La extraña competencia geopolítica por desarrollar países

Luego de 10 años de crisis interminable, donde los banqueros sacaron rentabilidad de su shadow banking con bonos a 10 años (que casualidad), en la nueva guerra fría hay una extraña competencia por desarrollar países.

En el pasado, China era la fábrica con empleos (proveedor) y EUA el país con consumidores (cliente), lo que el historiador Niall Ferguson llamó Chimerica ("quimérica" formado con las palabras China y America).  Pero al romperse el matrimonio y cada uno querer ir por su cuenta, empieza la competencia por desarrollar países.  Por un lado Trump quiere repatriar empleos para que los ciudadanos tengan sus empleos perdidos y así completar su mitad de Chimerica.  China se queda con un exceso de capacidad y lo que necesita es clientela, por lo que busca crear personas con poder adquisitivo para ser clientela.

Las iniciativas chinas empujan lo siguiente:

  • El 14 y 15 de mayo, empieza el foro Iniciativa del Cinturón y la Ruta de la Seda que incluye a 29 países. ¿Será un Plan Marshall chino?
  • 50.000 millones de dólares para el Corredor Económico China-Pakistán
  • Construcción de un puerto en Yibuti
  • Construcción de oleoductos en Asia Central
  • Proyectos de inversión en Venezuela y África
  • Inversión de más de 500.000 millones de dólares en 62 países en cinco años.

Trump también ha hecho lo suyo.  

  • En lugar de querer gastar en lo militar en otros países, aprovechando la crisis con Norcorea, Trump ha lanzado cohetes balísticos ICBM viejos para reemplazarlos por nuevos y así generar empleo aeroespacial.  Trump es un millonario y entiende de dinero, no de geopolítica. Lanzar los ICBM que lanzó era la forma más barata de desechar cohetes viejos.  Desarmar y transportar habría sido carísimo.
  • Trump busca concentrar el grueso de su gasto dentro del territorio de EUA para estimular la economía nacional y no la de otros países.
  • Guatemala y México colaboran con la Fuerza de Tarea del Comando Sur de Estados Unidos para perseguir carteles de crimen organizado.  Tiene la ventaja de que a los carteles les quitas el dinero y es como cobrar impuestos sin subir impuestos, y además detienes la trata de personas que terminan devaluando el salario de los americanos, lo que Clinton llamó "narco-insurgencia" que controla la trata de personas.  Si en EUA aprendieron bien las lecciones estratégicas de Mao Tse Tung sobre como poner fin a una guerra del opio, lo que pueden esperar los narcos es la exterminación.  Mao Tse Tung ejecutó a los narcos y mandó a los adictos a rehabilitación mandatoria (mató la oferta y la demanda).  Mao habrá hecho cosas mal, pero lo que hizo bien fue acabar con la guerra del opio y sus consecuencias.
  • EUA podrá exportar carne a China de nuevo.
  • Trump ha firmado una iniciativa para fortalecimiento de la ciberseguridad en EUA.

Un plan Marshall no puede existir en tiempos de guerra, porque requiere colaboración para fortalecer una economía, y no destruirla con una guerra.  Y eso debe tener a disgusto a muchos.  Especialmente algunos nacidos en la era hippie, que no quieren un Apolo Soyuz en materia de paz.

Desarrollar países es impopular en el mundo financiero, porque significa que deben arriesgar dinero en desarrollo en economía real, en lugar de especulación con bonos de deuda en países en ruina económica. Quizás por eso es que Trump enfrenta la guerra de chismes que le agobia con adjetivos para dañar su imagen.  Pero cuando vemos las acciones ejecutivas, todas van por el lado económico en línea desarrolista, pues claro, es economísta, para disgusto de los financieros.  En realidad ver tantos chismes contra Trump nos dan la tranquilidad de que va por el camino impopular de ir contra grandes intereses que patrocinan a los "fake media".

Esos intereses estaban muy complacidos cuando los españoles se suicidaban con la dación de pago, y cuando Zapatero y Rajoy gastaban el dinero en rescates.  No reclamaron tampoco la crisis griega, pero si hablaron muy mal cuando Yanis Varoufakis dijo que no iba a pagar.  Y los "Fake media" nunca hablaron de los ataques especulativos contra Grecia para subirle la prima de riesgo.

Esos intereses tampoco hicieron gran barullo con los porrazos a los indignados de Barcelona o de plaza Zucotti.  ¿Por qué crees que ganó Trump?  Es que la gente fue silenciada por los medios, y hablaron con su voto, tal como lo dijo Michael Moore.  Lo interesante es que si fuiste a los EUA después de ser electo Trump, no veías manifestaciones, sólo unos cuantos gatos pagados para manifestarse, y entre los parados americanos sigues viendo apoyo a Trump.  Los que no están apoyando a Trump son otros, y eso es una buena señal.  Si los que causaron el problema hablan mal de Trump, es una muy buena señal de que las cosas marchan por buen camino.  

Con el fin de Chimerica, en lugar de carrera armamentista de guerra fría, parece que veremos la "carrera desarrollista".  Es una carrera donde las máquinas no compran, no son consumidores.  Con tanta automatización van a tener que ver cómo hacen para absorber a la gente de vuelta con empleos en la economía.

Es curioso que con su economía basada en el empleo, Trump reaviva el keynesianismo, pues lo que hubo antes en EUA y Europa (gastar en regalar dinero a amigotes en nombre del keynesianismo) no era keynesianismo.  China parece necesitar keynesianismo también.  Eso parece buena noticia.  La gente necesita empleo, y una carrera desarrollista es lo que va a necesitar el colectivo de parados del mundo.

Lo que miramos hoy en el mundo nos da señas de esperanza.
 

¡Sé el primero en comentar!