El inicio de la ACCIONA actual que conocemos se remonta al año 1931 cuando el ingeniero de caminos de origen vasco D. JOSE IGNACIO ENTRECANALES IBORRA y el maestro de obras sevillano D. MANUEL TÁVORA BARRERA fundan la compañía constructora ENTRECANALES Y TÁVORA con el objeto de llevar a cabo la remodelación final del mítico puente sevillano de San Telmo, en cuya ejecución ya colaboraban ambos, bajo la dirección del acreditado arquitecto, especialista en la investigación de aplicaciones de hormigón para grandes obras públicas, D.JOSE EUGENIO RIBERA DUTASTE.

Con anterioridad a esta iniciativa empresarial e  impulsada en sus inicios por D. RAFAEL BELTRAN DE LIS, en el año 1862 se había constituido la COMPAÑÍA DE FERROCARRILES DE MEDINA DEL CAMPO A ZAMORA Y ORENSE A VIGO, S.A., conocida comúnmente como M.Z.O.V, con la finalidad de encargarse de la construcción y posterior gestión de estas dos líneas ferroviarias adjudicadas mediante el régimen de concesión administrativa para la explotación de las mismas.

En 1916, y a iniciativa de los empresarios catalanes D. LLUIS FERRER VIDAL y D. VICTOR MESSA ARNAU, se fundó la también constructora CUBIERTAS Y TEJADOS S.A.

La fusión de ambas compañías en el año 1978 dio lugar a un grupo que bajo la denominación de CUBIERTAS Y MZOV, operaba en diversas actividades diferenciadas y obtenía sus ingresos independientemente de la obras de edificación tanto para clientes privados como para la administración, de la propia promoción inmobiliaria, los servicios urbanos, las telecomunicaciones y la explotación vinícola.

Con el tiempo este grupo resultó objeto de deseo para sus otros competidores del mercado, lo que venía propiciado y acrecentado en parte por la fragilidad en el porcentaje de control que ostentaba en la propiedad el equipo gestor (por aquel entonces la familia MESSA, que en su conjunto, tanto directa como de forma indirecta,  solo controlaban el 12,75% del capital), como por las ganas de ganar tamaño de otros operadores, que a través de la posible suma mediante una compra de CUBIERTAS Y MZOV, mostraban sus deseos de ganar tamaño y conseguir mejorar su posición en el ranking del sector.

En ese momento esta situación dio lugar a una guerra frenética entre las constructoras ENTRECANALES Y TÁVORA y FERROVIAL principalmente, quienes controlaban conjuntamente entre ambas empresas paquetes importantes de acciones de CUBIERTAS Y MZOV, por hacerse con el control de la misma, resultando finalmente triunfador de la disputa, pero ya en el año 1996, el grupo ENTRECANALES. Este paso sería el nacimiento de la ACCIONA actual, que por aquel entonces se bautizó bajo las siglas de la marca  NECSO.

ACCIONA aumenta su beneficio ordinario hasta 155 millones de euros | iAgua

La compañía resultante de todos estos movimientos corporativos era un nuevo gran grupo empresarial e industrial que se hallaba correctamente diversificado en su actividad, con presencia internacional en diversos mercados y gestionada por la segunda generación de la familia fundadora, los hermanos JOSÉ MARÍA y JUAN ENTRECANALES AZCÁRETE, y donde ya se veía incipiente la incorporación a la misma de una tercera rama representada por los actuales presidente y vicepresidente del grupo, los primos JOSE MANUEL ENTRECANALES DOMECQ e IGNACIO ENTRECANALES FRANCO.

GRUPO ACCIONA establecía a partir de ese momento los tres pilares fundamentales en los que se iba a basar en el futuro el negocio del grupo: infraestructuras, energía y servicios relacionados con el agua. Hoy el grupo cuenta con una plantilla superior a los 39.700 empleados (un 2,89% superior a la que tenía a finales de año 2018), estando presente en más de 40 naciones y con ventas entre todas sus divisiones de 7.191 millones de euros, capaz de generar un EBITDA al cierre del ejercicio 2019 de 1.357 millones de euros que proporcionó un beneficio después del pago del impuesto de sociedades de 352 millones a la sociedad matriz.

