Lo que un buen conductor debe saber (I)

1

Si has de sobrevivir a la crisis, no basta con hacer los números del dinero.  También debes conocer algunos temas para no morir o quedar lesionado al conducir tu vehículo.  En este post hablaré sobre temas que puedes usar para educar a choferes para que se conviertan en mejores conductores de coche.  Al final con este post podrías salvar vidas.

Haz que todo conductor que conozcas lea este post.  Si ya conocen y aplican lo que aquí digo, enbuenahora.  Y si no, habrá información que podría salvarle la vida al lector.

"Soy el mejor conductor del planeta"... ¿en serio?

Por alguna razón, los que comiencen a leer este post pensarán "¿por qué debo leer esto, si ya soy mejor conductor que todos los demás?".  Esto es un asunto de ego, pero a la física de las calles poco le importa el ego.  ¿Qué hace a un buen conductor?

  • Destrezas y habilidades
  • Una buena actitud
  • Conocer las prestaciones de tu vehículo y la física de la conducción

Analicemos en detalle.  ¿Realmente eres el mejor conductor del planeta?  Normalmente si crees eso, es porque eres peor piloto que TODOS los demás.

Una buena actitud

¿Qué es exactamente una buena actitud?  Tu coche es simplemente una pieza de hardware, algo así como la sonda Pathfinder en Marte.  Tu cerebro es el que contiene el software que determinará lo que la sonda robot hará.  Tu actitud determinará el algoritmo seleccionado para guiar a la sonda robot en un entorno hostil.  Veamos elementos que componen una buena actitud.

Concentración

Debes mantener toda tu atención en lo que estás haciendo.  Estás conduciendo.  Si creías tener la capacidad multitarea, lamento decirte que la ciencia refuta ese mito.  A la física de la calle no le interesa si crees tener esa capacidad.  Simplemente no la tienes, y vives engañado creyendo tener esa capacidad.

Cuando las computadoras no tenían capacidad multitarea hace muchos años, la manera en que simulaban multitarea era por medio de un mecanismo llamado multiplexación, que consiste en alternar el uso de tiempo del procesador entre una tarea y otra.  El problema que esto trae es que para alternar existe un tiempo muerto de transición de una tarea a otra.  Es decir, se deteriora el desempeño.

Si no me crees, haz los siguientes experimentos.

Experimento 1. Busca una amplia explanada y pidele a un amigo que conduzca frente a ti.  Sigue al otro coche a una distancia de 20 metros y ambos deben ir a una velocidad de 40 kilómetros por hora.  El coche de enfrente debe tener a alguien que te arrojará balones en alguna dirección arbitraria y tu debes evadirlos.  Mientras los evades, trata de convencer a una chica (y si eres chica, convencer a un chico) para que salga contigo en una cita romántica.

Experimento 2.  Busca una amplia explanada y pon una línea de conos, de modo que tengas que hacer giros cerrados con trayectoria de zig-zag a la máxima velocidad posible sin echar abajo los conos.  Mientras conduces, trata de enviar un mensaje de texto a alguien que diga "dábale arroz a la zorra el abad".  Si quieres aumentar el desafío, justo antes del primer cono, invéntate tres coeficientes de una ecuación de segundo grado y trata de obtener las respuestas luego de resolver la ecuación, y todo debe hacerse antes de terminar la trayectoria de zig-zag.

Si no lograste realizar ambos experimentos con éxito, perteneces a la raza humana, que es incapaz de tener procesamiento cerebral con multitarea.

La concentración se requiere porque el cerebro sólo puede poner atención a una sola tarea que requiera capacidad cognitiva a la vez.  Eso significa que:

  1. Tu vista debe estar en la calle por la que transitas todo el tiempo.  Voltear a ver a los ojos al que está al lado al conversar puede parecer un signo de buena educación, pero al volante es como cerrar los ojos.
  2. Tus pies y manos deben estar listos para imprevistos.  Normalmente, si tienes reflejos rápidos, tus extremidades tardarán 0.1 segundos en empezar a reaccionar, y si viajas a 60 kph, eso significa que recorriste casi 2 metros sin hacer absolutamente nada.
  3. Tus oidos deben estar escuchando lo que sucede en la calle.  Una bocina de un coche, o de un tren, por ejemplo.  Si tu coche tiene aislamiento acústico tal vez sería buena idea abrir apenas un poco la ventana, y bajar el volumen del equipo de audio.
  4. Tu mente debe dar prioridad a la conducción.  El algoritmo de software de tu cerebro deteriora su desempeño cuando intentas la multiplexación.  El cerebro no soporta la sobrecarga de una multiplexación.

¿Cuáles son los posibles efectos de una baja concentración?

