26 recomendaciones
Capítulo XXI: Compounders del futuro (II): Roku: El Caballo de Troya de las plataformas de Streaming. 

I. Introducción. 

 
Como lo prometido es deuda, tal y como les anuncié en mi anterior artículo, procedo a exponerles por qué Roku para mí es una magnífica idea de inversión.  No sin antes advertirles que desde que les anuncié que había adquirido acciones de esa compañía, al igual que ha sucedido con Square, ambas acciones han sufrido unas revalorizaciones en un 30 % aproximadamente, lo cual para mí no hacen sino confirmar la tesis de inversión a largo plazo, aunque, lógicamente, a corto plazo pueden sufrir alguna corrección debido a la fuerte subida.  Por esto, es muy importante que cada uno sea consciente de sus inversiones y que este tipo de compañías, en caso de triunfar, pueden multiplicar por 5 o por 10 la inversión en 5 años o, en caso de fracasar, un -50 % o más. 

 
Dicho lo cual y para no ser reiterativo, procedemos a exponer porque Roku puede ser una de las empresas con más “moat” en 5 o 10 años. 

 
II. Roku: El caballo de Troya de las plataformas de streaming. 

 
Cuentan los pasajes del gran Homero que los aqueos (coalición de territorios que habitan Acaya, región en la parte sur del Peloponeso) andaban desesperados y veían imposible finalizar el asedio de Troya después de 9 años de cruenta guerra, que ni el mismísimo Aquiles había logrado sobrevivir, a pesar de ser el más bravo de todos los guerreros. 

 
En este momento, Odiseo, en un momento de ingenio, que ha pasado a los anales de la historia, mandó construir un enorme caballo de madera totalmente hueco, con unas escotillas en las que entrarían los soldados aqueos, esperando su oportunidad de ataque. El caballo fue ofrecido por los aqueos a los troyanos como presente y signo de fin de la guerra. 

 
 
Los troyanos confiados, cayeron en el engaño y aceptaron el presente, introduciéndolo en el interior de la ciudad y realizando una gran conmemoración para celebrar la victoria. Cuando los habitantes de Troya se fueron a dormir, presos de la embriaguez, los aqueos aprovecharon para salir del caballo y tomar la ciudad. 

 
Pues bien, cuando estaba estudiando esta compañía, pensaba si Mr. Wood, CEO de Roku, al haber nacido y crecido en la vieja Europa, sería un experto en mitología griega y habría repasado los pasajes homéricos, una y otra vez, buscando una treta para engañar a grandes compañías, creando una empresa con un “moat” infranqueable. Cuando vaya introduciendo la idea se irá viendo como el engaño fraguado con Roku tiene un ingenio incalculable. 

 
La primera pregunta que se hará el lector es en qué consiste el negocio de Roku.  Roku empezó su negocio vendiendo unos dispositivos, similares al Chromecast o los Amazon fire sticks, cuya función principal es introducirlos en la televisión con la finalidad de dotarlos un software que integre todas las plataformas de streaming (Netflix, Amazon Prime, Disney +, Youtube, Hbo etc….). 

 
En principio, ya de por sí, el negocio parece interesante, pero podría el lector achacarme, no sin faltarle razón alguna, que esto podría ser fácilmente replicable. Pero existen dos poderosas razones para evitar esta canibalización del negocio: 

 
1º) Muchas de estas plataformas ni se han integrado ni nunca se integrarán en una de las grandes (Google o Amazon), por miedo a ser devoradas por las mismas. 

 
2º) La más importante, el negocio cambió radicalmente cuando dejó de ser un dispositivo externo a la TV para a ser un software integrado en las Smart TV. 

 
Roku entendió perfectamente que esto le daba una vocación de permanencia ya que, cuando alguien se compra una Smart Tv lo hace para tenerla en su vivienda un largo número de años, que le deban la oportunidad perfecta para desarrollar su negocio.  

