Si Enrique Gallego se llamara Geof Warren: La volatilidad y su uti-inutilidad.

Si Enrique Gallego se llamara Geof Warren: La volatilidad y su uti-inutilidad.

Si Enrique Gallego se llamara Geof Warren: La volatilidad y su uti- inutilidad.

De vez en cuando algún amigo me envía información sobre papeles académicos de finanzas.
Os voy a resumir  el último con algunas ideas propias y ajenas de uno reciente sobre la volatilidad. Conforme lo leía pensaba ¿dónde he leído algo parecido y explicado más sencillo?. En el blog de Enrique Gallego.

https://www.rankia.com/blog/egallego/5023797-kike-junior-xxii-enero-abril-2021-mas-importante-horizonte-temporal-objetivo-rentabilidad

La volatilidad es la plasmación de un medida  estadística  desviación típica  nos mide las desviaciones de los retornos de nuestra inversión con respecto a su media. pero asumimos inconscientemente que el activo se comportará como lo ha hecho hasta ahora. y no nos aporta información alguna sobre lo principal en una inversión en no incurrir en pérdidas irrecuperables.

No le importan las valoraciones y el sentido común nos dice que la rentabilidad futura depende del precio  de partida del activo y de su valor en el futuro.

Algunos estima que el tiempo es una  mejor medida de riesgo pero no todos los inversores tienen los mismos objetivos.ni tienen la misma tolerancia a vaivenes en el corto plazo.





Ahora viene el resumen del artículo de Geof Warren.

 
Objetivos a largo plazo

 El riesgo  depende de los objetivos del inversor y  puede definirse como el incumplimiento de un objetivo. Los objetivos de los inversores a largo plazo se dividen en tres grupos: creación de riqueza (objetivos de rendimiento real, legados, algunos fondos soberanos y oficinas familiares); generar un flujo de ingresos (ingresos de jubilación; dotaciones y fundaciones); y financiación de pasivos a largo plazo (pensiones de prestaciones definidas; seguros de vida). .
En función del inversor pueden ser únicos o combinación de los tres grupos.

Surgen dos preguntas. En primer lugar, ¿qué podría llevar a que no se logre el objetivo? En segundo lugar, ¿cómo podría medirse el riesgo de no alcanzar los objetivos? 

Problemas con las medidas basadas en la volatilidad para los inversores a largo plazo.Piense cuál es el objetivo de su inversión y su horizonte temporal. ¿Somos inversores a largo plazo?.

Las medidas basadas en la volatilidad de la rentabilidad describen la posibilidad de sufrir pérdidas a corto plazo. Lo que importa a los inversores a largo plazo es incurrir en una pérdida que se  sustenta  sobre su horizonte de inversión. Las medidas basadas en la volatilidad no distinguen entre las pérdidas derivadas de fuerzas que pueden resultar en pérdidas sostenidas y los efectos transitorios sin consecuencias para el logro final de los objetivos.
 
Además, la volatilidad puede ser tanto una fuente de oportunidad como un riesgo para los inversores a largo plazo, ya que las fluctuaciones del mercado pueden brindar oportunidades para comprar activos a precios atractivos a largo plazo (o salir y redistribuir el capital). Se necesita un marco alternativo.


Naturaleza del riesgo para los inversores a largo plazo

 Ver la acumulación de riqueza como asociada con cuatro factores (rendimiento esperado inicial, riesgo de flujo de efectivo, riesgo de tasa de descuento y riesgo de reinversión) puede ayudar a identificar los factores por los que deben preocuparse los inversores a largo plazo. Esta descomposición se deriva de los precios de los activos como valor presente de los flujos de efectivo futuros. 

  1. Retorno inicial esperado - Para los activos que ofrecen rendimientos esperados relativamente altos por encima de los requeridos, la probabilidad de lograr un objetivo no solo será mayor sino que también aumentará con el horizonte de inversión. Lo contrario se aplica a los activos que ofrecen rendimientos esperados inferiores a la media. El problema es que los activos de mayor rendimiento tienden a ser más variables, lo que aumenta la posibilidad de resultados aún peores en la "cola inferior" de la distribución de resultados. El resultado es que las acciones pueden parecer más atractivas (en términos de riesgo de déficit) para un inversor a largo plazo en el balance de probabilidades, pero deben estar dispuestos a asumir alguna posibilidad de que las cosas salgan incluso peor que invertir en (por ejemplo, ) renta fija. Mientras tanto, la renta fija puede ofrecer resultados más fiables, pero es casi seguro que no alcance un objetivo a largo plazo.