  • Tiempos de respuesta mucho mayores.
  • No ver algo importante, como un peaton en la vía, u otro coche, o el tren, o cualquier otra cosa que convierta tu ruta en un evento que puede cambiarte la vida de manera negativa.

En 2010 el National Safety Council estimó que 38% de las muertes de conductores se debió al uso del teléfono,

¿En qué debes concentrarte? 

  • Peatones o animales, en la vía o fuera de ella, y lo que parece que harán
  • Señales de tránsito verticales y horizontales.
  • Otros vehículos y lo que parece que harán
  • Trenes
  • Todo aquello que pueda invadir la vía y obstruir el paso
  • La calle (obviamente)

Si vas a cambiar de carril, tendrás que ver adelante y atrás.  Eso suele ser algo dificil, sobre todo si no sabes que los coches tienen un punto ciego.  Investiga sobre el tema de punto ciego en Internet.

Define una escala de prioridades y ensaya mentalmente de vez en cuando, acerca de lo que debes ver y evadir en caso de emergencia.  las prioridades que yo suelo tener son:

  1. Evadir precipicios y coches que vienen de frente contra vía (adelantamiento indebido).  Hay razones físicas para ello.
  2. Evadir peatones.  Los transeuntes no son fáciles de arreglar, un coche sí.  Muchas veces detrás de una bola v9iene un niño. Y a veces el peatón viaja a caballo.  Algunos incluirán a los animales en esta categoría.
  3. Evadir otros vehículos. 
  4. Evadir baches

Por supuesto una baja velocidad es necesaria, no sólo para ver lo que viene, sino para evadir cómodamente sin causar un accidente o sufrir lesiones por ello.  Incluir a los animales es saludable porque cuando atropellas a un caballo o una vaca, el tronco del animal suele rodar encima de la tapa del motor y decapitar al conductor.

La concentración va de la mano con la capacidad de anticipación.

Anticipación

Mira tu entorno y dibuja un círculo de visibilidad alrededor de tu coche.  Si hay un cambio de rasante (una cima de una colina, por ejemplo) o neblina, o porque se trata de una curva, o porque el sol mañanero o de atardecer te impide ver con claridad, dibuja el círculo de visibilidad alrededor de tu coche. 

Tu velocidad debería ser la apropiada para frenar dentro de ese círculo.  Esa velocidad debería tener en consideración un frenado moderado, no repentino (luego analizaré por qué), y eso significa que si la calle es de lastre o está mojada, y tus llantas están gastadas, eso afectará tu frenado.

Ahora, dentro de ese círculo puede aparecer una sorpresa.  Algunas sorpresas comunes:

En la dirección en que viajas

  • Aparece un animal en el camino (ganado, gente a caballo)
  • Aparece un peatón (detrás de un balón suele venir un niño)
  • Un coche o camión detenido y sin señales que te avisen.
  • Coches en carriles adyacentes que invaden tu carril y pierden el control por falla mecánica o impericia de conductor.
  • Coches que se accidentan frente a tí.

Procedente de carril contrario

  • Adelantamientos indebidos.
  • Vehículos que se accidentan frente a tí e invaden tu carril
  • Vehículos que derrapan en curva por exceso de velocidad
  • Desprendimiento de llantas (mal mantenimiento del otro coche)

Otra procedencia

  • Vehículos que salen de garajes o parqueos
  • Vehículos que irrespetan señales de tránsito

¿Por qué es importante la anticipación?  Porque tu cuerpo tardará unas décimas de segundo en reaccionar, y el coche tardará otro tanto.  Por ello, tu reacción debe ser temprana, para asegurar la apropiada maniobra en el momento justo.  Por supuesto, mientras mayor sea la velocidad, menor será el tiempo que tengas para reaccionar.  En el caso del conductor de la motocicleta, ignorar esto tiene consecuencias mucho peores.

Emociones

Conducir debe ser una tarea donde la cabeza debe permanecer fría el 100% del tiempo.  Ya habrá tiempo para sentir emociones después de que se haya superado la situación.  Eso significa que si eres una persona asustadiza, quizás no sea una buena idea que conduzcas.  De igual manera hay algunas reglas que debe seguirse al estar conduciendo un vehículo.

  • Los problemas no deben subirse al coche.  Si vas a hablar de problemas con alguien, en persona o por teléfono, detén el coche y sal de él.  Cuando entres, debes dejar los problemas colgados afuera, como si se tratara de ropa tendida.  Si tuviste un disgusto, no te subas al coche hasta que estés perfectamente tranquilo.
  • El coche debe ser tu centro de yoga.  Antes de arrancar tu coche, debes estar en estado de paz y serenidad absoluta.  Una meditación corta, o un momento de oración, o cualquier otra técnica que se te ocurra, es de gran ayuda.  Con el tiempo tu cerebro empezará a asociar la sensación de tranquilidad con la tarea de conducir.  Esa es la mejor forma de condicionar tu cerebro para la conducción.  Tu coche debe ser un universo aparte, donde solo existe la paz, y donde los problemas se miran como parte de un universo paralelo ajeno a este.  Está prohibido entrar al universo del coche si alguien trae problemas.
  • El tiempo desaparece dentro del coche.  Si vas tarde a alguna parte, eso es un problema que debiste atender antes de subir al vehículo.  Como los problemas no se suben al coche, el tiempo debe desaparecer al subir al coche.

