No se puede hacer polìtica exterior por Twitter... ¿o sì?

9

Tradicionalmente la comunicaciòn polìtica se hacìa por medio de retòrica a las masas con un discurso en medios, o se hacìa en encuentros privados en cumbres presidenciales o visitas diplomàticas.  Con Donald Trump todo parece cambiar.  Hoy miramos lo inimaginable.  Twitter como mecanismo de comunicaciòn a las masas.  ¿Es eso malo o es bueno?

Lo ùnico que se puede decir es que es curioso lo que vemos.  Muy singular.

  • Unos dicen que "no se puede hacer polìtica exterior por Twitter" pero ya Trump lo està haciendo.
  • Antaño, una palabra mal seleccionada herìa sensibilidades y era todo un incidente diplomàtico.  Con este presidente es muy posible que los polìticos del mundo traten de tomarse las cosas menos a pecho.  Es que si sabes que alguien usa palabras duras pero no hostiles, necesitas cambiar tu manera de entender y manejar las cosas.  Tal vez sea bueno que los polìticos del mundo dejen de dar tanta importancia a la hipersensibilidad frente a la retòrica.  Frente a una tònica de reina de drama victimizada, la retòrica de Trump choca, porque o el que se victimiza en un drama se muestra como victimario y responde con crudeza y queda mal, o el que calla, otorga.
  • La comunicaciòn de Trump tiene mucho de la forma popular de comunicarse de la gente en Internet.  La retòrica polìtica es muy distinta.  ¿Habrà influido esta forma de comunicaciòn "popular" en la elecciòn?  De ser asì, significa que el polìtico tendrà que evolucionar en su manera de comunicarse.
  • Los millonarios suelen hacer preguntas a veces hirientes, porque estàn acostumbrados a obtener respuestas de subordinados acerca del manejo de su dinero.
  • Hay articulistas que dicen que Trump no sabe lo que hace, y en Twitter Trump habla de sus enemigos que no saben què hacer.  ¿Quièn es el que realmente no sabe què hacer?
  • Otros presidentes han necesitado de los medios de comunicaciòn.  Trump en Twitter ha sido su propio medio de comunicaciòn.  Barato y efectivo y sin costo para el gobierno.  Ya otros han hecho esto, como Elon Musk, que usa Twitter y no gasta dinero en publicidad, porque Musk en Twitter es su propio medio de comunicaciòn.  BMW no tiene esa capacidad de autoanunciar su BMW i3 de la manera en que Musk anuncia su Model 3.

El rol de medios de comunicaciòn tradicionales

  • Parece que los medios de comunicaciòn tradicionales van a tener que encontrar su nicho, porque ya abandonaron el periodismo investigativo porque es muy caro, y en años recientes se han mostrado en posiciòn de sesgo ideològico, se han inventado noticias, y se han metido en chismes porque es barato, y se han vuelto informaciòn de segunda porque retransmiten lo que sale en Twitter, o en Youtube, o en blogs.  
  • Y si antes al menos la gente iba a buscar al medio de comunicaciòn, ya hoy tenemos a personajes que son su propio medio de comunicaciòn.

Racismos y nacionalismos

  • Hubo grupos de supremacìas racistas que quisieron mostrarse respaldados por Trump, y ahora parece que Trump se hace amigo de Israel.  ¿Serà que Trump no deja que terceros le usen para sus propòsitos?  
  • Es que una cosa es "hacer grande a un paìs" y "el paìs primero", y otra muy distinta es la xenofobia o el racismo que parece ser màs un trastorno de ansiedad de determinados colectivos.  
  • Es que realmente no se entiende lo que es una "raza".  ¿un bronceado salvaje te cambia la raza?  ¿o acaso un pasaporte de otro paìs lo hace?  ¿o serà un còdigo de vestuario?  ¿o acaso la afiliaciòn a determinado grupo?  Cosas como el antisemitismo no se entienden.  
  • Un millonario que se ponga con racismos se puede perder de tener un colaborador competente para generar dinero en un emprendimiento.  ¿Racismo o dinero?  ¿Cual serà la elecciòn del millonario?  En materia de Israel ¿vemos luz al final del túnel sobre el tema?

