Desde hace meses la inquietud era cuándo se iba a reflejar la disminución de inversionistas extranjeros en México. Desde el anuncio de la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, varias voces se levantaron pronunciándose por la falta de certeza que se estaba mostrando desde México hacia afuera.

 

Mal dato. Inversión en CETES en manos de extranjeros disminuye

 

Esta inquietud empieza a cobrar factura. La tenencia de valores gubernamentales en manos de extranjeros ha tocado su nivel más bajo desde el año 2012. De acuerdo al Banco de México, los extranjeros son tenedores de el equivalente a 107 mil 900 millones de dólares.

 

En el mes de octubre los inversionistas extranjeros recortaron su participación en bonos de corto plazo, la participación en CETES disminuyo casi un 35 por ciento versus el inicio de este año (94 mil 510 millones menos), mientras que en Bonos largo plazo (Conocidos como M´s) la subió 41 mil 415 millones de pesos.

 

La relevancia en la salida de capitales, no ha tenido un impacto en las finanzas públicas, pero eso no significa que no sea un tema al que se le preste atención. En el futuro, Pemex tendrá que afrontar su posible pérdida del grado de inversión ante Standard and Poor´s, algo que ya sucedió con Fitch Ratings.

 

Entre los factores que han mitigado una salida de capitales de fuertes magnitudes, es la tasa de interés que México tiene, aunque esto podría cambiar en el mediano plazo. El día de ayer, el Banco de México recortó la tasa 25 puntos base y es muy probable que en diciembre exista otro recorte para llevarla a niveles de 7.25% antes de que concluya el año. Una menor tasa representa un menor beneficio para los inversionistas extranjeros en un entorno de inquietudes que genera la desaceleración de la economía mexicana.

 

En los próximos meses los inversionistas deberán tener el radar puesto en el comportamiento de las finanzas públicas mexicanas y cómo responderán a un entorno en donde el mundo crece cada vez más lento.

¡Sé el primero en comentar!
Comentar