Precisamente en esos años la suma de diferentes factores tales como la privatización de empresas públicas por parte del Gobierno, la facilidad crediticia por parte de las entidades bancarias para financiar la totalidad de supuestas operaciones corporativas, la guerra desmedida entre grupos constructores nacionales por ganar tamaño y la diversificación en los negocios como vía para garantizarse la estabilidad futura,  provocó la decisión del grupo ACCIONA de tomar una participación significativa en ENDESA  buscándose para ello de aliado inicialmente a la sociedad italiana ENEL, quien también deseaba controlar la compañía eléctrica española.

ENDESA, que había padecido en sus fueros internos los intentos de compra mediante una OPA hostil lanzada primero por GAS NATURAL, apoyada por su accionista de referencia LA CAIXA, y por la alemana E-ON posteriormente, así como el Gobierno de España vieron con buenos ojos la entrada de ACCIONA y ENEL en el capital de la eléctrica ya que con ello se aseguraban una gestión de la compañía por parte de un grupo empresarial español afín. La banca, fundamentalmente BANCO SANTANDER, no tuvieron problemas en prestar dinero para la operación sin entrar en principio a valorar a fondo el precio de la misma. El alto desembolso efectuado traía consigo en el caso del grupo español que la deuda contraída para el mismo solo podría ser reembolsada con la enajenación de la venta de las acciones adquiridas, por lo que esta situación condicionaba sobremanera la operativa de las empresas implicadas en la operación.

Esta operación realizada en esos momentos, antesala de la crisis financiera mundial surgida en el año 2008, no fue única en el sector. Su competidores; ACS, que adquirió en varias fases hasta el 20% de IBERDROLA, y SACYR, que se convirtió en el principal accionista de REPSOL con una participación en la misma también del 20%, realizaron la misma estrategia, aunque estas últimas a diferencia de la realizada por ACCIONA, terminaran de una forma traumática y ocasionando enormes pérdidas a ambos grupos empresariales.

El GRUPO ACCIONA, ya en el año 2009, consciente del desencuentro con la dirección de ENEL por el control de la gestión de ENDESA decidió aceptar la oferta de compra realizada por el grupo italiano por su participación. Esta operación, que de haberse aceptado posteriormente nunca se hubiera podido llevar a cabo en las condiciones pactadas por el alto precio pagado, fue providencial para el grupo español y le permitió materializar unas plusvalías inciertas en un futuro próximo así como afrontar la crisis incipiente con mayor tranquilidad a la par que le permitiría vislumbrar una visión cierta de lo que hoy es la compañía y de donde obtener sus mayores márgenes comerciales.

El precio de la venta de la participación de ACCIONA en ENDESA totalizó un importe de 11.100 millones de euros, 9.600 millones por la enajenación de las acciones a ENEL más 1.500 millones adiciones cobrados de la propia ENDESA como reparto de dividendos correspondientes a su participación en la compañía.

ACCIONA se comprometió a cambio a adquirir a ENDESA, por un importe de 2.900 millones de euros, una relación de parques eólicos e hidráulicos terminados y en explotación que en su totalidad producían 2.105 megavatios.

A ACCIONA la materialización de la operación le supuso unas plusvalías contables de 1.825 millones de euros así como reducir su endeudamiento consolidado de 17.542 millones de euros hasta los 3.033 millones, cifra más realista y asumible dado para su balance.

ACCIONA EN LA ACTUALIDAD.

El grupo ACCIONA en su concepción actual obtiene la mayor parte del EBITDA de su división de energía, a través de la cual se encuentra presente en la explotación de parques eólicos, hidráulicos, solar fotovoltaico, de biomasa y termo solar. En total y bajo su propiedad opera instalaciones que producen más de 9.600 megavatios anuales, que son capaces de abastecer el consumo energético a más de 6 millones de personas en los 20 países donde tiene presencia.

