Rankia México Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia España Rankia Italia Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder
¡Bienvenido a Rankia México! Volver a Rankia Colombia

Introducción.

Toda inversión requiere de una correcta planificación de los riesgos, y el rendimiento asociado al periodo temporal comprendido y establecido para realizar nuestra inversión. Como tal, existen muchas razones por las que podamos invertir, y es precisamente porque existen varios motivos que, de acuerdo a este, resulta necesario establecer un plan de inversión bajo un esquema temporal acorde a nuestras necesidades. Es diferente requerir invertir porque deseamos incrementar nuestro capital y usar el dinero en un viaje dentro de 3 años, a que inviertas porque necesitas un guardadito para tu retiro en unos 20 o 30 años, o para que puedas empezar un pequeño negocio. 
Cada objetivo cuenta con su propio margen temporal, y es importante comprender que existen, por lo tanto, instrumentos a los cuales podemos invertir para obtener rendimientos, tanto a un corto como a un largo plazo. Sin embargo, un error bastante común es suponer que invertir en instrumentos con diferentes márgenes temporales es un proceso similar, o que las técnicas usadas son las mismas; incluso que los mismos instrumentos pueden ser usados para cualquiera de estos márgenes temporales, lo cual claramente es un error que podría provocar problemas serios sobre nuestro capital. Ciertamente, se puede perder mucho dinero por creer que un instrumento te ayudara a generar rendimientos tanto para el corto o largo plazo. 

Para fines prácticos, supongamos que existen dos márgenes temporales en que podemos realizar una inversión: 
  • inversiones en el corto plazo, o 
  • en el largo plazo. 

Inversiones de largo plazo.

Una inversión a largo plazo generalmente ofrece una probabilidad de maximizar el rendimiento durante un período de 10, 15, 20 o mas años, en lugar de brindarte un rendimiento alto en solo unos pocos años. Algunos de los vehículos mas populares de inversión a largo plazo suelen encontrarse las acciones y los fondos indexados (a pesar de que, con ciertas estrategias, se pueden generar rendimientos con acciones en periodos menores al año). El invertir a largo plazo normalmente implica un mayor riesgo debido a que existe un horizonte de tiempo más largo y lejano, por lo que el rendimiento esperado de dichas inversiones suelen ser elevados en comparación a varios instrumentos de corto plazo.
Para inversiones en el largo plazo es recomendable invertir en instrumentos que, a grandes periodos de tiempo, su comportamiento histórico refleje que tendera a crecer, tal y como ocurre con los fondos indexados, o algunos ETFs. Una característica importante de los instrumentos de largo plazo es que suelen ser productos no tan líquidos, de tal manera que no podremos observar nuestras ganancias, ni disponer de ellas en un periodo de tiempo pequeño. Otra característica importante es que, debido a que consideramos periodos largos de tiempo, las variaciones en los valores de estos suelen seguir el comportamiento de largo plazo (es decir, el comportamiento tendencial de los valores del activo), y por lo tanto no tenemos que preocuparnos por las variaciones en el corto plazo. (como las variaciones estacionales, o las variaciones provocados por sucesos que impacten de manera coyuntural, pero no estructural como tal). Las FIBRAS también podrían ser una opción muy buena para inversiones en el largo plazo, ya que el sector de inversiones en bienes raíces tienen un comportamiento histórico que tienden a crecer en el largo plazo. Un factor muy importante para invertir en instrumentos de largo plazo se relaciona a tener la posibilidad de que no necesites usar dicho capital en grandes periodos de tiempo, como el ahorro para nuestro retiro o como un fondo de ahorro para la universidad de nuestros hijos, entre otros.

Inversiones de corto plazo.

Por otra parte, una inversión a corto plazo es una inversión que se espera mantener durante 3 años o menos, luego vender y o convertir en efectivo, de acuerdo a nuestro objetivo de inversión. Ejemplos de inversiones a corto plazo incluyen, por ejemplo, fondos del mercado monetario, certificados de depósito y bonos a corto plazo (como los CETES a 28 días, e incluso algunos fondos como SMART CASH de GBM, que permite retirar tu capital del fondo en cualquier momento que se desee). Sin embargo, especificar que un instrumento sea para un margen de "corto plazo" puede ser un poco mas confuso, debido a que existen instrumentos que pueden operarse, incluso, a nivel minutos o segundos (donde entrarían los famosos bots en los sistemas de trading, como Metatrader u otros).
Por lo general existen instrumentos que fueron creados para generar rendimientos bastante buenos en el corto plazo a partir de apostar en una perspectiva alcista o bajista (es decir, permite obtener beneficios tanto en mercados que se encuentran hacia la baja, como en mercados que se encuentras al alza), pero que eso mismo conlleva un riesgo bastante elevado dada la magnitud de la potencial recompensa. Uno de los instrumentos que mejor reflejan estas características son, por ejemplo, los contratos por diferencias, o CFDs por sus siglas en ingles. Dichos instrumentos pueden considerarse como de corto plazo debido a que brindan rendimientos a partir de las pequeñas variaciones, hablando de periodos aproximados de semanas, días, horas e incluso segundos, dependiendo de la modalidad de inversión que elijas. Sin embargo, debido a la complejidad de dichos instrumentos, rara ves los inversionistas logran obtener rendimientos crecientes y constantes (aproximadamente el 72.85% de inversionistas pierden dinero, de acuerdo a cifras reportadas de City Credit Capital), por lo que hay que tener cuidado con su uso. Por otra parte, excluyendo estos instrumentos derivados, la mayoría de los instrumentos enfocados a un margen de corto plazo suelen ofrecer un rendimiento menor que los instrumentos al largo plazo, debido a que, como estamos considerando un periodo relativamente menor que los instrumentos de largo plazo, son instrumentos mas seguros, y por lo tanto no es necesario pagar una prima por riesgo muy grande para su compra. 
Otra característica importante es que tienen que ser instrumentos líquidos, ya que deben de tener la posibilidad de obtener nuestros beneficios a un corto periodo de tiempo. Dadas estas características, se recomienda invertir en instrumentos de corto plazo en situaciones donde necesitemos disponer de cierto nivel de liquides en caso de cualquier posible eventualidad, aun acosta de obtener un rendimiento que podría considerarse pequeño dado el nivel de rendimiento potencial que tienen algunos otros instrumentos de largo plazo. 

Todo se resume en planificación de Riesgo-Rendimiento-Tiempo.

Una correcta planificación de la inversión debe de considerar los motivos por los cuales estamos invirtiendo, y a partir de estos establecer un horizonte temporal que satisfaga nuestras necesidades, así como aprender sobre las diferencias y similitudes de estos tipos de instrumentos. Recuerda que, al invertir en largo plazo, deberíamos de aceptar siempre y cuando el pago por la prima de riesgo temporal sea mayor, así como que el hecho de adquirir un instrumento en el corto necesariamente tendremos que aceptar un rendimiento menor dada su liquidez.



¿Te ha gustado mi artículo?
Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico
Lecturas relacionadas
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!