Conoce todo sobre los créditos hipotecarios antes de comprar tu casa

Conoce todo sobre los créditos hipotecarios antes de comprar tu casa

En el momento en el que nos decidimos a adquirir una vivienda, la pregunta más frecuente es ¿Cómo la pagare? ¿De dónde obtendré el dinero?, debido a que estos tipos de bienes tienen un elevado costo, como todos sabemos son una inversión muy importante, por eso difícilmente se pueden pagar sin contar con un crédito. Por eso, en el siguiente post explicaremos todo sobre los créditos hipotecarios, para que cuando te decidas a comprar una casa... ¡Estés listo!
 
 
El crédito hipotecario es un préstamo que se otorga para financiar la compra de una vivienda o para la libre disponibilidad. El banco te otorga un préstamo por el monto que necesites y ponen en garantía tu propiedad para así asegurarse que cumples el pago del crédito mediante la constitución de una hipoteca.
 
 

Características de los créditos hipotecarios

Es muy importante cuando vayamos a adquirir un crédito, que además de comparar entre diversos créditos tengamos en cuenta una serie de características de los créditos hipotecarios como son el tipo de crédito, el plazo, la tasa de interés…
  • Monto financiable: es la proporción del valor del inmueble que va a ser financiado por el banco.
  • Pesos o UDI’s: consulta si el crédito que te van a otorgar es en Pesos o en Unidades de Inversión (UDI’s).
  • Tasa de interés: en los créditos hipotecarios podemos elegir entre una tasa fija, variable o mixta.
  • Plazo contratado: los créditos hipotecarios tienen una duración de entre cinco hasta treinta años. A menor tiempo, mayor es el pago mensual; y a mayor plazo, menos es el pago mensual.
  • Tasa de interés: la tasa de interés de los créditos hipotecarios se determina teniendo en cuenta el tipo de crédito y el plazo contratado.
  • Tasa de interés moratoria: la tasa de interés que se impondrá en el caso de que se retrasen los pagos.
  • Comisiones: hay que tener en cuenta las comisiones que se aplicaran al contratar un crédito y su importe. Algunos de los gastos o comisiones se tendrá que pagar al inicio del crédito y otro mientras esté vigente el crédito.
  • Gastos notariales: el importe aproximado de los gastos notariales por concepto de escrituración.
 

Destino del crédito hipotecario

Cuando adquirimos un crédito hipotecario, puede ser para una de las siguientes tres cuestiones:
  • Adquisición de una casa o un departamento: el importe del crédito se utilizara para comprar una casa o departamento, tanto nuevo o usado.
  • Remodelación o mejoras: en este apartado, la persona que adquiere el crédito es propietaria del inmueble y destina el crédito a la remodelación de su casa o departamento.
  • Construcción: en el cual la persona que lo solicita es propietaria del terreno y el crédito se destina a la construcción de la vivienda.

Requisitos básicos para solicitar tu crédito hipotecario

Como todos sabemos comprar una casa es una inversión muy importante, por eso al pedir un préstamos para comprar una casa los bancos deberán asegurarse si podrás pagar el crédito.
  • Edad y salario
Para adquirir un crédito hipotecario la edad mínima requerida son 18 años y la máxima 64 años y 11 meses.
Generalmente, las hipotecas para jóvenes ofrecen condiciones más ventajosas. En casos concretos se permite financiar hasta el 100%. Mientras las hipotecas para mayores de 40 años también cuenta con condiciones especiales, pero esta financiación no suele llegar al 100%, porque se deduce que el adquirente cuenta ya con algunos ahorros para comprar la casa.
  • Historial crediticio
Tener un buen historial crediticio te puede ayudar a adquirir futuros préstamos. Determinaran si eres candidato a una hipoteca según tu comportamiento con tarjetas de crédito, telefonía, financiamiento automotriz y compras en tiendas departamentales. Esta información la encontraran en el Buró de Crédito.
  • Capital Inicial
Para adquirir un crédito hipotecario, es necesario un capital inicial para cubrir el enganche del inmueble, los gastos administrativos, apertura de crédito, valuación y gastos de escrituración. Este capital inicial suele ser entre el 10% o el 20% del valor del inmueble.
 

Mitos y realidades de los créditos hipotecarios

A continuación les explicaremos los mitos más comunes en el momento de adquirir los créditos hipotecarios.
 
Mito: Cuando alguna institución le ofrece un crédito hipotecario hay que aceptar de inmediato, por si se arrepienten y nos lo rechazan.
Realidad: Nunca hay que aceptar un crédito sin antes revisar si se adapta a tus necesidades y vas a poder pagarlo cómodamente.
 
Mito: Si tiene un crédito hipotecario y pierde el empleo, no podrá pagarlo.
Realidad: Al adquirir una hipoteca, de forma general viene acompañada de un seguro de desempleo. Por eso, en el momento de adquirir un crédito hipotecario, hay que preguntar por el seguro de desempleo y como funciona.
 
Mito: Los créditos hipotecarios cubren el 100% del valor del inmueble.
Realidad: De forma general ninguna institución otorga como crédito el monto total del valor del inmueble, el porcentaje de financiamiento o aforo alcanza el 95% del valor, aunque lo más común es otorgar como máximo el 80% del total.
 
Mito: Un préstamo hipotecario no se suele conceder a personas que trabajan por cuenta propia.
Realidad: Todas las personas pueden acceder a los créditos hipotecarios, siempre que se compruebe su actividad laboral y sus ingresos.
 
Ahora ya conoces todas las claves que debes tener en cuenta antes de contratar un crédito, pero ¡CUIDADO, no está todo el trabajo hecho! Una vez que ya has contratado el crédito hipotecario debes verificar que tu contrato cumple con los compromisos que hay asumidos, mantenerte pendiente de los días de pago correspondientes a cada amortización para evitar los intereses moratorios y consultar los estados de cuenta cada mes donde vienen detallados todos los movimientos efectuados en la cuenta durante ese periodo.
 
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!