     2  Riesgo de flujo de efectivo  : las pérdidas sostenidas ocurren cuando los flujos de efectivo generados disminuyen en comparación con lo que se reflejó originalmente en el precio. Por ejemplo, las acciones sufrirán un ajuste a la baja permanente ante una reducción sostenida en el flujo de efectivo futuro debido a una revisión de las ganancias. Para los bonos, el aumento de la inflación puede generar pérdidas sostenidas al erosionar el valor real de los flujos de efectivo prometidos. Invertir en activos que no cumplen su promesa de flujos de efectivo (reales) es un riesgo clave que enfrentan los inversores a largo plazo.

   3   Riesgo de tasa de descuento  : los precios de los activos también caen cuando aumentan las tasas de descuento. Sin embargo, la caída deja al activo valorado para ofrecer mayores rendimientos a partir de entonces, lo que significa que las pérdidas de riqueza se recuperan gradualmente. Considere cómo los bonos responden al aumento de los rendimientos: hay una pérdida de capital inmediata, pero el bono se restablece a un rendimiento más alto. Si el bono se mantiene hasta el vencimiento, el inversor obtiene el rendimiento que esperaba inicialmente. La relación entre la duración del activo (es decir, el plazo de los flujos de efectivo) y el horizonte de inversión establece un punto de pivote. Un inversor se enfrenta al riesgo de tasa de descuento cuando la duración es mayor que el horizonte de inversión; pero sin riesgo de tasa de descuento cuando los dos se equiparan. Si la duración es más corta que el horizonte, entonces entra en juego el riesgo de reinversión.


4 Riesgo de reinversión  : la mayoría de los activos liberan flujos de efectivo para reinvertir, lo que genera una exposición a la incertidumbre sobre las tasas de reinversión. Para las acciones, esta incertidumbre se relaciona con la reinversión de dividendos y ganancias retenidas (asumiendo que equivalen a flujos de efectivo). En el caso de los bonos, es necesario reinvertir tanto los cupones como el capital al vencimiento. El riesgo de reinversión aumenta a medida que la duración de los activos se acorta en relación con el horizonte de inversión y a medida que el horizonte se alarga, dado que la mayoría de los activos continúan liberando efectivo a lo largo del tiempo. La preocupación cuando se expone al riesgo de reinversión es que las tasas bajen; mientras que la preocupación por la exposición a la tasa de descuento es que las tasas suban.



   
Esta descomposición cambia la forma en que un inversor a largo plazo podría percibir los riesgos asociados con varios activos. Las acciones emergen como menos propensas a no alcanzar los objetivos a largo plazo en virtud de su mayor rendimiento esperado. Pero conllevan una exposición al riesgo de flujo de efectivo (es decir, ganancias) y al riesgo de reinversión relacionado con las empresas que reinvierten a tasas que destruyen el valor. Las acciones también pueden traer exposición al riesgo de la tasa de descuento, a menos que el inversor tenga un horizonte muy largo de más de 20-25 años (ver gráfico).

  Una preocupación clave con la renta fija es la probabilidad de no alcanzar los objetivos debido a rendimientos esperados insuficientes; aunque también deben considerarse los desajustes entre duración y horizonte y si la inflación podría erosionar el valor real de los flujos de efectivo. La cantidad de estas exposiciones variará con la duración y entre activos de renta fija con flujos de efectivo nominales fijos versus flujos de efectivo vinculados a la inflación.

Por ejemplo, el efectivo puede ofrecer el rendimiento más bajo, pero por lo demás es esencialmente una exposición al riesgo de reinversión. De hecho, el efectivo podría proporcionar una cobertura contra los aumentos generales de las tasas de descuento si la estructura general de rendimiento del mercado se ajusta al alza. Los bonos del Tesoro de larga duración pueden ofrecer mayores rendimientos; pero puede estar muy expuesto tanto al riesgo de tasa de descuento como al riesgo de flujo de efectivo relacionado con la inflación. Los bonos protegidos contra la inflación pueden no conllevar prácticamente ningún riesgo real de flujo de efectivo; pero en realidad podría exacerbar el riesgo de déficit frente a algunos objetivos a largo plazo después de tener en cuenta sus rendimientos reales negativos cero y una mayor exposición al riesgo de tasa de descuento debido a una mayor duración.

