Blog Cambiando el mundo
Discusión de problemas y soluciones de actualidad económica mundial

China y sus reglas para jugadores de videojuegos

Si ibas a invertir en videojuegos en China, te convendría leer acerca de las reglas que el gobierno chino impone.

China incorpora toque de queda que restringe cuanto pueden jugar los menores de edad. Se limita la cantidad de dinero a gastar $29 y el tiempo a jugar y la cantidad de juegos que se incorporarán.  Eso encoge la cantidad de dinero al que las empresas pueden aspirar a recolectar.

“(This notice) has emphasized on the responsibility of the corporations, and has executed the government’s duty to supervise the problem,” a spokesman for the nation’s General Administration of Press and Publication, which introduced the new order, said in a statement to the Xinhua News Agency, according to CNN.  The announcement comes a little over a year after Beijing came up with measures that restrict how many new online games are introduced, according to CNN, in an effort to “reduce nearsightedness” in those who play. - New video game curfew that restricts when and how often minors can play is set in China.  

Asimismo, esto se une a la lista de requisitos que China ya impone.  China ha empezado a usar reconocimiento facial.  Eso significa que debes poner tu cara frente a la cámara para desbloquear una cantidad de horas y dinero a gastar.

The SAPP eventually established the Online Games Ethics Committee to review new games and make sure they meet the government's standards. According to Niko Partners, the ethics committee prohibits anything that violates or threatens China's constitution, national security, or political climate; games that promote racism or religious cults; and obscene content featuring drug use, extreme violence, or gambling. Extreme violence would include images of dead bodies and pools of blood, though the country does accept some games with guns and other weapons. (...) Chinese officials have expressed concerns about video games leading to addiction and an overall lack of productivity. (...) Each player's name and age is checked against the national citizen database maintained by China's Ministry of Public Security. Tencent also introduced facial recognition software in September 2018, starting with thousands of randomly selected gamers living in Beijing and Shenzhen.  - China has released its guidelines for approving new video games, one year after putting a freeze on new releases in the country

Cuando miramos a empresas con controversias como Activision Blizzard y Ubisoft yendo en dirección a complacer a China, podemos ver que podría ocurrir en el futuro que aunque no vivas en China, los videojuegos empiecen a espiarte como lo hacen hoy las redes sociales, y ya sabes adonde irán los datos a parar.

¿Futura colisión entre empresas de videojuegos y gobierno chino?

La adicción a videojuegos es un severo problema en China.

The new regulations also require developers and publishers to divulge more information about a given title including detailed scripts, screenshots, as well as what features are being included to help curb gameplay addiction and over-spending by the country’s younger population. Gaming addiction has long been an issue in China; it was first addressed in 2007 with regulations put in place for PC games, which have now been officially expanded for mobile gaming as well. - China's New Video Game Rules Officially Ban Blood, Corpses, Mahjong, and Poker

¿Nuevo orden mundial o apocalipsis de anticristo?  Esa es una posibilidad.  Sin embargo es muy posible que a futuro lo que vamos a ver es a las empresas tratando de hacerle trampa a China, o a tratar de sobornar funcionarios chinos para salirse con la suya.

El interés chino de controlar el techo de gasto y la contención de adicciones para no amenazar la productividad de empresas y la adicción de los niños, se contrapone al deseo de las empresas de videojuegos de aumentar sus ingresos de manera infinita, y de utilizar todas las técnicas para crear adictos, incluidos los DLC, las microtransacciones y las cajas de botín (lootboxes).  Vivimos en una era donde las adicciones ya no necesariamente son dirigidas a sustancia adictiva, sino que se trata de un engaño a los mecanismos de recompensa del cerebro.  Adicción al teléfono, a los videojuegos, nos muestran que ya no hay necesariamente una sustancia psicotrópica de por medio.