Lo dicho aquí también puede trasladarse en su respectivo equivalente para una motocicleta o un camión.

Las emociones suelen empujar una conducción más agresiva, con frenado repentino y aceleraciones mayores, giros repentinos, la receta perfecta para un accidente.  Sabes que tus emociones están bien cuando:

  • Frenas con suavidad
  • Aceleras con suavidad
  • Mantienes una velocidad relativamente constante
  • Prefieres conducir lento y no rápido
  • Haces giros y cambios de carril suaves y que otros conductores miran como muy predecibles

Si quieres avanzar más rápido en un atascamiento de tránsito, lo mejor es ubicarse en el carril que avanza más rápido.  Acelerar repentinamente en tramos cortos hasta la siguiente luz roja, acercarse demasiado al conductor de enfrente, son formas absurdas de tener la ilusión de que vas a llegar más rápido.  Un atascamiento es como una fila en un banco o en un supermercado.  Si te acercas a la retaguardia del siguiente en la fila, o te mueves bruscamente, no vas a llegar antes.

Si deseas estimar tu hora de llegada en una ciudad muy congestionada, puedes usar la aplicación Waze, que te da un ETA (tiempo estimado de llegada, siglas en inglés) al que le puedes sumar unos 15 minutos por cambios que pueda haber.  Eso sí, Waze no traza rutas que te ayuden a evadir zonas de alta criminalidad, pues es sólo un algoritmo para sonda marciana, y puedes desobedecer al algoritmo si lo consideras apropiado.

El ego masculino también puede jugar malas pasadas, porque engaña a la mente con emociones.  Aceleras para hacerle sentir al otro que eres más varonil, una emoción absurda, porque si tu masculinidad depende de un cilindraje de motor, significa que tienes una prótesis para disimular tu falta de masculinidad, porque pasas de medir tu masculinidad en metros por segundo, y no en metros, lo cual es un absurdo, porque deja la idea de que probablemente sin un pedal de acelerador al frente, probablemente eres poco hombre. 

Conozco el caso de varias víctimas de accidente:

  • Uno de ellos era motociclista y chocó a 120 kph.  Pasará meses en cama para recuperarse de su fractura de cadera, y luego otros tantos volviendo a aprender a caminar.  ¿Cómo se mide la masculinidad allí?  Es padre de familia, lo cual es una lástima.
  • Otro es un conductor de coche que si bien sobrevivió, se golpeó la cabeza.  En el hospital se presenta y habla contigo.  A los 5 minutos se detiene, y se vuelve a presentar, como si no te conociera.  Es un sujeto grande y fortachón, en sus treintas.  Pero ya su vida jamás será normal.

¿Es esa la masculinidad que deseas con la velocidad?  Irónicamente la velocidad como sinónimo de adrenalina o masculinidad se usa mucho en la publicidad, pero es simple engaño para la mente.

Respeto a la ley

Muchos creen que las leyes se hicieron para romperse.  Lo que muchos no saben es que se hicieron para protegerte del peligro.  El problema de desafiar el peligro es que quien lo hace, con el tiempo sufrirá consecuencias indeseables.

Veamos lo que es desafiar el peligro.  Hace unos años apareció en las noticias el caso de un sujeto que se tragó 50 condones llenos de droga, a cambio de algo de dinero.  Ante los ojos de cualquier persona con un mínimo de pensamiento crítico, es una gran estupidez.  ¿Por qué?  Se dice que los condones tienen un 99% de probabilidades de no romperse.  Aún si esas condiciones fueran ciertas dentro del sistema digestivo, sigue siendo una estupidez.  Si se tiene una probabilidad de 99%, con 50 condones la probabilidad de éxito se reduce a cerca del 60% que es casi como lanzar una moneda al aire.  Lógicamente el sujeto de las noticias tuvo el lado equivocado de la moneda y casi muere, y terminó en la cárcel luego de los médicos le salvaran la vida.

