Rankia México Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Las grandes reformas que se vienen para Infonavit

Sin duda es un hecho que este gobierno es que más cambios le ha propiciado al Infonavit. A decir de su actual director, Carlos Martínez, las modificaciones y los nuevos productos que han sacado obedecen a las necesidades que esta administración detectó por parte de los trabajadores, por ejemplo adquirir un terreno propio o usar el saldo para refinanciar una deuda hipotecaria. Es por ello que en la segunda semana de octubre el presidente López Obrador se reunió con autoridades del instituto para tratar cambios importantes en la institución y así actualizar el catálogo de soluciones de vivienda de los mexicanos.

No perdamos de vista que la actual Ley que rige al Infonavit data de 1972 y de ese año a la fecha se le han realizado pocos cambios, de modo que llevamos casi medio siglo sin actualizar ese reglamento y sin duda en muchos rubros ya no cubre las necesidades de vivienda actuales de los trabajadores.

 

Básicamente, la propuesta de reforma a la Ley del Infonavit que entregó el presidente Andrés Manuel López Obrador el pasado 6 de octubre a la Cámara de Diputados contempla garantizar la entrega directa a los trabajadores de su dinero de la subcuenta de vivienda para:

 

  1. Que comprar una casa.
  2. Comprar un terreno.
  3. Autoconstruir.
  4. Remodelar su vivienda.
  5. Pagar pasivos hipotecarios o…
  6. Refinanciar un crédito hipotecario que ya tengan con alguna institución financiera.

 

En ese sentido el actual gobierno se muestra un tanto menos paternalista y apuesta a fortalecer la libertad de elección del trabajador sobre cómo usar un dinero que es suyo, ya que además de seguir en el esquema de comprar una casa hecha (como sucede actualmente), “libera” reclamos de hace años, por ejemplo, poder adquirir un terreno con su crédito, algo que actualmente no puede hacerse.

 

 

Para darle ese poder a los trabajadores se tiene que modificar lo siguiente en la Ley del Infonavit:

 

  • Reformar el artículo 3 para que los trabajadores puedan usar su dinero en la compra de un terreno.
  • Reformar los artículos 41 y 50 para agregar el derecho de recibir el dinero directamente sin intermediarios.
  • Reformar el artículo 42 para autoproducir su casa en un terreno que ya tenga un trabajador, pagar pasivos de vivienda, refinanciar un crédito hipotecario adquirido con alguna institución de crédito.
  • Reformar los artículos 43 y 47 para armonizar la ley y que sea posible comprar un terreno y no limitar el número de créditos que un trabajador pueda adquirir a lo largo de su vida laboral.

 

Hacer estos cambios tiene sentido y para entenderlo hagamos un breve recuento histórico:

En México las instituciones públicas y privadas ofrecen financiamiento hipotecario. En el caso de las primeras están principalmente el Infonavit y el Fovissste, en el segundo grupo está la llamada banca de primer piso o banca comercial, así como las sociedades financieras de objeto limitado (sofoles), las cuales ofrecen sus productos hipotecarios a la población que tenga la solvencia económica y cuente con buen historial de crédito.

 

El Infonavit se creó en 1972 con el objetivo principal de cumplir el derecho constitucional a la vivienda de todo trabajador proporcionándole vivienda de bajo costo, para llevarlo a cabo contaba como principal recurso con la cuota patronal de 5% del salario. Sin embargo, tan sólo 20 años después (en 1992) el instituto abandona ese objetivo paulatinamente y le va delegando esa función al sector privado para concentrase en gestionar financieramente el otorgamiento de créditos hipotecarios a trabajadores del sector formal usando el esquema de cuentas individuales.

 

De este modo el Infonavit dejó de constituir el fondo de ahorro tomando las aportaciones de sus derechohabientes y comenzó a usarlas para formar la subcuenta de vivienda. Actualmente y luego de diferentes modificaciones en su ley, el Infonavit obtiene los recursos para financiar sus operaciones por medio de aportaciones patronales, recuperación de cartera y emisión de bonos de deuda respaldados por hipotecas, o sea la bursatilización hipotecaria y con ese dinero cubre los gastos de la emisión y el restante lo usa para otorgar crédito a la vivienda.

 

 

¡Sé el primero en comentar!