Rankia México Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia España Rankia Italia Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder
¡Bienvenido a Rankia México! Volver a Rankia Colombia

En qué invertir y por qué invertir en tiempos de guerra

“¡No hay naciones! Solo hay humanidad, y si no llegamos a entender eso pronto, no habrá naciones porque no habrá humanidad.” Isaac Asimov
 
Hoy en día estamos lejos de como se libraban las guerras hace siglos, incluso décadas, si bien podemos observar en el conflicto bélico entre Ucrania y Rusia algunas imágenes de sus ejércitos armados y demás imágenes lamentables, las guerras ahora trascienden en aspectos más intangibles como es el tema comercial, financiero y económico que en los despliegues puramente armamentistas.
 
Desde que comenzó el conflicto entre ambos países a causa de la invasión rusa hemos visto como los mercados financieros han estado muy volátiles y nerviosos, y es que además el tema mediático que se ha manejado como una posible “tercera guerra mundial” ha provocado que los mercados estén de cabeza. Esto aunado a todo lo que venimos arrastrando por el COVID, la inflación en máximos a nivel mundial, los anuncios de aumentos de las tasas de interés, los cortes en las cadenas de suministro, escasez de ciertos bienes y disminución en las proyecciones de crecimiento económico, han hecho el caldo de cultivo perfecto para tener correcciones importantes en los mercados financieros y de criptomonedas, aunque en estos últimos de manera más contenida a pesar de ser un mercado “más volátil”.
 
Todos estos elementos generan incertidumbre a los inversionistas no solo minoristas, sino también a los grandes fondos.
En este proceso bélico hemos visto como Rusia ha quedado paulatinamente aislada de varias maneras. Diversidad de empresas reconocidas en el mundo no son lo han dejado de vender sus productos en ese país, sino también han retirado inversiones. Por otro lado, el cierre financiero a Rusia a varios de sus bancos del sistema SWIFT impide las transferencias internacionales entre bancos, lo que ha puesto en una gran desventaja sobretodo a sus ciudadanos, ya que esto ha hecho que el gobierno ruso haya optado por el famoso “corralito” para contener la fuga de capitales, esto es, que lo ciudadanos estén imposibilitados para retirar la totalidad de su dinero para cambiarlo a otras divisas como es el dólar, debido a que la moneda rusa  (rublo) se ha venido en picada rompiendo mínimos históricos. Empresas como VISA y Mastercard también han cesado sus operaciones en ese país, siendo los más afectados, repito, sus mismos ciudadanos, ya que no hay mayor pérdida de libertad que el imposibilitarte económica y financieramente para poder simplemente sobrevivir. 
 
Y es en esta limitante donde las criptomonedas, principalmente Bitcoin y Ether (Ethereum) las dos criptos de mayor capitalización de mercado, han jugado un papel fundamental, ya que para bien o para mal a diferencia del sistema financiero tradicional, éstas no pueden ser sujetas de restricciones por parte de un banco central. Esto ha permitido que tanto Ucrania como Rusia puedan movilizar recursos a través de sus respectivas blockchain. Incluso,Ucrania ha estado solicitando donaciones de recursos a través de estas criptomonedas y la stablecoin USDT, recibiendo más de 80 millones de dólares en cripto. Todo esto debido al colapso de su sistema bancario y al verse los ciudadanos imposibilitados a acceder a sus cuentas de ahorro, o mejor dicho ante la pérdida de su dinero y al no poder usar ni siquiera sus tarjetas de crédito, el uso de cripto se vuelve su única y más segura opción. Es importante resaltar que en Ucrania ya es legal el uso de Bitcoin y otras criptomonedas, mientras que en Rusia se encuentra en ese proceso.
 
Por su parte, los ciudadanos rusos ante las sanciones comerciales, económicas y financieras impuestas a su país han hecho que encuentren en Bitcoin y otras criptomonedas una manera de resguardar valor y libertad para mover sus fondos sin restricciones. 
 
En el tema de las inversiones, el petróleo junto con otros commodities y metales preciosos han tenido una subida en los mercados realmente notable debido al conflicto bélico. El barril de petróleo ha llegado a cotizar por arriba de los 100 dólares, esto ha representando en el caso de México un excedente por ingresos petroleros, sin embargo, con la finalidad de mantener estable el precio de las gasolinas, el gobierno ha implementado estímulos fiscales al máximo para que el precio no se vea disparado como ha pasado en otros países. 
 
Pero volviendo al tema de las inversiones, aquellos que están invertidos a través de acciones en empresas petroleras y ETFS de ciertas materias primas, así como oro, plata y aluminio han tenido ganancias en medio de las caídas de los mercados. Bitcoin y otras Altcoins, se han visto afectadas por su todavía vinculación a los mercados financieros, aún así se han mantenido en buen rango. En el caso de Bitcoin, la madre todas las criptos tocó su nivel más bajo en los 37 mil USD al inicio del conflicto y ahora se mantiene entre los 45 y 46 mil USD al día de hoy. Y es que, aunque los precios de Bitcoin y otras criptomonedas, están influidos aún por el comportamiento de los mercados financieros, han tenido menos volatilidad que éstos e incluso han ido teniendo subidas paulatinas como podemos ver.
 
Derivado de lo anterior, las materias primas, los commodities, los metales y por supuesto Bitcoin, son la mejor opción para protegerse durante estos tiempos de conflictos bélicos y de alta inflación. Por su parte instrumentos como los ETF’s o las mismas acciones basadas en empresas de tecnología han tenido una fuerte caída, por lo que son excelentes oportunidades de entrada para el mediano y largo plazo. Y no olvidemos que la guerra siempre es un buen negocio, al menos para unos cuantos, por lo que las empresas contratistas fabricantes de armamento representan una buena oportunidad de inversión, para ejemplo tenemos a Boeing, que a diferencia de lo que muchos piensan que sólo desarrolla aviones de pasajeros, es una de las empresas de la industria armamentista más grande del mundo.
 
No hay duda que toda la combinación de hechos que hemos estado viviendo últimamente nos trae como resultado una pérdida mayor del poder adquisitivo a mayor velocidad. Lo cual podemos palpar en nuestro día a día como suben los precios en prácticamente cualquier rubro de consumo. Por eso la inversión, se vuelve inminentemente indispensable ahora y siempre.
 
También podemos concluir que después del conflicto bélico, habrá una nueva reconfiguración financiera, incluso, los propios gobiernos y bancos centrales están transitando hacia tener sus propias monedas digitales (CBDCs, por sus siglas en inglés), y con ello, reconozcan de una u otra manera que el blockchain es una disrupción de gran importancia para el mundo financiero, sin mencionar la cantidad de otras aplicaciones que tiene.

La tendencia es tan fuerte que incluso grandes holdings financieros y bancos como Goldman Sachs que antes se resistían a Bitcoin y todo lo relacionado al mundo cripto, ahora están buscando la manera de participar en el negocio. 
 
Algunos dicen que tener Bitcoin es arriesgado, yo digo que el mayor riesgo financiero es no tener Bitcoin.
¿Te ha gustado mi artículo?
Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico
Lecturas relacionadas
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!