Aumento al impuesto a la inversión en instrumentos de deuda podría ser frenado por los partidos de oposición

Ahorrar en México es un tema que sigue siendo un lastre para la sociedad. Muy pocos mexicanos ahorran y los que lo hacen generalmente utilizan formas que están fuera del marco de la ley, con lo que es común que existan pérdidas en el patrimonio y rezagos en materia de inclusión financiera.

 

Aumento al impuesto a la inversión en instrumentos de deuda podría ser frenado por los partidos de oposición

 

A esto se suma un lastre más. Los impuestos. Por eso se vislumbra un choque entre la actual administración y los partidos de oposición: El PAN, PRI y Movimiento Ciudadano que anunciaron que interpondrán una controversia constitucional si es que llegase a aprobarse en la Cámara de Diputados el impuesto al ahorro. Entre tanto la Cámara de Senadores se negó a eliminarlo, las voces se levantan solicitando que el actual gobierno cumpla su palabra que fue no incrementar los impuestos.

 

La Comisión Hacendaria de la Cámara de Diputados tiene cita el próximo martes 29 de octubre y es probable que acepten los cambios realizados en el Senado a la Ley de Ingresos y por consecuencia al paquete fiscal que se votará al día siguiente.

 

El incremento al ahorro pegará en un entorno en donde las tasas de interés están disminuyendo, el escenario augura que durante los próximos meses el precio del dinero se seguirá abaratando y por consecuencia los impuestos a la adquisición de títulos de deuda (Como los Pagarés, Cetes o fondos de inversión de Deuda)  tendrán un impuesto más alto como proporción a lo que tenían antes. El impuesto pasará de 1.04% al 1.45%, es decir, tendrá un aumento de 46 puntos base.

 

No importa de cuánto se invierta, la proporción de este impuesto será la misma, para cualquier monto. Este impuesto plantea una contradicción entre lo que se ha planteado en esta administración: Mejorar la inclusión financiera. Cualquier impuesto es restrictivo y un impuesto a una actividad tan poco promovida como el ahorro y la inversión tendrá como resultado un freno.

 

Aun no se ha dicho la última palabra, el deseo es que todo impuesto contribuya a mejorar las condiciones de los ciudadanos que lo pagan, en el caso de este impuesto, pare ser que más allá de cómo se utilice, no ayuda en nada que lo incrementen.

  1. #2
    Titacorona50

    Aclaro que el aumento para 2019 fue de o.46 al 1.04 un 126% y ahora quieren un 40% mas quedando en 1.45% MINTIENDO el gob de amlo de NO SUBIR IMPUESTOS.Que manera de incentivar EL AHORRO ?

  2. #1
    Luigi1

    Gracias por compartir esta información, Edgar.
    Desafortunadamente esto es peor de lo que parece. La forma de tasar el ahorro en México no tiene (casi) comparación, de hecho con Italia es el unico páis donde se grava no la ganancia sino el capital (y pasa así a ser en toda regla un impuesto patrimonial!).
    Si se tasara la ganancia con un impuesto del, por ejemplo, 25% sobre la ganancia, esto comportaría que cuanto mas gano mas aporto al estado, pero siempre estaría aportando el 25% de lo que gano (y esto de todas formas va contra la progresividad de los impuestos, que tendrían que cobrar mas donde hay mas ganancia, y no al reves).
    Pero el impuesto como está estructurado no tiene para nada en cuenta la ganancia! Es un impuesto sobre el capital que genera eventualmente una ganancia... y si los tipos de intereses cayesen, como en Europa, a 0% o a intereses negativos? Este impuesto seguiría gravando sobre el capital, generando perdidas al patrimonio sin que haya ganancia. Hay poco de así absurdo por el mundo!

    1 recomendaciones