Costa Rica: Extraño caso de ilegalidad y taxistas

¿Alguna vez has visto algún caso en algún país donde ninguna de las partes está del lado de la ley?  Costa Rica parece ser algo así, un lugar donde la ley parece una sugerencia, un punto de vista opcional.
 
Esta historia que parece tomada de un tebeo chatarra de ciencia ficción o una novela barata de bolsillo para leer en el aeropuerto. se trata de una guerra que tiene varios bandos.
 
Los taxistas rojos
  • Tienen los permisos de transporte que los autoriza como transporte público, pero se parquean donde se les antoja, aunque eso signifique violar la ley.  Cuando llega la policía dejan de hacerlo y apenas se van vuelven a violar la ley y obstruyen calles y paradas de autobus.
  • Al protestar por algo violan la ley y dañan la economía del país al efectuar tortuguismo o bloqueos, y se les acusa de tener criminales al volante pues al contratarles, se hace porque son baratos, y no verifican antecedentes.  
  • El permiso de transporte no se otorga a una persona, sino a un número de matrícula, por lo que conductores y dueños de matrícula, son cosas diferentes.  Los dueños de matrícula alquilan sus placas que son muy dificiles de conseguir.
  • Los permisos de placas tienen cierto feudalismo incluido, porque es muy dificil conseguir permisos para taxi, y los dueños de permisos pueden heredar el permiso a los familiares.
  • Se les permite una antigüedad del coche hasta por 15 años, asunto que también da origen a protestas.
  • En la penúltima protesta lanzaron huevos a los coches que trataban de atravesar los bloqueos y a otros taxistas rojos que no se unieron al bloqueo.  Esto les ha valido a los del movimiento de taxis rojos, ser vistos como chusma por la ciudadanía.
  • En la última protesta se parquearon y bloquearon la casa del presidente.  Una mujer taxista que hizo el papel de reina del drama, se encadenó a un arbol de la residencia, y aparentemente también defecó allí, porque quería que su coche pudiera ser usado con una antgüedad de más de 15 años.
  • Cuando Uber empezó a operar en el país, los taxistas siguieron y causaron destrucción a un coche de Uber.
Los taxistas piratas o porteadores
  • No tienen permisos de transporte, ni pagan seguros a sus pasajeros en caso de accidente, porque no lo tienen, pero igual ofrecen el servicio.
  • Se les acusa de no tener que cumplir todos los requisitos de ley para brindar el servicio.
  • Una vez hicieron un bloqueo que paralizó el país por varias horas y se ganaron la antipatía de la ciudadanía.
  • En una ocasión una empresa de porteadores lanzó un mensaje instando a "hacer temblar" a los policías que intenten castigarles.  ¿Será que iban a darles bebidas frías para que tiemblen, o les irían a amenazar?
  • También se les tiene como chusma, porque cualquiera con coche se mete a porteador ilegal.
  • Siguen operando en la impunidad porque aparentemente miembros del partido libertario tendrían participación en empresas de porteadores.
Los taxistas Uber
  • No tienen permisos de transporte, ni pagan seguros a sus pasajeros en caso de accidente, porque no lo tienen, pero igual ofrecen el servicio.
  • Los coches tienen una antgüedad máxima de 10 años.
  • Cuando los taxistas rojos bloqueaban calles, Uber ofreció servicio gratuito a los pasajeros.
El gobierno
  • Tiene el deber de hacer cumplir la ley.  Sin embargo, los taxistas Uber y los porteadores siguen operando sin permisos, dando la impresión de que la ley es opcional, una mera sugerencia.  
  • Los operativos de tránsito suelen ser tímidos, y los policías se usan más como semáforos humanos que como policías, porque un semáforo tarda 14 años desde que se solicita hasta que se instala, y los semáforos digitales tienen la coordinación coreográfica de una manada de gatos (nada de coordinación).
Los autobuseros
  • Tienen los permisos de transporte que los autoriza como transporte público
  • Brindan un mal servicio a la ciudadanía, con buses abarrotados y no siempre en buenas condiciones, lo que hace que el ciudadano a menudo opte por un taxi pirata que a precio menor cubre la ruta, comunmente pirata.
  • Suelen arrojar nubes tóxicas de humo que no se explica cómo pudieron pasar la revisión vehicular anual, y entre los fallos registrados están problemas en la caja de cambios, buses que se incendian, o barra de transmisión que se suelta y clava en el asfalto y al doblarse rompe el pasillo y fractura a los pasajeros.
¿Quién es es el chico bueno de la película?  Ninguno.  ¿Quien hace acatar la ley?  Nadie  Hay taxis rojos y autobuseros entre los que podrían dar excelencia y a cambio acatar la ley, pero unos violan la ley y exigen que se cumpla al aplicarse en otros, y los otros dan un servicio menos que mediocre que abre las puertas a la ilegalidad.  La ley es la gran perdedora.
 
¡Sé el primero en comentar!