La idea de desafiar el peligro puede tener varias fuentes:

  • Imitar a los "daredevil".  Aunque creas que los que hacen trucos peligrosos con vehículos son gente que desafía al peligro, en realidad son gente que ha planificado su acto con todos los elementos posibles para eliminar fuentes de incertidumbre y peligro.  Para efectos mercadotécnicos y publicitarios se anuncian como alguien atrevido, improvisado, arriesgado, casi imprudente, cuando en realidad es un acto planificado hasta el menor detalle posible, bajo condiciones tan controladas como sea posible.
  • Imitar las películas.  Por alguna razón hay choferes que creen que la calle es como las películas.  Eso es como pensar que eres Supermán, y te lanzas desde el balcón.  Hay un problema de discernimiento entre realidad y ficción.
  • Imitar los videojuegos.  Es similar al punto anterior.  Hay un problema de discernimiento entre realidad y ficción.

Dicho de otra manera, las carreras callejeras son un acto tan subnormal como tragarse 50 condones con droga.  La ley trata de proteger a los idiotas de sus propias idioteces, pero parece que hay idiotas corredores callejeros que no comprenden eso.  Mira que no les llamo idiotas como insulto, sino usando la definición de la RAE que se refiere a "persona de corto entendimiento".

Es de corto entendimiento desafiar las probabilidades con 50 condones con droga, o portarse como corredor callejero.  Es de idiotas irrespetar la ley diseñada para protegerte.

Conocimiento

Hay muchos mitos sobre la conducción. Si buscas sobre el tema puedes encontrar bastante material en Internet.

También hay aspectos de la física de los coches que muchos no conocen, especialmente los que gustan de la velocidad o de las carreras callejeras.  Si te gastas todo el dinero, cuando mucho pasarás hambre por unos días hasta que tengas dinero.  Pero si no haces los números de la física, te puedes morir, o quedar con lesiones graves.

Destrezas y habilidades

Aprendiste a jugar con Mario Kart, luego te pasaste a Gran Turismo con un volante profesional.  Luego te enseñó el vecino o un familiar a conducir el coche y ya te crees el maestro al volante.  Es cierto, los videojuegos afinan algunas habilidades, pero una gran habilidad muchas veces no sirve para compensar una gran estupidez, y la estupidez viene de no tener la buena actitud que mencionaba anteriormente.

Llevar tus destrezas y habilidades al límite, y llevar tu máquina al límite a menudo no da los resultados que esperas, porque:

  • Las simulaciones son aproximaciones de realidad, no una realidad.  No estabas preparado para aquello que el simulador no simula, ni las situaciones que el simulador no tenía, ni tampoco estabas preparado para una calle donde tu disposición emocional debe ser la opuesta a la que tienes en los videojuegos.  Y eso significa que game over te puede cambiar la vida de maneras no muy placenteras.
  • La física a menudo tiene situaciones no intuitivas.  Te enteras cuando no sucede lo que esperabas, y como ibas al límite, la física te empuja al otro lado y no te va como quisieras.  Si tienes suerte, tu habilidad te salvará de tu estupidez, y eso sólo significaría que eres un estúpido con suerte, y no un gran piloto.  En las carreras profesionales los estúpidos no son buenos aspirantes, y los accidentes ocurren por errores en la aplicación de una técnica para un tipo de carrera y coche, y no por estupidez del piloto al que le encargan un coche carísmo.

La mejor actitud para combinar con tus destrezas y habilidades, es pensar que eres un chofer de limosina, y tu coche caro es tu limosina.  No deberías hacer muchas cosas con la limosina, que los choferes diestros y estúpidos sí harían.

  • Drogas, alcohol: Reducen la habilidad y destreza.  El resultado es un conductor que cree ser mejor piloto que los demás, con peor actitud y peores habilidades que los demás.
  • Sueño:  Conducir con sueño es más o menos equivalente a estar drogado, con el agravante de que si te duermes puedes terminar suicidándote o provocando daños que podrías lamentar.
  • Cuidate de las emociones:  Si no puedes portarte como conductor de limosina, algo anda mal y no deberías conducir.

Reducir la estupidez

Todos tenemos nuestros momentos ocasionales de estupidez, somos humanos y nos equivocamos.  Pero hay que tratar de reducir su ocurrencia mediante el acto consciente.

  • Si vas a conducir, no bebas.  Bebe en casa o haz que alguien que no beba te lleve.
  • Duerme bien.
  • Lleva la cuenta de la cantidad de actos estúpidos que cometes por mes.  Trata de bajar la cantidad.  Una actitud autocrítica es muy importante para mejorar.
  • Analiza tus errores.  Eso no es un pecado, te ayuda a ser mejor piloto.

En el siguiente post hablaré sobre la física que determina las prestaciones de tu vehículo.  Hay muchas cosas que la gente no conoce, y sólo podrá enterarse cuando le ocurra un accidente grave.  Como dije, la física a menudo no es intuitiva.

 

  1. #1
    04/05/18 12:04

    Para acceder a más información sobre temas de transporte. gracias