BABA es una muy buena empresa con un gran potencial para seguir creciendo y un apoyo estatal (no necesariamente a sus directivos) enorme. Pero ese es precisamente el mayor riesgo desde mi perspectiva: La Regulación y el riesgo político.

Después del baneo de Google por parte parte del gobierno chino en 2010 todos pensaron que China se quedaría sumida en la penumbra, pero el enorme apoyo y libertad que el gobierno le dio al sector hizo posible lo que la mayoría pensó imposible. Claro, también con bastante espionaje corporativo y robo de talento.

Lo anterior no le quita méritos ni la hace una mala empresa. Todo lo contrario.

El Mercado ha mostrado su confianza en la compañía después de la emisión de bonos por 5mil millones de dólares. La maduración más lejana es de 40 años con un cupón de apenas 1.30% por arriba de los bonos del tesoro americano.

Si le sumamos que la situación del IPO de Ant parece ya estar resuelta y que no hay nubarrones en el horizonte sobre un posible deslistado de la acción ahora que Trump ha salido, entonces podemos entender el optimismo que muestra el consenso.

La acción está ligeramente subvaluada en estos momentos. Pero lo interesante es el análisis de su Moat. Tal y como podemos ver en la Imagen 2, su Poder para Fijar Precios (pricing power) se ha erosionado en los últimos años y esto se puede corroborar de forma cuantitativa si vemos la tendencia de sus márgenes que han venido cayendo en los últimos años (tabla azul).

Hay mas competencia en el sector de ecommerce en China. Un ejemplo es PDD Pinduoduo. Una compañía que ha crecido enormemente en los últimos años.

La ventaja que tiene el Moat de BABA es la variable de Multiproducto ya que es una combinación entre Amazon y Google.



¡Sé el primero en comentar!
Creative Commons License
Este Blog esta bajo la licencia de Creative Commons.