Dependencia de la trayectoria  La dependencia de la ruta surge donde la secuencia de retornos puede resultar en la cristalización de pérdidas a corto plazo, generando así pérdidas sostenidas. Destacan dos situaciones. En primer lugar, los bajos rendimientos iniciales interrumpen la capacidad de dar seguimiento a planes de inversión a largo plazo bien fundamentados. Por ejemplo, un fondo podría verse obligado a vender activos a bajo precio después de un período de bajo rendimiento si sus inversores se retiran o se pierde el apoyo dentro de la organización. En segundo lugar, están los efectos de secuenciación que surgen de la interacción entre los rendimientos y los flujos de efectivo. Por ejemplo, una cuenta de jubilación se agotará más rápidamente si se retira una cantidad fija y se incurre en malos rendimientos antes de la jubilación. Medir el riesgo de inversión a largo plazo   


   Resumiré brevemente los elementos clave involucrados en la medición del riesgo a largo plazo y dejaré que los lectores interesados ​​accedan a mi artículo para obtener orientación y ejemplos. El análisis de riesgos a largo plazo implica explorar los posibles "caminos" futuros (o estados del mundo) y luego identificar los caminos donde los objetivos no se alcanzan. Esto requiere la realización de modelos estocásticos que permitan la variabilidad en los resultados de la inversión.

Es probable que implique alguna forma de simulación o análisis de escenarios. Dado que el poder adquisitivo real suele ser la preocupación a largo plazo, por lo general será apropiado modelar en términos reales. Aunque el análisis de los rendimientos reales a largo plazo a veces puede ser suficiente, en muchas situaciones la acumulación de riqueza real debe modelarse para tener en cuenta las entradas y salidas de efectivo y la reinversión a tasas distintas de las disponibles en el mercado, por ejemplo, reinversión de empresas.

Las métricas de riesgo deben transmitir la  probabilidad y la magnitud del déficit  frente a los objetivos. Esto implica estimar tanto la probabilidad de no cumplir con el objetivo como las medidas para capturar el tamaño del déficit que podría ocurrir.  Por último, es importante tener en cuenta las condiciones iniciales del mercado, especialmente con respecto a los rendimientos esperados de referencia. Actualmente, los rendimientos en oferta aparecen muy por debajo de lo que ha ocurrido históricamente. El precio de la renta fija se basa principalmente en rendimientos reales de bajos a negativos. El alto precio de los activos de riesgo, como las acciones, puede interpretarse como una señal de que también tienen un precio para ofrecer rendimientos esperados bajos.


El riesgo de no alcanzar los objetivos a largo plazo se tergiversaría significativamente si el análisis se basara en datos históricos, en lugar de calibrarse con la estructura actual de rentabilidad del mercado. Además, reconocer que las tasas de descuento del mercado tienen más ventajas que desventajas de los bajos niveles actuales tendrá implicaciones para la tasa de descuento frente al riesgo de reinversión y, por lo tanto, el atractivo relativo de los activos con diferente exposición a estos dos factores. Para llevar  La evaluación del riesgo de inversión a largo plazo requiere cambiar la mentalidad de un enfoque en pérdidas a corto plazo hacia el fracaso en lograr un objetivo a largo plazo. Una pregunta clave que debemos plantearnos es: ¿qué acontecimientos podrían generar pérdidas que se mantengan durante el horizonte de inversión? Responder a esta pregunta ayudará a distinguir las exposiciones que deben manejarse de las de poca importancia. Cuando se trata de medir el riesgo, el análisis debe dirigirse a generar el rango de posibles caminos futuros y estimar tanto la probabilidad como la magnitud de cualquier déficit en comparación con los objetivos.

El Dr. Geoff Warren es profesor asociado en la Universidad Nacional de Australia.

https://papers.ssrn.com/sol3/papers.cfm?abstract_id=3820435

Actualicemos la rentabilidad esperada en base a datos históricos en función del Per. para que nos hagamos una idea de la carestía del mercado si los beneficios no crecen fuertemente o los tipos suben.















  1. en respuesta a Geoff007
    -
    #2
    27/05/21 02:05
    El merito es del otro Enrique.
  2. #1
    27/05/21 00:12
    Hola Enrique, excelentísimo post!! un aplauso!!