ACCIONA: Infraestructuras Sostenibles y Energías Renovables

Aunque esta división, que facturó 1.997 millones de euros en el año 2019 apenas representa el  27,7% de las ventas totales del grupo, el EBITDA que proporciona a las cuentas globales se eleva al 62,2% sobre la totalidad obtenida al cierre del ejercicio. Pese a ello, también es el menos extensivo en personal ya que en el directamente trabajan 1.935 empleados, apenas el 4,8% de la totalidad de la plantilla del GRUPO ACCIONA.

Esta división, cuyos inicios se remontan a hace 30 años, independientemente de los trabajos que realiza para el propio grupo, también trabaja para terceros encargándose la misma de todo el proceso, mediante un sistema de llave en mano hasta la entrega una vez finalizadas las instalaciones. Por esta vía y en este periodo de tiempo ha realizado obras que suponen más de 2.000 megavatios de producción.

De todas las plantas en propiedad que posee el grupo ACCIONA, las dedicadas a la energía eólicas son las que muestran mayor capacidad productiva ya que por si solas aportan 7.000 megavatios anuales de volumen, seguidas en segundo lugar por las hidráulicas, donde la compañía tiene gran experiencia en renovación y adecuación de mini centrales así como en la construcción de nuevos proyectos, que generan en total 876 megavatios anuales a su cartera.

En las otras subdivisiones de actividad del área energética cabe destacar su presencia en la rama de biomasa, donde posee tres plantas en las que produce en su conjunto 61 megavatios, la venta por 1.093 millones de euros que realizó en 2018 al grupo CONTOURGLOBAL de cinco instalaciones solares de energía fotovoltaicas capaces de generar 250 megavatios,  así como su experiencia, tanto para su propia gestión como para terceros en dicha especialidad donde lleva instalados más de 1.000 megavatios.

Esta división energética se encuentra estrechamente ligada al negocio eléctrico, encargándose la misma desde la localización de los terrenos para la promoción de la planta, su construcción, puesta en marcha una vez finalizada la misma, su posterior mantenimiento así como la comercialización de la energía producida.

El cambio regulatorio en los sistemas de tarifación e incentivos al fomento de la generación de energías eólicas sucedido en nuestro país a finales del año 2012 resto interés a este tipo de inversiones y en el año 2013 ACCIONA tuvo que realizar un importante ajuste en la valoración final de las mismas en su balance para adecuar su valor en libros a un precio realista de mercado adaptado a las nuevas circunstancias. Esto condujo a la compañía a presentar en ese ejercicio unas pérdidas históricas superiores a los 1.970 millones de euros a la vez veía como se reducían sus fondos propios en un 37,7%.

Sin embargo esta actuación conservadora y la conformidad por parte de la dirección de la compañía en acogerse a la fórmula de tarifa regulada propuesta por la Administración, han permitido a ACCIONA, a partir de ese momento y hasta el año 2025, garantizarse la obtención de una rentabilidad del 7,09% sobre el valor de sus inversiones, que se elevará por ley hasta el 7,39% al finalizar ese periodo y hasta la terminación del año 2031, a la vez que le evita judicializar el negocio en aras a resolver un conflicto y tener una visibilidad clara y atractiva de su negocio eliminando en la manera de lo posible futuros riesgos. Se trata de un negocio intensivo en capital en sus inicios, que requiere capacidad de endeudamiento, pero que aporta buenos márgenes y que por lo tanto permite la realización de plusvalías caso de realizarse operaciones concretas sobre algunos activos.

Problemáticas similares a las sucedidas en España en su momento suceden en otros países donde ACCIONA se encuentra presente. Pese a la concienciación de los gobiernos de la importancia del uso de energías renovables, tal y como sucedió en los Estados Unidos, existen muchas incertidumbres por las decisiones recientemente tomadas por diversas administraciones que pueden llegar a condicionar el funcionamiento futuro del negocio. En este país se han tomado recientemente medidas que encarecen con aranceles de hasta el 30% la importación de paneles solares así como se ha hecho pública la decisión de la Administración TRUMP de la retirada de Estados Unidos como integrante  del Tratado de París que entre sus fines persigue tomar medidas a favor de la lucha contra el cambio climático.