 
De este modo, Roku llegó a acuerdos con la mayoría de los fabricantes de TV en USA, para integrar su plataforma en sus Smart TV.  Para los fabricantes de USA suponía una buena oportunidad, ya que no tendrían que invertir nada en el desarrollo de esta tecnología y, de otro lado, Roku se ocuparía del mantenimiento y de las actualizaciones sin coste. 

 
Roku tiene muy claro cuál es su estrategia inicial de negocio y su CEO, Mr. Wood, lo ha explicado en numerosas ocasiones. Mr. Wood considera que la transición hacia las Smart TV es similar a la que se produjo en los móviles y ahí Roku quiere convertirse en el “Android de la televisión”, esto es, ser el software predominante en la mayoría de las televisiones del mundo y, a partir de ahí, monetizarlo del mejor modo posible. 

 
Parece que este Plan de Roku va viento en popa a toda vela en USA. En la actualidad, se calcula que alrededor del 50 % de las Televisiones en USA son Smart TV y que Roku vende alrededor de 1 de cada 3 Smart TV, por lo que entre el 15- 20% de las TV USA ya llevan integrado el sistema operativo de Roku.  Pero, como hemos dicho, Roku, no solamente opera a través de las Smart TV, aunque sea claramente el futuro. De hecho, se calcula que, a día de hoy, hay unos 60 millones de dispositivos de Roku en funcionamiento, con unos crecimientos brutales y destrozando a la competencia, como se puede ver en este gráfico: 

 
 
En cuanto a las cuentas de usuarios activos, Roku ha pasado de 29.1 millones de cuentas de usuarios activos en el Q1 2019 a tener al final del Q1 de 2020 39,8 millones de cuentas, lo que supone un aumento de un 37% en un solo año, que consumen más de 13 horas de media diaria de TV a través de Roku, simplemente impresionante…. 

 
Como hemos visto sus productos gustan y crecen el número de usuarios de modo exponencial, pero resulta obvio preguntarse si se trata de un negocio rentable o se va a comportar como una TIER2 del sector automovilístico los próximos 10 años y sus accionistas vamos a tener que pasar las de San Amaro. 

 
Para analizar cómo Roku gana dinero, lo mejor es acudir a un breve resumen que figura en las cuentas del primer trimestre del 2020:

 
Como se puede observar, Roku gana dinero de dos modos distintos: “Player revenue” que son las ventas de los dispositivos y de los softwares donde los márgenes son mínimos y prácticamente se vende a precio de coste y, una segunda parte, que es donde está el quid de la cuestión, “Plataform revenue”, Roku obliga a las plataformas de streaming que pretendan utilizar sus servicios a cambio de ceder una parte de lo que obtengan por dos vías: a) por sus suscripciones realizadas a través de Roku, es el caso de Netflix, Disney +, Amazon Prime, HBO, Hulu… b) de sus anuncios, como es el caso de Youtube, otras plataformas similares o canales genéricos. 

 
Aquí, es donde cobra sentido volver a hablar del Caballo de Troya y es que servidor tiene la fundada sospecha de que Mr. Wood está preparando su propio “Caballo de Troya particular” contra las plataformas de streaming puesto que,  primero, les “regala” una plataforma donde vender sus servicios a un bajo coste y, a medida de que se van incorporando distintos operadores de streaming, en un mercado tan fragmentado, y que se va generalizando el software de Roku, va exigiéndoles unas condiciones más duras para permanecer en Roku. 

 
Esta sospecha se ve refrendada en los números de ARPU (Average revenue per unit) o sea en las ventas que consigue por usuario puesto que en un solo año han pasado de 19,06 $/Usuario (Q1 2019) a tener al final del primer trimestre del 2020 24,35 $/Usuario, lo que supone un incremento de un 28 % en un solo año. Esto solamente tiene una explicación lógica y es que, como hemos dicho, Roku exige cada vez condiciones más ventajosas para él a las plataformas de streaming para permanecer en su plataforma. 