No sabemos còmo va a ser la polìtica de Trump, pero de una cosa estoy casi seguro.  Tomarse a pecho lo que diga Trump, usando paradigmas de polìtica exterior de la era pre-Trump, sòlo empeora la salud.  Pueden pasar dos cosas, o el mundo se acomoda a Trump o Trump se acomoda al mundo en materia de estilo de comunicaciòn, y en este momento no tengo claro lo que va a pasar.

Por un lado las palabras son solo palabras, y por otro lado hay hipersensibilidades en las estructuras que manejan las cosas con palabras en el mundo de la diplomacia, donde en lugar de lìneas rectas de frases cortas de Twitter, usaban trayectorias parabòlicamente metafòricas en la retòrica, con mensajes con alto nivel de contexto y de lectura entre lìneas.

Es como si la diplomacia a la usanza antigua, y los Twits de Trump, fuesen dos idiomas distintos.  El mundo diplomàtico nunca fue tan extraño como hoy.

  1. en respuesta a Comstar
    #9
    03/01/17 09:16

    Si tu crees que eso es un experimento, yo mas bien diría que es otra cosa, pero en fin. Ya veremos que pasa cuando llegue eso que le llaman diplomacia de la política internacional.

  2. en respuesta a Franz
    #8
    03/01/17 08:28

    Trump es todo un experimento mundial.
    Es pasar la comunicaciòn de millonario al mundo de la diplomacia.

  3. en respuesta a Comstar
    #7
    03/01/17 08:10

    Se habla de su poderío, pero no dicen hasta donde se extiende. Haber si hasta China no llega y se queda en Estados Unidos comprando sus productos y contratando a americanos, entre comillas, y hablando de trabajo. Y ¿por qué no? lo que si pudiera que hiciese es impulsar los salarios y crear puestos de trabajo para mantener esa esperanza de economía americana en pista.

    Y su ironía, inteligencia y gracia que siga, que siga dejándola en Twitter, que si, sigue así, ya veremos, ya veremos dentro de unos años, que es lo que pasa.

    Saludos

  4. en respuesta a Franz
    #6
    03/01/17 07:01

    Ah el choque de culturas...
    Es cuando Juan pregunta, y Pedro cree que es un insulto.
    Es cuando Alberto confunde la crìtica de Carlos con el desprecio.
    Es como cuando hablas del turno laboral (shift) y olvidas ponerle la F.

    En EUA disculparse (apologize) es lo apropiado aunque no sea tu culpa.
    En Asia disculparse es visto como debilidad y humillación. Por eso es que Japón no se rendía incondicionalmente como lo exigía EUA.

    Trump es un millonario occidental, y sabe hablar como millonario occidental. No dejan de tener algo de razón al decir que es un novato, al menos en materia de diplomacia. El internet es complicado.

    Aunque los chinos no deberìan ofenderse. Trump tira piedras a todo el mundo, desde general Motors por importacr carros libres de impuestos, pasando por el gobernador de Chicago por las tasas de criminalidad, hasta la queja hacia China por llevarse mucho dinero de EUA y no ayudar con Norcorea. No parece nada personal, es simplemente un millonario excèntrico.

    Como decìa aquel forista anglosajòn una vez "yo no te odio a tì, yo odio a todos por igual".

  5. en respuesta a Comstar
    #5
    03/01/17 04:27

    Y hablando de la amenaza nuclear, que mejor que hable, por si solo, el presidente electo de EEUU, Donald Trump, contestó este martes a las amenazas de Corea del Norte en la red social Twitter y aseguró que el régimen norcoreano no desarrollará un arma nuclear que pueda poner en peligro la seguridad de Estados Unidos.

    http://www.malagahoy.es/mundo/Trump-Kim-Jon-Un-peligrar-EEUU_0_1096390888.html

    Saludos

  6. en respuesta a Comstar
    #4
    03/01/17 04:19

    Tendría que leer los medios de comunicación chinos critican en duros términos las polémicas declaraciones del presidente electo estadounidense, Donald Trump.

    El republicano publicó el domingo un mensaje en la red social Twitter en el que arremetía de nuevo contra China, en medio de las críticas que ha recibido por su contacto telefónico con la presidente de Taiwán, Tsai Ing-wen.

    “¿Nos preguntó China si estaba bien devaluar su moneda (haciendo más difícil a nuestras empresas competir), aplicar aranceles excesivos a los productos nuestros que entran en su país (Estados Unidos no lo hace) o construir un gran complejo militar en medio del mar del Sur de China? Creo que no”, tuiteó Trump.


