La deuda de Estados Unidos: Una burbuja que sigue creciendo sin control

La deuda de Estados Unidos: Una burbuja que sigue creciendo sin control

La coyuntura que vivimos actualmente acentúa el exceso de gasto que se está produciendo en los Estados Unidos, los últimos datos del PIB nos estarían indicando que en la economía estadounidense todo volvió a la normalidad. 

 

DEBT US

 

La deuda de Estados Unidos: Una burbuja que sigue creciendo sin control 

 

 

La coyuntura que vivimos actualmente acentúa el exceso de gasto que se está produciendo en los Estados Unidos, los últimos datos del PIB nos estarían indicando que en la economía estadounidense todo volvió a la normalidad. 

Es cierto que esto podía generar un entorno de confianza en los consumidores, sin embargo, estos datos están ocultando algunas debilidades y puntos vulnerables en otras variables que aún no confirman una fortaleza real en la economía. 

 

Sería absurdo pensar que la explosión en el déficit no sólo en Estados Unidos sino a nivel mundial no provocará daños en la economía global, a pesar de que se quiera ignorar esta variable, cada vez más aumenta el riesgo y los estragos serán similares a los de una bomba nuclear. 

 

Haciendo un análisis a profundidad de la economía estadounidense podemos observar que el crecimiento se ha sostenido del excesivo déficit, la intención de Trump al implementar una política fiscal expansiva en el 2017 donde hubo un fuerte recorte de impuestos, pero no sin embargo no observamos un avance importante en el crecimiento económico. 

 

Este plan fiscal apuntaba a un fuerte repunte en la economía, sobre todo en variables como el empleo y la producción industrial, sin embargo, este esfuerzo ha sido insuficiente y desde 2018 hemos observado un estancamiento en la economía estadounidense. 

 

El crecimiento de los últimos años ha sido sustentado en la deuda, con el uso del gasto deficitario, hasta antes de la pandemia la deuda estadounidense rondaba los 23 billones de dólares, en este año ya alcanzo los 27 billones, cabe destacar que esta es sólo la deuda federal y no incluye los pasivos estatales y locales. 

 

En la historia de las crisis de deuda se ha demostrado que el gasto público es ineficiente si con este se trata de cubrir las deficiencias del libre mercado, es sólo una falsa imagen de que el funcionamiento de la economía es perfecto, pero lo que se hace es pedir prestado con una alta expectativa de lo que pasará en un futuro, ignorando las consecuencias de este mecanismo que sólo genera una falsa ilusión, disfrute ahora y pague después. 

 

En la actualidad donde el entorno se envuelve en dinero y ganancias fáciles no encontramos esos incentivos basados en los rendimientos que generen las nuevas inversiones de capital, el principal catalizador ahora en los mercados es cuantos billones de dólares se aprobarán en estímulos o en esperanzas de que los bancos centrales continúen con un QE ilimitado, o recompras corporativas, pero no en proyectos productivos, está nueva oleada de liquidez no se dirige a la economía real. 

 

Candy Matheson Blog | US National Debt Clock 2020 & 2024 | Talkmarkets

 

 

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!