Cetes como herramienta para crear cultura financiera en niños

En general, la cultura financiera es pobre en nuestro país, justamente para combatir el analfabetismo financiero es que por nuestra cuenta debemos enseñarla a otros y entre más jóvenes adquieran esos conocimientos se alcanzan mejores resultados. Uno de los elementos más importantes de la educación financiera es fomentar el hábito del ahorro, pues se ha demostrado que ello permite construir patrimonio, adquirir bienes y fomentar el emprendimiento. 

 

Una forma de introducir a los niños en la cultura y beneficios del ahorro con cobro de interese es abriéndoles una cuenta de Cetes Directo Niños, de esta forma les creas un portafolio de inversión muy básico con el cual comenzaran a entender los conceptos de ahorro, plazos, cobro de interés, etcétera.
 
Cetes Directo permite abrir cuentas para cualquier menor de edad como hijos, sobrinos o ahijados. Para abrir una cuenta de Cetes Directo Niños se debe registrar un adulto como el titular de la cuenta, luego con el CURP del menor se genera su contrato individual por cada niño.
 

¿Qué aprenderá el niño con una cuenta de Cetes?

Conceptos que trae consigo el ahorro como:
  • Plazos de inversión.
  • Cobro de intereses.
  • Ahorro recurrente.
  • Reinversión automática.
 
Actualmente los Cetes no son una opción de inversión porque ofrecen rendimientos por debajo de la inflación, pero dejando de lado esa depreciación, son una buena herramienta para enseñarle a los pequeños que la inversión en instrumentos financieros les ayudará a que su dinero no pierda valor, se incremente con los intereses que genera para luego crear riqueza con él. 
 
La educación financiera debe comenzar cuando somos niños, porque ese es el momento donde se crean muchos de los hábitos que nos acompañarán durante nuestra ida. Esta es la base para hacer conocedores de los servicios financieros y hacer que ellos trabajen para nuestras finanzas personales. 




Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!