El área de infraestructuras del grupo, que incluye los negocios de construcción e ingeniería, concesiones, agua y servicios, es la que representa mayor volumen de facturación de ACCIONA. Las ventas al cierre del año 2019 fueron de 5.033 millones de euros, de los que el 69% lo aportó la división de construcción. Se trata de una división que en su conjunto aporta márgenes pequeños, pero para la realización de la misma no es necesaria la aportación de gran cantidad de  capital.

La división de construcción de ACCIONA tiene comprometida en su cartera futura pedidos de clientes y obras adjudicadas pendientes de ejecución por un importe de 6.505 millones de euros, lo que le permite tener cierta estabilidad en su planificación y organización interna.

Los trabajos que ha realizado esta división con éxito a lo largo de su historia son muy extensos. En los diez últimos años la compañía ha construido más de 1.700 km de carreteras, 600 puentes, 150 km de túneles y 100 km de viaductos. Asimismo ha participado en la realización de vías para el AVE, ferrocarriles convencionales, metro y tranvías en países como Australia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Puerto Rico, Noruega, Alemania, Italia y España, que en su conjunto suponen en los últimos 25 años la realización de más de 1.800 km de obra pública.

Otro punto fuerte de esta división y donde es referente mundial por su experiencia son la realización de grandes obras portuarias, tanto en puertos, diques secos, astilleros, muelles como en canales de navegación, así como la construcción de estructuras especiales metálicas para proyectos complejos y de rápida ejecución. Independientemente de ello, aunque en una pequeña proporción, ACCIONA realiza obras de edificación, tanto en residencial como en el sector terciario y de oficinas, bien para terceros como para su propia inmobiliaria.

En cuanto al área de concesiones, englobada también dentro del grupo de infraestructuras de ACCIONA, la compañía ha llegado a gestionar más de 39 proyectos finalizados a los que da una vez puestas en valor rotación según las oportunidades financieras que puedan surgir en el mercado. Los 17 activos concluidos y en explotación que tiene actualmente en su cartera se encuentran situados en España, Canadá, México, Chile, Australia, Nueva Zelanda y Brasil.

Acciona ofrece su servicio de motosharing en Gandía con una flota ...

Las ventas de este área, que en el año 2019 sumaron 78 millones de euros en ventas y generaron un EBITDA al grupo de 33 millones, proceden de la explotación y gestión de infraestructuras relacionadas con el transporte (autopistas, ferrocarril y puertos), la salud y la educación (conciertos en hospitales y residencias de estudiante) y en menor medida telecomunicaciones y explotación de otros servicios ciudadanos.

El negocio relacionado con el agua, que representa el 10,54% de la cifra de negocio consolidada de ACCIONA y aporta el 5,10% del EBITDA del grupo, se dedica a la captación, potabilización, depuración y retorno al medio ambiente del liquido tan necesario para la vida humana. El grupo emplea en esta división un total de 3.740 empleados y trata anualmente más de 1.030 Hm3 de agua.

En la división de servicios, que emplea a más de 18.595 personas, el grupo realiza servicios para distintos organismos tales como limpieza, servicios aeroportuarios y logísticos, mantenimiento, transporte sanitario, etc., que le han llevado a facturar en el año 2019 la cantidad de 824 millones de euros (11,46% de las ventas totales) con un EBITDA a sus cuentas de 43 millones.

Por último, en cuanto a las otras líneas de negocios que realiza  el GRUPO ACCIONA ajenas a su actividad principal, esta tiene participaciones en otras compañías que bajo la denominación interna de otras actividades y gestionadas por la propia compañía, engloban la participación de la compañía en otros negocios diferenciados.

Independientemente de ACCIONA INMOBILIARIA, con presencia en promociones residenciales tanto en ciudad y en costa como en proyectos residenciales, la compañía posee la propiedad de la primera sociedad gestora de fondos e intermediación bursátil no vinculada a entidades financieras de España, BESTINVER, que por sí sola gestiona un patrimonio de terceros superior a los 6.000 millones de euros, y la empresa vinícola BODEGAS PALACIO, que cuenta con cultivos en las denominaciones de origen de Rioja, Rivera de Duero, Rueda y Toro.

