Estado de México, 2017.

Hoy en día es muy común escuchar sobre una “vida verde”, el compromiso que como individuos debemos tener con el planeta, cambio climático, huella ecología y muchos otros términos referentes a la naturaleza y su preservación. Por lo que la economía no es la excepción y cumple con su parte con la llamada “economía verde”.

Si bien es un término que en la actualidad escuchamos constantemente pocas veces si habla de su definición, características y alcance. Por lo que en este artículo todas esas dudas será resultas.

Primeramente, la economía verde trata sobre una rama de la economía definida como aquella que da lugar al mejoramiento del bienestar social e igualdad social, mientras que se reducen significativamente los riesgos medioambientales y la escases ecológica (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, PNUMA). Considerando los tres ejes de la sostenibilidad; social, economía y ambiente. En la Conferencia Río+20 considero la economía verde como herramienta importante para el desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza.

Dentro de sus principales características considera:

  • Baja en carbono,
  • Eficiencia y eficacia en el uso de recursos,
  • Inclusiva socialmente.

A partir de la trasformación de la economía a una economía verde se abren áreas de oportunidad como;

  • Aumento de las inversiones públicas y privadas en los sectores verdes,
  • Aumento de los empleos dada la apertura de nuevas empresas vinculadas con los sectores verdes,
  • Disminución del uso de energía y recursos naturales por el aumento de energía amigables con el medio ambiente (por ejemplo; energía solar) por lo tanto una reducción considerable,
  • Desfosilización de la economía,
  • Disminución de emisiones,
  • Etiquetado de bonos verdes.

“Es hora de crear la nueva economía” fueron las palabras del secretario general de la OCDE, Angel Gurría en el 2015 haciendo referencia a la necesidad mundial de cambiar el rumbo que hasta entonces estaba llevando la economía y poder saciar la demanda del planeta y sus habitantes de cambiar el rumbo a una economía ver y sustentable que permita seguir con este ritmo de desarrollo y crecimiento pero con un menor impacto ecológico. Dado que los costos del cambio climático generan pérdidas economías significativas, para el 2014 se hablaba de un 6% respecto al PIB proyectado para el 2030 y de seguir con la misma tendencia para el 2050 está perdida superaría el 20%.

Como se puede observar esta economía responde a las crisis sociales, económicas y financieras, la redistribución, pero sobretodo con la protección y conservación del medio ambiente. Por lo que se vuelve una herramienta actual pero sobretodo viable como válvula de escape a las crisis

  1. en respuesta a Gamatet
    #2
    16/04/17 15:22

    Hola, gracias por tu interés.
    Este es un concepto ya vigente y aceptado mundialmente que poco a poco esta siendo introducido en diferente proyectos como lo son por ejemplo los "bonos verdes" "hipotecas verdes" con el fin de hacer frente a las necesidades financieras actuales y a la solución de problemas medio ambientales.
    Actualmente aun no tienen un rubro particular en los indicadores de un país, solo en el caso de los Bonos en un sub rubro, dado que estos ya vienen etiquetados como verdes.
    Espero que con lo anterior haya resuelto tu duda, de no ser así re escríbeme.

    GRACIAS!

  2. #1
    11/04/17 21:26

    Hola,
    Una pequeña duda, ¿Es solo la idea de un pseudo-proyecto sustentable que hace referencia a los problemas medio ambientales que ocasionan las necesidades de los seres humanos?, o ¿en algún punto esta misma necesidad hará que la idea "verde" empiece a funcionar?, de ser así, ¿Como sabríamos cuando este concepto entre en acción en el plano económico?.
    Gracias y buen aporte