Mejores créditos hipotecarios a tasa variable 2018

¿Qué es un crédito a tasa variable? en México sólo una de cada diez hipotecas está en esa condición, y se debe a que siempre es más alta que la tasa fija (en promedio por 2 o 3 puntos), por ello es la menos recomendada, pero ¿quiénes eligen una hipoteca a tasa variable y por qué? a continuación explicaremos en qué consiste, a quién va dirigida y luego mencionaremos cuáles son los mejores créditos hipotecarios a tasa variable.

 

Mejores créditos hipotecarios a tasa variable 2018

 

 

¿Qué es una hipoteca a tasa variable?

Esta tasa de interés es calculada a partir de la tasa de interés interbancaria (TIIE que cambia todos los días, es determinada por el Banco de México y esta a su vez se ve influenciada por otros movimientos, por ejemplo el alza de intereses en la FED de Estados Unidos) y es por ello que en promedió es más alta en 2 o 3 puntos que la tasa fija. En el mercado hay créditos a tasa variable y Udis, y su gran desventaja es que no se sabe cuánto se pagará durante esta deuda y que un cambio en la TIIE afecta la cantidad que se paga de un mes a otro

 

¿Cuál es la ventaja del crédito variable?

A pesar de que este crédito es tan volátil que no se sabe en cuánto se elevará la deuda ni cuánto cambiarán las mensualidades, tiene una gran ventaja: se recomienda solamente cuando el cliente está seguro que podrá liquidar su hipoteca antes del tiempo contratado (en los créditos fijos generalmente no se puede liquidar la deuda antes del plazo pactado en el contrato), y esto hace que la deuda baje de una forma muy considerable.

 

Mejores créditos hipotecarios a tasa variable 2018

Como verás y debido a su naturaleza, los créditos hipotecarios a tasa variable no tienen mejores ni peores opciones, pues lo que hoy podría resultar la mejor elección, literalmente mañana puede ser la peor y a la vuelta de unos días de nuevo las buenas condiciones pueden regresar, entonces en este caso el mejor consejo es contemplar todas las variables de una hipoteca así, aunque ello implica tener más conocimientos de conceptos financieros y estar familiarizado con ellos.

 

Principalmente no hay que olvidar que la recomendación más importante aquí es que el crédito a tasa variable sólo se recomienda para quienes puedan liquidarlo antes del tiempo establecido, es decir, conviene cuando se tiene una buena economía, ya que se aprovechan los momentos de tasa de interés baja para así pagar menos intereses mientras se amortiza (paga a capital) más rápido.

 

Mejores créditos hipotecarios a tasa variable 2018

 

Recomendaciones

Se debe elegir este tipo de crédito si se tiene la seguridad que se puede liquidar antes y si se está dispuesto a pagar altas mensualidades cuando la tasa suba.

 

Busca aquellas hipotecas que penalizan por hacer pagos adelantados. Generalmente los bancos no penalizan por ese motivo, pero hay algunos que sí lo hacen, así que mejor pregunta y que te lo den así por escrito.

 

No contrates el primer crédito que te ofrezcan. Dedícale tiempo, ve a varios bancos y pregunta todo.

 

No hagas compra por impulso: esto nos lleva a creer que podemos adquirir una deuda variable y si no estamos seguros de nuestras finanzas ni capacidad real de pago puede ser la peor decisión.

 

Contempla gastos iniciales como apertura de crédito, avalúo, escrituración pago de impuestos.

 

Si no tienes certeza de que tendrás tus mismos ingresos no contrates a tasa variable.

No consideres esta opción si vas a iniciar un negocio.

 

No contrates hipoteca variable si vas a tener un hijo.

 

 

La casa de nuestros sueños no suele ser la primera, a veces tenemos que apostar a un tiempo más largo y hacer más movimientos para tener el hogar con el cual soñamos.

 

 

 

  1. en respuesta a Valentinnan3
    -
    #4
    06/03/18 18:42

    Al contrario, gracias por leernos y consultarnos.

    Seguimos a sus órdenes.

    Saludos.

  2. en respuesta a Misael Mora
    -
    #3
    05/03/18 17:37

    Gracias por tu aporte Misael, te sigo en varios comentarios. Saludos

  3. en respuesta a Valentinnan3
    -
    #2
    20/02/18 00:27

    Hola,

    Qué buena pregunta,

    Desde mi punto de vista hay dos tipos de deuda:

    1. Deuda mala: celulares, gadgets, y en general bienes que no son duraderos y se devalúan rápido.

    2. Deuda buena: casas, terrenos, negocios, etc. y todo aquello que eleva su valor con el tiempo y/o te genera una riqueza.

    En ese sentido un auto es una necesidad, y aunque se trata de un bien que se devalúa mes a mes, puedes obtener algunas ventajas: un auto nuevo se devalúa al momento de sacarlo de la agencia y el olor a nuevo es caro desde mi punto de vista. Yo recomiendo más comprar coches con una antigüedad no mayor a 4 años porque son buenos carros que en general no darán lata y más baratos. Si aún así quieres un auto nuevo puedes comprarle el coche demo a la agencia porque puedes obtener beneficios en descuentos o equipamiento, es un carro prácticamente nuevo que la agencia querrá vender porque debe tener los más nuevos en demostración para "enamorar" a los clientes.

    Saludos.

  4. #1
    19/02/18 19:45

    Misael una pregunta, desde tu punto de vista se te hace un buen modelo de adquisicion de propiedad el autofinanciamiento?