El mundo entero se sigue comiendo las uñas por lo que está aconteciendo en materia de la pandemia de Covid-19. Los polos de la enfermedad se están moviendo muy rápido. En unas cuantas semanas pasó de estar en China para mudarse a Italia y España, en otras cuantas semanas el epicentro se desplazó hacia Estados Unidos y actualmente parece que América Latina se está convirtiendo en el centro de esta epidemia global. En México, el día martes 26 de mayo, se superaron los 500 muertos en 24 horas.

 

Si existe confianza en el gobierno, habrá una recuperación más rápida

 

Los mercados de valores se están centrando en el ritmo en el que la reapertura de algunas economías se está dando, en algunos casos a cuenta-gotas. En el caso de España se anunció que se permitirá a turistas extranjeros el ingreso a su territorio a partir de julio. Para el país ibérico esta son excelentes noticias económicas, dado que tiene un superávit comercial turístico que alcanza el 4% de su Producto Interno Bruto.

 

En el caso de Inglaterra, se está permitiendo que las tiendas empiecen su reapertura en las próximas 3 semanas y se empiezan a ver personas que están saliendo de sus casas para hacer recorridos en espacios públicos, esto es una ganancia para los ingleses que tenían ya un largo periodo de confinamiento.

 

¿Qué es lo que debe importarle a la economía? Básicamente que la recuperación económica se construya a que la confianza de los consumidores se ponga por arriba del miedo a contagiarse de la enfermedad y de perder su trabajo. Para los ciudadanos es muy importante confiar en las políticas de su gobierno y en consecuencia podrán salir del confinamiento a gastar sin tantas ataduras.

 

Principalmente los grupos de ingresos medios y altos han acumulado durante estos meses un ahorro y podrán tener recursos para salir a gastar cuando el confinamiento se relaje.

 

 

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar