opción para lugares alejados de los centros urbanos como áreas rurales o zonas con poca conectividad. 




Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!