La innovación tecnológica y su importancia en el Sector Bancario

La pandemia puso de manifiesto los beneficios de la transformación digital (al impulsarla, para que se diera con una mayor eficiencia y velocidad) tanto en el sector bancario como en otros; sin embargo, uno de los grandes problemas que aún existe a nivel de banca es la baja inclusión financiera entre los usuarios y los servicios financieros a los que son acreedores.

Entre los servicios que han fortalecido (en torno a la digitalización de la banca para lograr la inclusión financiera) están los de: ahorros e inversiones, la banca móvil, los nuevos bancos digitales y los pagos electrónicos.
Santander, Citibanamex, Banorte y BBVA lideran el ranking de las entidades bancarias con más herramientas de banca digital desarrolladas.

La optimización de los servicios relacionados con la asesoría y la comunicación digital remota supone una de las principales estrategias inclusivas de las empresas pertenecientes al sector bancario, con el fin de impulsar sus canales digitales.
No obstante, a pesar de todo esto, se tiene por entendido el hecho de que las Fintech pueden incursionar en atender los mismos servicios que ofrecen las instituciones de la banca comercial; incluyendo mayores beneficios y mejores condiciones crediticias para los clientes que las existentes actualmente.

Para muchos especialistas, el contexto actual ha hecho evidente la necesidad de colaboración entre estos dos modelos de negocios (pese a que ante el mercado se pueden ver como competidores); sin embargo, la digitalización del sistema financiero parece ser el factor clave para que haya mayor inclusión financiera entre la población; el no adaptarse a las nuevas tecnologías podría derivar en un debilitamiento de la calidad crediticia y en el servicio financiero en general que la banca tradicional ofrece a sus clientes.


"La rentabilidad es un reto para los bancos grandes, lo cual representa una ventaja para las Fintech, que apenas han entrado al mercado".
-       Jorge Ortiz, Managing Partner en “The Fintech Hub” y fundador de “Wallet Tan Tan”


La presión acerca del margen y la estrategia de acción a implementar (de los “dueños” sobre el consejo de administración) es más fuerte en los bancos que en las Fintech (empresas de tecnología financiera), pues quienes fondean a las Startups financieras tienen más tolerancia al riesgo sobre el comportamiento de las cifras presentadas en los balances (con base en la fluctuación del mercado) que los socios y/o accionistas miembros de las instituciones bancarias convencionales.


“La banca tiene una base de clientes grandes y puede ofrecer varios productos, pero los beneficios de una Fintech son evidentes: el servicio, la facilidad y las tasas”
-       Bernardo Silva, director general de Smart Lending.

 
Esto ha contribuido de manera directa en el aumento acelerado de la preferencia de los usuarios a utilizar los modelos de servicios financieros que las Fintech les ofrecen en contraste con los de las instituciones pertenecientes a la banca tradicional gracias a mayor facilidad de manejo de sus recursos y rendimientos.
 
 
En conclusión de todo lo anterior presentado, se espera que: luego de que las instituciones de la banca comercial vivieron un “momento positivo” durante el transcurso de la pandemia, eventualmente irán disminuyendo en su valor si no comienzan a construir estrategias digitales de cara a la innovación tecnológica en curso, que les permitan competir en el mercado con las empresas digitales enfocadas al mismo sector.

De igual manera, el sector bancario permanecerá rodeado de situaciones que continuarán generando panoramas de incertidumbre entre los inversionistas y participantes en el mercado; afectando de igual manera a todas las empresas (digitales o tradicionales) que pertenezcan a él.


REFERENCIAS:

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!