Durante el siglo XIX China fue esclavizada por los narcos y al perder las guerras del opio, China se llenó de adictos.  Si la propensión a la adicción ha logrado calar en el ADN de los chinos, o si el origen de la adicción tiene raíces en interacciones humanas arraigadas en su cultura, podría haber mayor propensión a la adicción.  Esto significa que ya los enemigos de China no necesitarían de drogas para causar una tercera guerra del opio, sino que bastaría con corromper funcionarios de gobierno para llenar a China de adictos otra vez.  ¿Usar la avaricia de funcionarios para hundir a China otra vez  Sabemos que la adicción generó problemas sociales a China, al punto de que 400 años de dinastía llegaron a su fin, así como el sistema imperial chino.  

Las condiciones de intereses contrapuestos apuntan a un futuro conflicto entre China y las empresas de videojuegos.  Por el momento las empresas parecen obedecer, pero la cúpula de esas empresas ya ha demostrado conductas abusivas hacia los jugadores, y una avaricia desmedida con prácticas que hacen fruncir el ceño de muchos gobiernos de occidente.  Sólo necesitan corromper su entrada hacia el control de la maquinaria estatal china para hundir a China.

¿Te imaginas a los soldados chinos en zonas calientes jugando videojuegos en lugar de vigilar?  ¿Te imaginas a la milicia china manejando soldados con síndrome de abstinencia?  ¿Te imaginas a funcionarios chinos adictos a videojuegos cambiando favores o privilegios burocráticos por recursos virtuales en un juego (soborno virtual)?

El caso de China presenta muchas posibilidades de problemas futuros para China.  La corrupción digital puede tener efectos muy serios, principalmente porque la tecnología crea situaciones nuevas, y el gobierno chino parece querer simplemente contener la adicción, en lugar de estudiar la causa personal, genética o social que da origen a las adicciones.  Las empresas de redes sociales hoy se encuentran en el negocio de producir adictos, y han desarrollado toda clase e estratagemas para ello. 

Un gran ejército de programadores y diseñadores, entre otros, se dedican día a día a pensar en estrategias que permitan mantener cautiva la atención de los usuarios durante la mayor cantidad de tiempo posible.  Es en el contexto de esta problemática que los términos “Economía de la atención” han cobrado tanta importancia durante los últimos años: se trata, así, de una manipulación psicológica y sensorial con el fin de captar la mayor atención posible y, durante ese tiempo, recolectar la mayor cantidad de información personal de sus usuarios. (...) Psicología de Facebook, que enseña a sus estudiantes cómo funciona la persuasión dentro de esta red social; o la de Video persuasivo en línea, investigando en ella cómo los videos pueden cambiar el comportamiento de sus espectadores. Nir Eyal es un inversor ángel que ha venido aplicando estas técnicas en el diseño de productos que ‘enganchen’. Para Eyal, el comportamiento de una persona puede ser diseñado por medio de la creación de hábitos que aseguren la fidelización de sus consumidores, manteniéndolos enganchados como el adicto a los productos de su dealer. (...) Para Harris, las vulnerabilidades psicológicas, sociales y estéticas son las puertas de entrada predilectas para manipular las conciencias, los pensamientos y las acciones los usuarios. - La adicción a las redes sociales como estrategia de negocios

Dicho de otro modo, si las empresas tienen más conocimientos que el gobierno chino acerca de cómo generar adiccion en la gente, entonces China tiene un problema.  Las empresas quieren atrapar a la gente, hacer que compre más, China quiere que esté menos atrapada, y que tenga un tope de gasto.  Esta contradicción sólo logrará perjudicar chinos adictos que buscarán maneras de burlar los controles chinos, y las empresas darán la bienvenida a esas vías, si es que no son las mismas empresas las que creen esas vías.

Por ahora las empresas parecen someterse, pero ya lo hemos visto antes.  Una empresa con suficiente poder puede desafiar a gobiernos.  Buscarán toda clase de artimañas y narrativas para salirse con la suya, aprovechando cada poco de influencia política y cada vulnerabilidad legal del sistema.  ¿Cual será el futuro?

 

¿Te ha gustado el artículo?

Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico.

Autor del blog