¿Cómo ayuda el seguro de auto en un choque?

¿Cómo ayuda la aseguradora en caso de choque automovilístico?

Aunque se sea un buen conductor, estamos expuestos a una colisión automovilística que provoque no sólo daños materiales, sino lesiones corporales y, en ocasiones muy extremas, la muerte de conductores y pasajeros. Estos eventos no son aislados, pues se tiene estimado que en México ocurren cerca de 100 accidentes viales cada hora, esto según Quálitas, una de la principales aseguradoras del país.

Asimismo, datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) indican que en los últimos dos años se registraron más de 360 mil accidentes de tránsito en la República Mexicana, de los cuales murieron más de cuatro mil personas.

Por ello la importancia de contar con una póliza de auto que proteja tanto al conductor como las personas que se encuentra dentro o fuera, puesto que los peatones también son los usuarios más vulnerables y un seguro vehicular también los puede asistir.

En caso de un choque con otro auto, se tiene que llamar de inmediato a la aseguradora y comprobar que todos los presentes se encuentren bien.

¿Cómo usar el seguro en caso de una colisión?

Cuando se llama a la compañía se tendría que brindar la siguiente información: nombre completo del titular, folio de la póliza, teléfono de contacto y lugar del accidente. Además se deberá señalar las características de la otra unidad afectada. El asesor te brindará un número de siniestro y posteriormente un ajustador llegará al lugar del hecho.

El ajustador llegará en aproximadamente 45 minutos, este tiempo depende más del tráfico o el lugar donde te encuentres porque puede ser en una carretera y la asistencia podría tardar un poco más.

¿Se tiene que mover el auto mientras llega el ajustador? Eso obedecerá a si las unidades están evitando que circulen los demás autos o se infrinja alguna ley de tránsito; si están afectado la circulación se tendrá que mover el coche. Pero no es de preocuparse, los ajustadores cuentan con un manual de deslinde de responsabilidades en el cual podrán saber quién es el responsable por los golpes o por el tipo de calles o avenidas en las que los autos estaban conduciendo.

Una vez que arribe, perito de siniestro, solicitará apoyo de alguna unidad de emergencia o patrulla, dependiendo el caso. Además éste debe preguntar cómo te encuentras y tiene que identificarse con algún gafete de la aseguradora que representa. Luego requerirá que expliques cómo ocurrieron los hechos para que lo redactes en algún formato de aviso de accidentes.

Antes de determinar quién es el responsable, requerirá que le presentes tu póliza, tarjeta de circulación y licencia de conducir. Después determinará al responsable del siniestro de acuerdo al Reglamento de Tránsito y la guía de deslinde de la Asociación Mexicana de instituciones de Seguros (AMIS).

¿Qué pasa si los involucrados no aceptan la responsabilidad del accidente?

El perito tendrá que solicitar apoyo legal de las autoridades como el Ministerio Público. Todas las pólizas cuentan con la cobertura de Asistencia Jurídica en donde las instituciones de seguros solventan los honorarios de la defensa legal y pago de fianza hasta el límite de la suma asegurada, siempre y cuando dicho siniestro se haya derivado por un accidente vial, no por infracciones a la ley.

¿Cómo es el apoyo por parte de la compañía si hubo lesiones o el auto sufrió averías?

Toma en cuenta qué coberturas tienes contratadas en tu póliza, si es la de Responsabilidad Civil  y te viste envuelto en el choque, tu compañía podrá resarcir los daños provocados al otro, además de las lesiones que haya sufrido, pero no los perjuicios a tu personas ni a tu vehículo, para ello necesitas una cobertura completa como Amplia o Amplia Plus que cuenta con las coberturas:

  • Responsabilidad Civil.
  • Daños Materiales.
  • Robo Total.
  • Gastos Médicos a Ocupantes.
  • RC en Estados Unidos y Canadá.
  • Asistencia Vial como envío de gasolina, grúa, mecánico, cerrajero, etc.

Si cuentas con ese paquete, el justador te comentará lo que procederá. Si hay heridos llamará a una ambulancia o brindará un pase para el servicio médico para ti o algún acompañante lesionado. En caso de que el auto no pueda circular por cuenta propia, solicitará una grúa para que lo lleve al centro de reparación, además de entregarte un comprobante o volante de admisión al taller.

¿Cómo es el proceso de reparación del auto por parte de la compañía?

Como cliente puedes elegir el taller o agencia de reparación que necesites. Cabe aclarar que sólo las unidades nuevas o menores a dos años pueden ser arregladas en una agencia, y si cuenta con más antigüedad será en un taller de reparación aunque hoy en día hay coberturas especiales en donde se envía la unidad hasta con diez años de fabricación a una sucursal de la marca del coche asegurado.

En algunas filiales se tendrá que presentar los siguientes documentos: aviso de accidente, póliza, reporte del incidente, licencia de manejo y el volante de admisión.  En menos de tres días podrían brindarte el diagnóstico de tu auto y para recoger la unidad es posible que tengas que pagar el deducible estipulado.

El deducible es una cantidad que tendrás que resarcir de tus bolsillos: el porcentaje para Daños Materiales suele ir del 5 al 10% del valor estipulado en la factura. Es decir, si tu unidad cuesta 180 mil pesos y el importe a pagar es del 5%, tendrás que dar 9 mil pesos. Este monto se liquida en el centro de reparación del auto.

Toma en consideración que si los daños de tu carro son menor al monto del deducible, probablemente la compañía no realice la restauración a tu unidad.

Pero si los perjuicios son mayores al 50 o 60% del valor de tu coche, probablemente sea considerado como pérdida total y el deducible se descontará en la indemnización.

Documentos para reparación o pérdida total

Puedes dirigirte a un centro de atención o enviarlo por correo electrónico, dependerá de tu compañía. Podrían solicitar lo siguiente:

  • Comprobante del pago del deducible.
  • Identificación oficial.

Documentos si el auto fue declarado como Pérdida Total

  • Factura original.
  • Identificación oficial.
  • Póliza.
  • Baja de placas.
  • Últimos cinco pagos de tenencia.
  • Comprobante de verificación.
  • Llaves del auto.
  • Número de cuenta del banco o CLABE interbancaria.

El pago se hace mediante una transferencia electrónica, aunque también pueden entregarla en un cheque. Por lo general, esta indemnización se hace en pocos días o hasta en menos de uno, pero no deben de pasar 30 días para que caiga el pago.

Cabe destacar que hay beneficios como Auto Sustituto donde la compañía puede rentar un auto por tiempo limitado, para tu uso mientras la unidad es arreglada. Para ello tienes que contar con los requisitos de la arrendadora como una tarjeta de crédito. De igual manera, otras compañías pueden exentar del pago del deducible e indemnizarte en pocos días o por cada día de retraso de pago brindarte un monto adicional.

Para conocer los beneficios que cada aseguradora brinda, antes de contratar es necesario comparar las ofertas de cada compañía.  Con la tecnología es más sencillo realizar este proceso ya que hoy en día existen compradores online, como Rastreator que en minutos muestran lo que ofrece cada institución y su forma de contratación como en Rastreator, un cotizador en línea que en 45 segundos visualiza en su plataforma las coberturas y garantías de las instituciones de seguros de su panel.

¡Sé el primero en comentar!