7 Lecciones del DINERO según el hombre más rico de Babilonia


Gabriel es un ingeniero que, desde hace años, ha estado prestando sus servicios en una prestigiosa empresa de construcción, como contraprestación recibe un muy buen salario mensual. Para muchos, Gabriel es una persona adinerada, particularmente porque viste con las mejores prendas, su auto es de último modelo, vive en un apartamento de lujo en la mejor zona de la ciudad, viaja constantemente y va a los mejores restaurantes, entre otros “lujos”.

Más allá de las apariencias, la realidad es que Gabriel no podría mantener, ni un solo mes, su tren de vida si se queda sin trabajo, ya que sus ingresos y todo lo que tiene, depende del salario mensual que recibe en la empresa de construcción.

Gabriel no tiene el buen hábito de llevar un presupuesto, de hecho, considera que no lo necesita porque su ingreso va directamente al pago de los gastos y compromisos financieros que tiene. Según dice él, demora más en llegar el dinero a la cuenta que en desaparecer de ella. Incluso, en estos días ha hablado con su jefe para ver la posibilidad de tener un aumento de salario.

Lo puedes ver en video animado

Por otra parte, Gabriel considera que lo que gana no le alcanza para ahorrar y, de todas formas, el ahorro no le preocupa en este momento, porque cree que está muy joven y que más adelante pensará en ello. Sin embargo, en alguna ocasión tuvo un dinero ahorrado, pero como no sabía en que invertirlo, decidió comentarle a un amigo, él estuvo dispuesto a ayudarle y le aseguró que conocía una inversión con bajo riesgo y altas ganancias, que su dinero estaría seguro, así que siguiendo su consejo hizo esta inversión y al final, no sólo no recibió esas jugosas ganancias de las que le hablaban, sino que también perdió sus ahorros.

En conclusión, Gabriel está muy lejos de ser una persona adinerada en la vida real.

Así que Gabriel, al igual que quienes se sientan identificados con esta historia, necesitan aprender estas 7 lecciones del dinero, reveladas por George S. Clason en su libro “El hombre más rico de Babilonia”. 

Lección No 1. La riqueza se mide en tiempo no en dinero

La fortuna de un hombre no está en la bolsa que lleva consigo. Una bolsa llena se vacía con rapidez si no hay una fuente de oro para alimentarla.

¿Cuánto tiempo podrías mantener tu estilo de vida sin tener que trabajar? Lo importante no es el dinero que tienes, sino el tiempo que puedas mantener tu estilo de vida sin tener que trabajar. Necesitas construir activos que te provean una renta continua.  

Lección No 2. Controla tus gastos

Los gastos que llamamos obligatorios siempre crecen en proporción a nuestros ingresos sino hacemos algo para evitarlo.

Dinero y presupuesto son amigos inseparables, quien no estructura, ejecuta y audita su presupuesto de forma mensual, nunca tendrá el control de su dinero. No importa cuánto dinero ganes, sino aprendes a administrarlo y controlarlo, no harás ninguna diferencia.  Revalúa periódicamente tus hábitos de consumo.

Lección No 3. Págate a ti mismo primero

Si quieres que el dinero acuda ti en cantidades siempre mayores, toma el buen hábito de reservar mínimo una décima parte de todas tus ganancias con el fin de invertirlas con sabiduría. 

Es posible que estés pensando que tus finanzas no te dan para tal fin, pero te puedo asegurar que las excusas no te llevarán a ninguna parte, lo esencial, es que puedas tomar este buen hábito, así que empieza reservando por ejemplo un 1% y poco a poco irás incrementando el porcentaje, lo importante es que lo hagas antes de realizar cualquier gasto. 

Lección No 4. Invierte tus ahorros

El dinero trabaja con diligencia y de forma rentable para quien le encuentra un uso provechoso.

Si te quieres hacer rico, tus ahorros no pueden quedarse guardados e improductivos, deben empezar a rendir, de igual forma no debes gastar los beneficios de tus ahorros, debes reinvertirlos, sólo así lograrás la riqueza que anhelas. 

 Lección No 5. Aprende de los mejores

Si necesitas consejos de inversión, búscalos en personas sabias en la materia.

Cuando decides poner tus ahorros en vehículos de inversión ya sea, negocios, bienes inmuebles, activos de papel o metales preciosos, no te fíes de lo que escuchas en un corrillo, se prudente, si necesitas un consejo pídelo a una persona que tenga conocimiento y experiencia, esto te ayudará a preservar tu dinero y verlo aumentar sin arriesgarlo. 

Lección No 6. Edúcate financieramente

El dinero escapa de tus manos cuando realizas inversiones que no te son familiares

Antes de invertir investiga sobre los diferentes “vehículos de inversión” y define en cuál de ellos te gustaría profundizar. Es decir, tienes que empezar a educarte en el tema, adquirir conocimientos, que te permitirán contemplar los riesgos y no sólo basarte en la rentabilidad que escuchaste que tendrías, ya que, de esta manera, terminarás pagando tu inexperiencia con una parte o incluso con el 100% de tus ahorros. 

Lección No 7. La riqueza no se construye de la noche a la mañana

El dinero huye de las manos de quien pretende obtener altas rentabilidades, sin riesgo y en corto tiempo.

No confíes tus ahorros a personas inescrupulosas, que prometen generar altas rentabilidades en corto tiempo y, supuestamente, con un riesgo mínimo.  De tales promesas sólo se obtienen dolores de cabeza, pérdida de los ahorros y desazón porque las ganancias prometidas nunca llegan. 

 Si bien es cierto puedes conocer ya algunos de estos consejos, lo que marca la diferencia es tomar acción y aplicarlos en tu vida diaria. Veras que funcionan y cambian la vida de las personas que los practiquen con disciplina, compromiso y perseverancia.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!