ROTACIÓN DE ACTIVOS. TRANSMISIÓN DE SOCIEDADES PARTICIPADAS.

GRUPO ACCIONA, siguiendo una estrategia implantada en el sector y que también efectúa el resto de sus competidores, realiza una política de rotación en sus activos y participaciones no estratégicas siempre que con ello obtenga valor para sus accionistas,  bien porque se considere en ese momento que el negocio que se dispone a enajenar carece de sentido dentro de su cartera,  bien ante una buena oportunidad de venta que haga que merezca la pena desprenderse del activo.

Este tipo de operaciones y la posible liquidez que en ellas se genera van acompañados por el posicionamiento de la compañía en otras actividades que normalmente sirven para reforzar posiciones mediante nuevas adquisiciones de activos en las líneas esenciales estratégicas del grupo. A veces también la tesorería generada en las mismas es usada para rebajar el fuerte endeudamiento de la compañía, que por otra parte, se encuentra en una franja razonable y asumible si se compara con el resto de sus competidores.

Entre las operaciones más importantes realizadas en el año 2019 figura la venta de los todos los derechos que el GRUPO ACCIONA poseía en su participada ATTL CONCESIONARIA al fondo de inversión FORTRESS. Esta compañía, donde ACCIONA tenía una participación en su capital superior al 70%, poseía la concesión de la gestión del servicio de abastecimiento de agua en la zona Ter-Llobregat y después de la anulación judicial de la misma, ACCIONA ha encontrado una solución razonable al problema que se planteaba con esta actuación. Por un lado ha cobrado 53,8 millones de euros de indemnización reconocida en la sentencia, y por otro, las diferencias demandadas por la compañía que ascendían a más de 1.075 millones de euros, tanto por los derechos de cobro en la concesión prolongados en el tiempo como por los posibles perjuicios por las indemnizaciones que pudiera tener por el cese de negocio, han sido transmitidos por la cantidad de 213 millones de euros al mencionado fondo quien a partir de este momento se encargará de reclamar los mismos a quien proceda.

ACCIONA ha sabido sacar rentabilidad durante el año 2019 a las acciones propias que la compañía tenía en su cartera al cierre del año precedente. Ha sido capaz de vender un 4,34% de participación conservando todavía en su poder el 0,72%  del capital al cierre del balance del ejercicio concluido recientemente.

A estas operaciones habría que añadir las realizadas por el grupo durante el año 2018. De ellas quizá la más importante por su importe y transcendencia histórica es la venta de su participación en la naviera TRANSMEDITERRANEA en posesión de ACCIONA desde su privatización en el año 2002.

Su venta al GRUPO NAVIERA ARMAS le supuso la entrada de liquidez por un importe de 388 millones de euros, de los cuales 260,4 millones lo fueron por la enajenación de su participación en la compañía y el resto por el cobro de préstamos que ACCIONA había concedido a TRANSMEDITERRANEA para su propio funcionamiento.

La operación supuso para ACCIONA en sus cuentas anuales cerradas en 2018 un impacto positivo de 44,8 millones de euros.

Por el contrario la realización de esta operación y el aumento del endeudamiento que supuso para el comprador el llevar a cabo el pago de la misma unido a problemas internos existentes en la gestión de la compañía no valorados en su momento en su justa medida han llevado a NAVIERA ARMAS a una situación complicada que le va a ver obligada a tener que pactar con sus acreedores financieros una refinanciación de su deuda que en estos momentos asciende a más de 665 millones de euros.

También en el año 2018 hay que sumar la venta, comentada anteriormente en este articulo, de ACCIONA TERMOSOLAR a CONTOURGLOBAL y que le supuso una plusvalía en sus cuentas a ACCIONA de 53 millones de euros y la enajenación de la participación que el grupo tenía en TESTA RESIDENCIAL SOCIMI al fondo BLACKSTONE que le originó un margen de 47,5 millones de euros así como el recobro de 201 millones aportados. A estas desinversiones habría que sumar la venta de dos edificios de oficinas cuyo valor contable era superior a 93,5 millones de euros.

