Rankia México Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
2 recomendaciones
1

La decisión entre la gestión activa o la gestión pasiva es uno de los debates más importantes dentro del mundo de los fondos de inversión. Podremos comprobar que hay notables diferencias entre ambas, en la gestión pasiva como los gestores se limitan a seguir un índice, no les supone ningún problema divulgar la información de sus carteras, pero esto no ocurre en la gestión activa. A continuación en el siguiente post examinaremos más argumentos a favor y en contra la gestión activa y la gestión pasiva.

Fondos de inversión ¿Gestión activa o Gestión pasiva?

 

 

 Fondos de gestión pasiva

La gestión pasiva es una estrategia de inversión que se sigue en una cartera o fondo de inversión,  cuyo objetivo es emular o replicar  el comportamiento de un determinado índice de referencia o benchmark. Los fondos que tienen este objetivo se conocen como fondos índices. En otras palabras, un fondo es de gestión pasiva cuando no intenta batir al mercado. 

Aunque esto pueda parecer una tarea sencilla, replicar un índice no siempre es fácil. Porque formar una cartera con exactamente las mismas acciones u obligaciones que las que componen este índice tiene su dificultad.

Además puede ser costoso, por eso los fondos utilizan diversas técnicas para poder replicar un determinado índice pero sin asumir costes excesivos. La más utilizada es la de invertir en un determinado número de valores representativos del índice en vez de hacerlo en cada uno de los títulos que lo componen. Así un fondo que quiera replicar un determinado índice, solo tendrá que invertir en los mayores valores del índice.

Los fondos de gestión pasiva han sido sujetos a un estricto examen por parte de los reguladores, instituciones de análisis y medios de comunicación, como consecuencia estos fondos han maximizado la transparencia en todos los aspectos relacionados con la gestión.

Como los fondos de gestión pasiva se limitan a seguir un índice, los gestores de los fondos no necesitan publicar información accesible sobre las posiciones de los fondos. Así pues los inversores disponen de información completa para ayudarles a tomar una decisión de inversión.

El ejemplo principal de este tipo de fondos son los ETFs, o fondos cotizados, los cuales tienen como objetivo replicar un determinado índice o parte de este, o bien una canasta de activos seleccionados con cuidado.

 

Ventajas y desventajas de los fondos de gestión pasiva

Los fondos de gestión pasiva presentan una serie de ventajas y desventajas.

Entre las ventajas que presentan los fondos de gestión pasiva, se encuentran:

  • Permite a los inversores un alto grado de diversificación a bajo coste. Ya que a los inversores les sería muy complicado obtener este nivel de diversificación invirtiendo directamente en los títulos individuales.
  • Se obtiene la misa rentabilidad o muy similar que la medida del mercado.
  • No necesitan un departamento de análisis o un gran equipo de gestores, porque solo replican al índice.
  • Estos fondos se pueden comprar y vender con mucha facilidad como si fueran una acción.

Entre las desventajas que presentan los fondos de gestión pasiva, se encuentran:

  • Se renuncia a obtener mayores rentabilidades.
  • Es más difícil adaptar la inversión al perfil de riesgo del inversor.
  • Al replicar a un índice la diversificación es relativamente reducida.

 

Fondos de gestión activa

Los fondos de gestión activa, son todos los fondos de inversión en los que la sociedad gestora del fondo modifica la composición de la cartera, es decir, los porcentajes invertidos en cada uno de los activos financieros, sectores y mercados, siguiendo un criterio de optimización de la rentabilidad con el objetivo de superar los rendimientos de un índice o activo de referencia aprovechando las ineficiencias del mercado. La periodicidad de estos fondos ha sido definida previamente.

En otras palabras, un fondo de gestión activa los gestores van cambiando la composición de la cartera de activos con cierta frecuencia con el objetivo de maximizar su rentabilidad y minimizar sus riesgos. Se utilizan tanto para renta variable como para renta fija.

 

Ventajas y desventajas de los fondos de gestión activa

Como se pretende realizar una gestión eficiente de los activos y obtener la mayor rentabilidad, cuando las circunstancias del mercado cambian, la estrategia de inversión de estos fondos debería ser modificada también. Para esto los gestores de los fondos utilizan técnicas de análisis técnico y fundamental que pretenden predecir futuros cambios y tendencias en los precios. Por esto, la gestión de estos fondos es mucho más compleja.

Entonces cuando invertimos en un fondo de gestión activa es porque confiamos en los profesionales que lo gestionan y esperamos que consigan mejorar el resultado obtenido por la media del mercado.

A diferencia de lo que hemos comentado de la gran transparencia de los fondos de gestión pasiva, los gestores de los fondos de gestión activa justifican la inaccesibilidad a la información para proteger sus ideas de inversión de sus competidores. Aunque la realidad es que en muchos casos no disponen de información sobre cómo los gestores están invirtiendo su dinero, por tanto, no pueden evaluar si las comisiones que están pagando están justificadas o no.

Resumiendo lo dicho anteriormente podemos encontrar una serie de ventajas y desventajas que presenta el fondo de gestión activa:

 

Entre las ventajas que presenta el fondo de gestión activa, se encuentran:

  • Posibilidad de obtener más rentabilidad que la media.
  • Capacidad para adaptar la inversión al perfil de riesgo de forma más eficiente.
  • Pueden minimizar las perdidas en momentos de crack bursátil si la gestión es adecuada.

 Entre las desventajas que presentan los fondos de gestión activa, se encuentran:

  • Las comisiones que tienen estos fondos, son más altas que las comisiones de los fondos de gestión pasivos, es decir, se pagan mayores comisiones.
  • Posibilidad de obtener menor rentabilidad que la medida del mercado.
  • Si la gestión no es adecuada pueden existir pérdidas mayores que las del benchmark. 

 

Diferencias entre un fondo de gestión activa y un fondo de gestión pasiva

Después de conocer el estilo de gestión (activa y pasiva)  de los fondos de inversión, veremos en qué se diferencian.

  • Los fondos de inversión, en función de sus características y su política de inversión, se comparan con lo que se llama un índice de referencia. En el caso de la gestión activa lo que pretende es batir el rendimiento de su índice de referencia mediante la elaboración de una estrategia para elegir en todo momento en que activos invertir, con que ponderación o durante cuánto tiempo.

El fondo de gestión pasiva no sigue una estrategia diseñada por unos gestores, sino que lo que hace es replicar la composición del índice de referencia.

  • Otra diferencia muy tangible entre ambos estilos trata de los términos de costes,  ya que el fondo de gestión activa suele soportar comisiones algo mayores, porque realiza una gestión diaria sobre el mismo por parte del equipo gestor. El fondo de gestión pasiva, como requiere menos trabajo de gestión entonces cobran menos comisiones.

 

En conclusión,  la mayor parte de los fondos de inversión del mundo aplican la modalidad de gestión activa para batir o proporcionar una rentabilidad superior a los índices de referencia. Pero los fondos de gestión pasiva se están haciendo muy populares debido al alto nivel de transparencia en comparación con los fondos de gestión activa. Y usted... ¿con cuál se queda?

 

  1. #1
    gamabolsa

    Para comenzar gestion pasiva, si eres profesional activa. Saludos

2 recomendaciones