Rankia México Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia España Rankia Italia Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder
¡Bienvenido a Rankia México! Volver a Rankia Argentina

¿Qué es un portafolio de inversión?

Tras ahorrar durante un periodo de tiempo y alcanzar cierto nivel de ahorro, la forma ideal de obtener ganancias es invertir su dinero en una cartera o también denominado portafolio de inversión. Esto le permite mantener el valor de sus inversiones mientras obtiene rendimientos en el futuro. Invertir su dinero también es una decisión inteligente porque requiere paciencia y una cantidad significativa de dinero ahorrado. 

¿Qué es un portafolio de inversión?

Un portafolio de inversión se refiere a un conjunto de inversiones que posee un individuo o una organización a través de diversos instrumentos financieros seleccionados y administrados con fundamentos sólidos, buscando obtener rendimientos adecuados para cada perfil de riesgo y/u horizonte de inversión con el fin de alcanzar objetivos financieros específicos.

Las carteras suelen ser gestionadas por inversores profesionales, como gestores de activos o asesores financieros. Los inversores particulares también pueden optar por gestionar sus propias carteras.

Componentes de un portafolio de inversión

Un portafolio o cartera de inversión es una colección de distintos instrumentos financieros, de naturaleza diferente, tales como acciones, bonos, divisas o criptomonedas, entre otros.

Entre ellos destacan los siguientes a la hora de crear una cartera de inversión:

  • Acciones: Suele ser el componente más común. Una acción es un tipo de valor que representa la propiedad de una empresa. Las acciones suelen negociarse en una bolsa de valores y pueden ser compradas y vendidas por cualquiera que tenga una cuenta de corretaje. Cuando se compran acciones, uno se convierte en accionista de la empresa y tiene derecho a una parte de los beneficios de la misma. Estas acciones, al estar negociadas en la bolsa de valores, pueden subir o bajar de precio con el tiempo.
  • Bonos: Un bono es un título de deuda, normalmente emitido por un gobierno o una empresa para obtener capital. Los inversores que compran bonos están prestando dinero al emisor y se les devuelve el capital más los intereses durante la vida del bono. Suele proporcionar menor rendimiento, ya que también supone una menor exposición al riesgo.
  • Inversiones alternativas: Se trata, por ejemplo, del oro, los bienes raíces y el petróleo. Estos activos tienen un valor que puede crecer y multiplicarse. Con la excepción del petróleo, las inversiones alternativas se negocian con menos frecuencia que las inversiones tradicionales, como bonos y acciones.
  • Fondos de inversión: Los fondos de inversión suelen estar gestionados por gestores de activos profesionales que deciden qué activos comprar y vender para conseguir la inversión del fondo. Es una muy buena opción dado que al comprar fondos, estamos comprando muchas pequeñas partes de acciones, bonos u otros instrumentos financieros, por lo que nuestra inversión está generalmente diversificada.

Cómo hacer un portafolio de inversión

La combinación de activos de una cartera de inversión viene determinada por la tolerancia al riesgo y los objetivos de inversión del inversor. Una cartera más agresiva suele tener una mayor proporción de activos volátiles, como las acciones, mientras que una cartera más conservadora tendrá un mayor porcentaje de activos menos volátiles, como los bonos.

Muchos inversores optan por construir sus propias carteras, mientras que otros pueden optar por invertir en fondos gestionados u otros productos de inversión.

Una cartera debe revisarse periódicamente para asegurarse de que sigue satisfaciendo las necesidades y los objetivos del inversor, teniendo siempre en cuenta que es un fundamental tener la cartera diversificada

A continuación veremos los tipos de portafolio que hay.

Cuáles son los tipos de portafolio de inversión

Antes de todo, debemos saber cuál es nuestro perfil de riesgo, ya que toda cartera viene definida basándose en el riesgo del inversionista.

A continuación les mostramos los perfiles más conocidos:

  • Portafolio de inversión agresivo: la estrategia de inversión agresiva intenta maximizar los rendimientos del portafolio asumiendo un grado de riesgo relativamente mayor. Debe estar preparado para ver momentos donde su dinero pueda verse afectado y no precipitarse a vender, sino tener la capacidad de esperar a que se recupere. Suele invertir en activos de renta variable y en ocasiones en renta fija.
  • Portafolio de inversiones moderado: es un portafolio con riesgo controlado, apropiado para inversionistas con cierta tolerancia. Los inversionistas moderados están dispuestos a aceptar periodos de volatilidad moderada en el mercado a cambio de la posibilidad de recibir rendimientos que superen la inflación. Este perfil suele invertir en instrumentos de tipo mixto, es decir, con componentes tanto de renta fija como de renta variable.
  • Portafolio de inversiones conservador: una cartera apropiada para un inversionista con baja tolerancia al riesgo. Los inversionistas conservadores no están dispuestos a aceptar periodos de extrema volatilidad del mercado y buscar rendimientos que igualen o superen ligeramente la inflación donde puedan sentirse seguros. Buscan la certeza en las inversiones que realizan y no sienten comodidad en periodos de incertidumbre. Este perfil suele invertir en renta fija.

Pasos a seguir para armar un portafolio de inversión

  1. Definir el tipo de portafolio según el perfil de riesgo y la estrategia
  2. Seleccionar los activos
  3. Seleccionar los sectores
  4. Medir la rentabilidad de cada activo que tenemos en cartera
  5. Medir la rentabilidad de la cartera
  6. Evaluar y optimizar nuestro portafolio

Estrategias y recomendaciones para armar portafolio de inversión

Como ya sabemos, al invertir asumimos un determinado riesgo, por lo que es importante aplicar ciertas estrategias para poder disminuirlo.

  • Determinar el objetivo antes de invertir.
  • Estar diversificado en un portafolio ayuda a amortiguar los efectos de los movimientos bruscos de los mercados financieros.
  • Evitar invertir en una sola inversión.  
  • Un portafolio debe buscar optimizar el rendimiento considerando el perfil de riesgo y el horizonte de inversión del cliente. 
  • Efectuar reasignaciones o adecuaciones periódicamente al portafolio, minimizando la rotación de activos.
  • Realizar permanentes evaluaciones de los instrumentos de inversión

En resumen, crear un portafolio equivale a invertir en un conjunto de activos financieros, que te permitirán diversificar tus ahorros para obtener buenos resultados de rendimiento a futuro.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!