Características del comportamiento del inversor, de la avaricia al miedo

Características del comportamiento del inversor, de la avaricia al miedo

A lo largo de la historia hemos observado cómo el comportamiento de los inversionistas individuales obedece a un patrón, este por lo regular se caracteriza por cumplir un ciclo que tiende a repetirse cada determinado lapso de tiempo. 

 

Características del comportamiento del inversor, de la avaricia al miedo

 

En épocas de bonanza los inversores tienden a envolverse en una etapa de euforia que los conduce a tener comportamientos irracionales y conducirse con una venda en los ojos, esa hambre por seguir teniendo ganancias lleva a los inversores a perder el control e incluso a adoptar una postura de soberbia, a sentirse superior a los demás y no repara en vanagloriarse de los rendimientos obtenidos. 

 

En esta fase surge cada vez más una ambición y deseo de ganar más dinero, se pierde el sentido y el inversionista cree que será invencible y que las ganancias son infinitas, incluso la fiebre del mercado lleva a que la gente con poco o nulo conocimiento comience a inquietarse sobre el tema y busque la manera de invertir en un instrumento que ni siquiera conoce, a esto le sumamos la manipulación que ahora en la actualidad se ha acrecentado gracias a los falsos gurús

 

10 hábitos de traders exitosos

 

Este círculo vicioso hace que los precios de los activos comienzan a tener subidas excesivas, donde no impera la razón sino una falsa expectativa y a pesar de que ya presentan ganancias importantes, la avaricia del inversor hace que estos busquen aumentar sus posiciones, ignorando todas las señales de peligro que se presentan y que en muchos casos son evidentes, sin embargo, estos comportamientos son los que caracterizan a las burbujas

 

La historia del ciclo bursátil nos ha enseñado que estas burbujas siempre terminan mal y cuando se presentan, estos inversores no tendrán escapatoria, una vez que revientan se presenta el sentimiento extremo, cuando inicia el colapso ahora es el miedo el que impera sobre los inversionistas, y cuando los precios comienzan a bajar ahora el nerviosismo se apodera del mercado. 

 

 

En esta etapa de los mercados es ahora donde también se produce ceguera por parte del inversor, pero en este caso por una fase de miedo, donde este no quiere saber nada de la bolsa o los activos en los que invirtió. 

 

 

El comportamiento de irracionalidad se presenta en los dos extremos del mercado, estas fases en el ciclo se presentan por lo regular cada década, llama la atención que en la etapa de euforia los inversionistas creen que ya no volverá a pasar, que esta vez será diferente, etcétera, sin embargo, para pocos estos sucesos son muy predecibles y aunque parezca increíble se repiten y seguirán ocurriendo en el futuro. 

 

LUNES DE EUFORIA EN LAS BOLSAS POR RALENTIZACIÒN DE LA PANDEMIA | Reporte  Mexiquense

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!