    Los tuits de Trump “disimulan su verdadera intención: tratar a China como un pedazo de carne de cordero y cortar una tajada”, según el diario chino Global Times.

    Reaccionando a tales afirmaciones, los medios estatales chinos han indicado que Trump es un “novato” incapaz de cerrar la boca que tiene que aprender que no puede “manipular a su antojo” al gigante asiático.

    Los tuits del nuevo mandatario estadounidense “disimulan su verdadera intención: tratar a China como un pedazo de carne de cordero y cortar una tajada”, según el diario chino Global Times.

    El periódico enfatiza que el nuevo mandatario del país norteamericano tiene intención de “saquear otros países” con el fin de asegurar el bienestar de Estados Unidos.

    Saludos

  7. en respuesta a Franz
    #3
    02/01/17 16:24

    Sobre el tema nuclear, las cosas no son tan fáciles.

    Construyes un ICBM y si se te cae una herramienta durante un mantenimiento y golpea mal puedes tener una fuga de combustible en el silo, o hasta una explosión nuclear en casa.
    Y si no le das mantenimiento, ahorras dinero pero tienes un accidente nuclear esperando.
    Un ICBM es un gasto fijo, es un matrimonio con un cohete donde gastarás dinero por siempre jamás en mantener un aparato con tecnologías que funcionan con floppy disc. Y si actualizas subes los costes.

    Los ICBM con problemas se conocen en EUA como "broken arrows" (flechas rotas) y a como empiece una carrera armamentista, gastarán menos en armamento convencional, lo cual en efecto evita una escalada convencional.
    Hasta eso tiene sentido.

    ¿Amenaza nuclear? Los ricos no quieren morir. Cuando yo vea a los banqueros regalando todo el dinero con intereses negativos a la gente, porque el mundo se acaba mañana, ese día tendré miedo. Mientras tanto, la guerra termonuclear global será solo retórica.

    Por eso entiendo lo que dice Trump sobre cordura, porque es mas amenaza una carrera armamentista convencional, que una carrera nuclear. Es que parece que Trump ve todo y lo que ve es dinero, y no teatralidad política de reinas del drama. Si otros países gastan en armas nucleares, dejan de gastar en armas convencionales.

    Siendo político chino o cubano, solo tendría que decir "Sr. Trump, hablemos de negocios" porque no veo a Trump pensando en ideologías como Hugo Chávez, ni nacionalismos, ni guerras de ego. Lo veo como alguien que mira su propio dinero y mira tu dinero, y en formas en que ese dinero opera y no parece que le guste que usen su dinero o que el dinero ajeno se use para dramas polìticos adversos.

    Y si soportas un poco de palabras duras, pero consigues tu parte en la negociación, ganas. Lo que he visto me sugiere que tendrìa que ser asì. Puedo equivocarme.

  8. en respuesta a Franz
    #2
    02/01/17 16:16

    El es un millonario.
    Un millonario te dirà, vamos a cancelar el contrato si no ofreces algo mejor.
    Solo que en Cuba o en China eso se mira como amenaza, por las hipersensibilidades.
    Es como si unas palabras se convirtieran en un drama Shakespeariano. Pero los millonarios son asì. Si tu empresa no le da una buena oferta, te hablan en ese tono.

    Por eso es que me parece muy curiosa la interpretación que la diplomacia de otros países da. A veces siento que ese trato directo es mentalmente más sano que rasgarse las vestiduras con posturas de reina del drama. Obliga a los políticos a pensar en gestionar como empresa y no jugar juegos teatrales.

    Sin tener una postura concreta sobre un paìs donde yo no voto, como experiencia internacional mundial me parece fascinante estudiar las formas de comunicación de este presidente.

    Y en realidad tiene mucho sentido que empiece un proceso de propuesta y contrapropuesta mundial entre paìses, para recobrar la cordura. ya la crisis mundial agrega suficiente drama, y no necesitamos más.

    Lo que ha fascinado a los americanos es que Trump dice las cosas sin pelos en la lengua. Es otro Jim Rogers en su manera de hablar. Y eso, como dices, va a ser interesantismo de ver.

  9. #1
    02/01/17 16:04

    Y como se iba a pensar que siin haberse instalado aún en la Casa Blanca, el presidente electo, Donald Trump, ha agitado la política exterior de EEUU con sus intempestivos mensajes de Twitter, un estilo que ya se conoce como "diplomacia de los 140 caracteres".

