Rankia México Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia España Rankia Italia Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder

El 2021 concluyó con un sube y baja propio de un entorno cargado de incertidumbre, pero también de optimismo. El año 2022 “no cantará mal las rancheras”, así empieza y es probable que sigamos viendo meses cargados de información que provoque reacciones y sobre-reacciones en los mercados de bonos, capitales y divisas.

El peso mexicano vivió un cierre menos presionado de lo que se pensaba: $20.50, nada mal para como pintaron los meses previos. Para el 2022 la depreciación de nuestra moneda estará en un rango manejable de $21.70-$21.90. ¿Cuáles son los factores que afectarán al tipo de cambio en 2022?

 

La inflación: En términos anuales México concluirá cerca del 7.50% como resultado de un cuello de botella entre la demanda y la oferta, el mundo ha sido incapaz de responder a la recuperación de la economía.

 

Covid 19. Los noticieros de todos los días tienen su nota principal con la nueva ola de la cepa Ómicron que está golpeando a todo el mundo, aunque también se habla de que esta podría ser la parte final de la pandemia. Si la situación se complica se traducirá en pérdida de valor de activos como las monedas emergentes, entre ellas el peso mexicano.

 

Política Monetaria. Los mercados van a bailar al ritmo que definan los bancos centrales quienes tratarán de contener a la inflación. Es muy probable que el Reserva Federal de EEUU realice 3 alzas en su tasa de referencia además de concluir su programa de recompra mensual de bonos en el mes de marzo, mientras que Banxico seguramente mantendrá su inercia en el alza de tasas de interés.

 

Recuperación económica del mundo. El mundo se sigue recuperando, al menos lo hizo durante 2021. Durante 2022 la economía global creerá muy cerca del 5%, aunque los datos de diciembre y enero nos permitirán saber qué tanto afectará al crecimiento la variante Omicrón.

 

Geopolítica. Temas como las tensiones políticas por el petróleo, el conflicto entre Rusia y Ucrania y las relaciones comerciales entre EEUU y China aportarán volatilidad que se verá reflejada en los movimientos de las divisas.

 

México. Ya nos hemos digerido que los factores internos aportan cada vez menos al movimiento de nuestra divisa, a pesar de eso existen temas que pueden afectar como la reforma eléctrica, inquietudes entorno al Banco de México o los problemas financieros de Pemex.

 

Los inversionistas deberán ir asimilando la desaceleración de los estímulos monetarios, crediticios y fiscales, la inflación irá a la baja y no dejará de existir en el corto plazo incertidumbre producto de la pandemia. En términos generales nos espera un 2022 con volatilidad acotada para el peso mexicano.

Lecturas relacionadas
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!