En cuanto a las adquisiciones de compañías realizadas por ACCIONA en el último año destacan las siguientes:

  • Mediante OPA la compañía elevó su participación en la constructora polaca MOSTOTAL WARSZAWA, donde ya poseía la mayoría de su capital con un 50,09%, hasta el 62,13% que actualmente posee. Esta participación fue suscrita por ACCIONA CONSTRUCCIÓN.
  • Adquisición de AURIGA SPORTS, compañía dedicada a la organización de eventos, producciones y diseños por un importe de 13,8 millones de euros.
  • Adquisición, mediante entrada en el capital de BESTINVER por aportación de negocio, del 100% de FIDENTIIS EQUITIES y FIDENTIIS GESTIÓN SGIIC. El importe de esta operación supone una cifra de 30,9 millones de euros y de ella se desprende una valoración actual de BESTINVER que se sitúa en el entorno de 974 millones de euros.
  • Diferentes operaciones, primero con la suscripción de una ampliación de capital y luego con el lanzamiento de una OPA, con la compañía alemana NORDEX, dedicada principalmente a la fabricación de turbinas eólicas, que supusieron para ACCIONA ENERGIA un desembolso de 99 millones de euros, y que de momento al estar esta compañía cotizada en bolsa, le han supuesto fuertes pérdidas por la diferencia con el precio actual en su cotización. Mientras la compra fue realizada a precios que oscilan entre 10,21 y 10,34 euros la acción, el valor actual de la misma se sitúa en 7,34 euros.
  • Adquisición a BANCO SANTANDER de los terrenos donde se situaba la antigua sede de BANESTO en la calle Mesena de Madrid. Esta operación, de gran calado económico, está destinada a albergar la nueva sede del grupo ACCIONA y de momento ha supuesto el desembolso de más de 200 millones de euros para la adquisición de los terrenos estando previstos al menos 100 millones de euros más para la realización final de la edificación.

VISIÓN DE ACCIONA.

Por sus años de experiencia, su trayectoria, la vinculación de sus accionistas de control en la gestión de la compañía, su presencia internacional y la diversificación de sus negocios con gran presencia en sectores como el energético que le asegura su facturación futura independientemente de los ciclos económicos, ACCIONA es una empresa excepcional dentro de los grandes grupos constructores cotizados españoles, y por lo tanto, en una situación de crisis como la que puede atravesar nuestro país en el futuro próximo fruto de la pandemia COVID-19, es en principio, el menos expuesto a sus consecuencias.

El descenso en sus ventas en el año 2019 cifrado en un 4,2% de su facturación, apenas tiene consecuencias si tenemos en cuenta que el EBITDA del grupo creció un 9% en ese ejercicio.

Las inversiones realizadas por la compañía en el sector energético, que sin contar el desembolso realizado por las acciones de NORDEX, suman la cifra de 509 millones de euros garantizan futuros flujos de caja una vez culminadas las ejecuciones de obra. Es un negocio que la compañía conoce a la perfección y en el que ha demostrado perfectamente que sabe moverse.

Estas inversiones han supuesto un ligero aumento del endeudamiento, al pasar su ratio deuda/EBITDA al 3,92 frente al 3,48 del año 2018, con un crecimiento del 12,6%, si bien es cierto que esto es debido a un aumento superior al 42% en sus compromisos de inversión con respecto a los del ejercicio precedente.

ACCIONA, en un momento donde la liquidez en los negocios se presenta esencial, tiene concedida financiación para su circulante, que al cierre del año 2019 no tenía dispuesta, por un importe de 2.130 millones adicionales y con un vencimiento medio de 3,5 años, lo que le va a permitir cumplir, aunque sea con pequeñas desviaciones, su plan de negocio y asegurarse el buen fin de sus proyectos.

A continuación adjuntamos diferentes datos que pueden ser considerados interesantes para poder profundizar en el trabajo realizado.

 

DATOS RELACIONADOS

¡Sé el primero en comentar!
Comentar