Situaciones en las que no te cubre el seguro de auto

¿Cuándo no te cubre el seguro de auto?

Al contratar una póliza es necesario conocer en qué momento la compañía apoyará y en qué circunstancias no lo hará.  Para ello es indispensable leer los términos y condiciones del contrato, y preguntar al asesor cualquier duda.

A continuación se enlistan algunas situaciones en las cuales la aseguradora no brindará la indemnización o reparación.

No contratar la cobertura adecuada

Las coberturas básicas son mucho más baratas que las completas, sin embargo, no cubrirán los desperfectos ocurridos al auto asegurado en un choque. En especial,  si se contrató la de Responsabilidad Civil, pues dentro de su paquete no considera la cobertura de Daños Materiales y Robo Total. Aunque la póliza Limitada sí lo hará, en cuanto a la sustracción de la unidad, pero sigue siendo escasa la protección pues no se encontrarán otros apoyos por parte de la compañía como Auto Sustituto, Deducible Cero, Extensión de Responsabilidad Civil, entre otras.

Muchas reclamaciones realizadas a la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, CONDUSEF, son rechazadas porque el asegurado no leyó las condiciones de su contrato en la que se incluyen las exclusiones y las coberturas contratadas.

 Manejar en estado de ebriedad

La mayoría de las compañías de seguros de auto no harán la reparación ni indemnización del automóvil asegurado, si la persona al sufrir una colisión vial estaba bajo los efectos del alcohol o había consumido algún tipo de droga no prescrita por algún médico.

Para ello algunas instituciones como HDI cuentan con una cobertura especial de chofer privado cuando el titular de la póliza se encuentre imposibilitado para manejar su auto debido a consumo de alcohol. No obstante, el servicio está limitado a tres eventos por años de contrato y se proporciona únicamente a conductores cuyo domicilio se encuentre alrededor de 50 kilómetros de distancia del lugar donde se solicitará el apoyo.

Multas administrativas

Las infracciones que haya tenido el conductor debido a una falta al reglamento de tránsito, como no acatar el programa Hoy No Circula, no pasar el alcoholímetro o ser acreedor a una fotomulta, no lo cubrirá la aseguradora ya que sólo lo hace en caso de que dicho agravio se haya generado debido a algún siniestro en el que se vio envuelto el auto asegurado.

En ese caso, la garantía de Defensa Legal podría ayudar al asegurado en algunas asistencias  jurídicas que se requieran como pago de fianzas, honorarios a abogados, gastos por corralones, entre otras. No obstante, es necesario no haber quebrantado alguna exclusión del contrato del seguro, como estar alcoholizado en el momento del  choque o haber participado en arrancones.

Circular por caminos intransitables

Es verdad que la compañía puede brindar asistencia mecánica si caíste en un bache o si debido a una inundación algunos componentes del auto dejaron de funcionar. Pero si el carro estuvo circulando en terrenos no convencionales tales como lugares de terracería, playas, bosques o sitios no adecuados para manejar un auto, la aseguradora no reparara los daños provocados.

En caso de que la unidad sea todo terreno y sea utilizada para manejar en esos sitios, es mejor comentarlo al ejecutivo porque hay pólizas adecuadas para este tipo de coches en las cuales la compañía podría reparar el chasis y suspensión que son las partes más afectadas por caminos complicados.

Otro tipo de uso del auto

Al contratar un seguro de auto, e incluso al compararlo en los cotizadores online gratuitos, como Rastreator, se pregunta el uso que se le hará a la unidad, ya que se generan pólizas diferentes para unidades comerciales, de transporte público y particular.

Por lo que si se cuenta con un carro tipo Van y en el contrato del seguro se ha estipulado que es de uso particular, y sin embargo, se está utilizando como transporte escolar y llega a ocurrir un siniestro vial, la compañía podría averiguarlo y no apoyará en reparación o indemnización de la unidad perjudicada. Lo mismo si es el vehículo es utilizado para arrancones.

En caso de que el auto se esté utilizando para fines de enseñanza, carreras o pruebas de seguridad profesionales o de manera aficionada, se puede realizar un convenio expreso para que la unidad quede amparada por la aseguradora.

Confiscación

Los daños o pérdida total debido a alguna incautación de la unidad por las autoridades legalmente reconocidas no suponen una obligación para la compañía. Especialmente si la unidad fue utilizada en alguna rebelión, crimen organizado o cualquier acto violento o delictivo. Asimismo si fue manejado para algún servicio policial, de emergencia o militar.

Carecer de la licencia de manejo

Algunas compañías condicionan esta exclusión, ya que puede que no se tenga la licencia a la hora de que ocurrió el siniestro, pero aun así la aseguradora apoyará en algún siniestro vehicular.

Aunque cabe señalar que la institución podría deslindarse completamente de la asistencia si la persona ni siquiera tramitó la licencia de conducir. Puede parecer imposible, ya que es un requisito para contratar un seguro de auto, sin embargo, podría suceder que cualquier otra persona que no fuera el titular de la póliza condujo el auto asegurado cuando ocurrió el siniestro y no contaba con el carnet de manejo.

Falla mecánica por uso

El desgaste natural de la unidad no será amparada por la compañía, tampoco alguna falla mecánica provocada por su uso, pero en caso de que haya ocurrido por algún riesgo amparado en la cobertura de Daños Materiales como eventos meteorológicos, la asegurada sí hará la recomposición o pago de la unidad si es pérdida total.

También la compañía se deslindara si se sobrecarga el auto o si se somete a alguna tracción excesiva que no va de acuerdo a su capacidad original. Tampoco se hará cargo de los daños ocasionados en viaductos, puentes instalaciones subterráneas o cualquier vía pública, que se hayan perjudicado a consecuencia de dichas fallas mecánicas en el carro. Lo mismo si se daña al medio ambiente.

Abuso de confianza

Este delito consiste en que una persona se apropia indebidamente de algún bien asegurado, en este caso el automóvil, de un conocido. Es decir, se le presta la unidad más no se le ha permitido que se apropie de ella.

Muchas aseguradoras no respaldan los daños provocados por esta trasgresión, más si los causantes fueron familiares de asegurado o que dependan económicamente de él.  De igual modo si aparecen como asegurados en la carátula de la póliza. 

Autopartes no estipuladas en el contrato

A veces se requiere de una cobertura extra para asegurar equipo adicional que se le haya incluido a la unidad. Por ello, cuando se haga alguna modificación al carro se deberá avisar a la compañía para realizar algún tipo de endoso, ya que el no hacerlo, significa que los daños o robo de  estos aditamentos no serán cubiertos en caso de algún siniestro.

Fraude

Cuando se vende la unidad asegurada y existe algún tipo de fraude, como la entrega de un cheque sin fondos, la compañía excluirá la reclamación por Robo del carro.

Estos son algunos situaciones en las que el seguro de auto no amparará. En realidad, muchas de estos puntos dependen completamente del conductor por ello es indispensable que al contratar la póliza se estipulen de manera adecuada las coberturas, las personas que conducirán el auto asegurado y el uso que se hará al auto para no tener ningún problema a la hora de solicitar los servicios de la aseguradora. 

Asimismo es importante no olvidarse de hacer los pagos de la póliza en tiempo y forma.

 

¡Sé el primero en comentar!