 
Parece que esta intuición que servidor tiene no es única, ya que el propio Pat Dorsey, probablemente uno de los mejores inversores del mundo en analizar “moats” de empresas, tiene un 10 % de su cartera invertido en Roku. Resulta obvio que no debemos de invertir en ninguna compañía porque lo haga otro inversor, pero resulta tranquilizador que alguien de su nivel y experiencia comparta nuestra visión. 

 
Cabe reseñar que la alineación de Mr. Wood con Roku es prácticamente total puesto que posee el 16 % de la compañía, siendo, no solamente su fundador, sino también su máximo accionista, por delante los grandes fondos de inversión habituales (Fidelity, Vanguard etc…). 

 
Otro aspecto sumamente interesante supone el enorme margen de crecimiento de usuarios que tiene Roku por delante. Hasta ahora Roku había concentrado sus ventas en USA, donde como se ha podido ver es líder absoluto, pero desde finales del año pasado intenta introducirse en Europa a través de su mercado más natural, UK.  Roku ha entrado en UK a través del fabricante chino Hisense, que solamente tiene un 3 % de cuota de mercado en UK, pero casi todas las grandes marcas son socias comerciales de Roku en USA, por lo que no debería tener problemas en implantarse en este mercado. De hecho, el segundo reproductor media de streaming más vendido (Now TV Box de Sky) lleva la tecnología Roku. De todos modos, la batalla se presume apasionante ya que Amazon, líder absoluto en Europa, no lo va a poner fácil y lo más probable es que al cabo de los años la situación derive en un duopolio mundial. 

 
Por último, antes de despedirme, querría darles unas pequeñas pinceladas de la valoración actual de Roku. Como he explicado en anteriores artículos, para estas empresas en plena expansión de múltiplos, me parece que la manera más adecuada de valorarlas es a través del EV/Sales (ya que permite menos maquillaje contable). Pues bien, Roku cotiza en la actualidad a unas 12 veces EV/Sales, lo cual es un múltiplo exigente, aunque si se cumplieran las predicciones de bastantes analistas y las ventas subieran una media de un 35 % los 3 próximos años, cosa bastante factible según me parece a mí, nos encontraríamos que Roku cotizaría a unos 3 Ev/Sales.  Esto podría provocar un salto en la cotización de Roku de 1 o 2 veces el precio actual, para devolverla un múltiplo mucho más racional como podría ser entre 6 y 9 EV/ Sales.  Todo esto teniendo en cuenta el margen de crecimiento descomunal que le queda a Roku. 

 
Sin otro particular, atentamente se despide, deseándoles un buen verano, 

 
     

Jaime Soriano (Thinkoutsidethebox) 

 
Disclaimer: Este artículo no es una recomendación de compra ni de venta sino, simplemente, una serie de opiniones del autor sobre la compañía. Igualmente, declaro ser propietario de acciones de Roku.

  1. #5
    novato2013
    interesante empresa, menuda subida lleva este año...

    ¿tiene en mente otra componedora de las suyas para el próximo capítulo de "compounders del futuro"?


    Saludos
  2. en respuesta a bronchalo33
    #4
    Thinkoutsidethebox
    Por eso somos muchos en el mundo de la inversión y cada uno tiene su opinión. Gracias por participar. 
    1 recomendaciones
  3. #3
    bronchalo33
    A corto plazo subirá, pero a largo plazo le auguro poco éxito a esta empresa. Su negocio es fácilmente imitable y las que tienen la sartén por el mango son las plataformas de streaming, no Roku. Netflix ya sacó su plataforma de apple store porque apple le exigía un gran porcentaje. 
  4. en respuesta a Vic32
    #2
    Thinkoutsidethebox
    Muchas gracias por su opinión. Al contrario pensamos que este solo es el principio. Queda mucho camino por delante y la verdadera presión será cuando solo haya un duopolio Amazon-Roku
    2 recomendaciones
  5. #1
    Vic32
    Magnífico post, michas gracias por compartirlo. A parte de cumplidos ;) tengo una pregunta: ¿no cree que Roku pueda matar la gallina de los huevos de oro, al exigir cada vez más a las plataformas de streaming?

    saludos y feliz verano
    2 recomendaciones
26 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...