    Como candidato presidencial republicano, Trump revolucionó la campaña electoral con el uso vehemente de Twitter para atacar sin piedad a sus rivales políticos o echar más leña al fuego de polémicas interminables.

    Lejos de moderar su obsesión tuitera tras batir a la demócrata Hillary Clinton en las elecciones del 8 de noviembre pasado, el multimillonario, ya como presidente electo, ha exprimido el espacio de 140 caracteres que permite la red social del pajarito azul para proponer medidas que podrían conducir a un nuevo orden mundial.

    La primera vez desde que venció en los comicios que Trump tuiteó un comentario relevante sobre política exterior fue el 28 de noviembre, cuando avisó de que frenará la aproximación a Cuba que promueve el presidente saliente de EEUU, Barack Obama, si La Habana no ofrece a Washington un "acuerdo mejor".

    Bastaron 138 caracteres para amenazar con revertir una política clave del legado de Obama, aunque el empresario neoyorquino, que tiene 18 millones de seguidores en Twitter, no incluyó vídeo o enlace alguno para aclarar qué implica esa mejoría.

    China también ha estado en el punto de mira del tuiteo del presidente electo, que a principios de mes arremetió contra el gigante asiático por "devaluar" su divisa y "construir un gran complejo militar" en las disputadas aguas del mar del Sur de China.

    Ese toque de atención se produjo poco después de encajar críticas de las autoridades de Pekín por su conversación telefónica con Tsai Ing-wen, presidenta de Taiwán (territorio que China considera suyo), quien le llamó para felicitarle por su éxito electoral.

    La llamada, confirmada por el magnate en un tuit, rompió casi cuatro décadas de sensible política exterior de EEUU hacia China y obligó a la Casa Blanca a salir al paso para recordar que el único Gobierno chino al que reconoce Washington desde 1979 es el de Pekín.

    El alejamiento de China que parece abrazar el presidente electo coincide con un aparente acercamiento a la Rusia de Vladímir Putin, quien le envió la semana pasada una cálida carta de felicitación navideña con el deseo de "restaurar" las relaciones bilaterales.

    Trump, que ha colgado unos 34.200 tuits desde que abrió su cuenta en 2009, publicó la misiva el viernes pasado, justo el día en que aplaudió al mandatario ruso por declarar que Hillary Clinton y el Partido Demócrata perdieron las elecciones de forma "humillante".

    "Vladímir Putin dijo sobre Hillary y los Demócratas: 'En mi opinión, esto es humillante. Uno debe ser capaz de perder con dignidad' ÑTan cierto!", espetó el magnate en Twitter.

    Trump también abogó la semana pasada por "fortalecer y expandir" la capacidad nuclear de EEUU hasta que "el mundo entre en razón" respecto a las armas atómicas, idea que puesta en práctica podría desencadenar una carrera armamentística mundial.

    Ni la ONU se libra de su compulsión tuitera: "Las Naciones Unidas tiene un gran potencial, pero ahora es solo un club de gente para reunirse, hablar y pasárselo bien. ÑQué triste!", escribió este lunes.

    El comentario venía a colación de la decisión adoptada el viernes pasado por el Consejo de Seguridad de exigir a Israel el fin de sus asentamientos en territorios palestinos, aprobada gracias a una abstención de EEUU muy criticada -una vez más en Twitter- por Trump.

    "Resiste Israel, el 20 de enero está cada vez más cerca", tuiteó hoy Trump en alusión a la fecha en la que será investido como cuadragésimo quinto presidente de Estados Unidos.

    La "diplomacia de los 140 caracteres" podría convertirse en un dolor de cabeza para el Departamento de Estado.

    "Este estilo personal aparentemente impulsivo hace muy difícil que la burocracia del Departamento de Estado interprete a Trump y siga su ejemplo", advirtió Shamila N. Chaudhary, experta del centro de estudios New America.

    Pero no parece que el empresario vaya a apagar su voz tuitera una vez jure el cargo, según su futuro portavoz, Sean Spicer, quien adelantó el lunes que la "Twittermanía" será una parte "fascinante" de su Presidencia.

    Mientras, los medios le recuerdan que, 50 días después de ganar las elecciones, sigue sin dar una rueda de prensa, algo inédito en un presidente electo desde hace décadas.