Cuando los precios del petróleo llegaron a menos US$30 por barril en enero pasado, por el temor de la  sobreoferta y menor demanda de China cuya economía se desacelera, los mercados financieros del mundo se retiraron hacia terrenos bajistas.

 

Cuatro expertos en inversiones de Natixis Global Asset Management comparten su visión sobre lo que los bajos precios del petróleo significan para los inversionistas en renta variable y fija, la oferta y la demanda, y las oportunidades generadas por el mercado.

 

 

David Herro, Director de Inversiones, Renta Variable Internacional, Harris Associates

Además del lento crecimiento de China, el siguiente tema que preocupa a los mercados de renta variable global es el precio del petróleo. ¿Se ha transformado en una enorme carga negativa para los mercados el colapso de los petroprecios? La razón por la que no escuchamos a los expertos en macroeconomía en las noticias es que ellos eran los que nos advertían, hace unos cuantos años, que el petróleo iba a llegar a los US$200 por barril y la demanda iba a superar a la oferta. Hoy en día, el petróleo está a US$30 por barril. Y debo decir que quizá el péndulo ya se ha inclinado hacia el otro extremo.

 

La volatilidad genera oportunidades de valor: Los precios de la renta variable en los mercados globales han caído considerablemente en enero. Sin embargo, opinamos que el valor a largo plazo de las empresas de alta calidad no se ha interrumpido. Esto crea un momento atractivo para comprar aprovechando la volatilidad del mercado causada por varios factores no fundamentales.

 

Es importante considerar también que los bajos precios de la energía pueden representar una ganancia inesperada para los consumidores que ahora pagan menos por llenar el tanque de gasolina y tener calefacción doméstica. Actualmente, los consumidores tienen más poder adquisitivo y contribuyen a incentivar la economía.

 

Matthew Eagan, Director de Renta Fija Global, Loomis, Sayles & Company

Creemos que el mercado de bonos es muy ineficiente en su apreciación de riesgos específicos, como la caída de los petroprecios. Y cuando los valores se cotizan por debajo de su valor intrínseco, o el precio que creemos representa su verdadero valor, con frecuencia encontramos el momento atractivo para comprar valores seleccionados y conservarlos durante un periodo. Creo que es un momento muy adecuado para invertir en el crédito.

 

Valor en los bonos de alto rendimiento: El sector de alto rendimiento de EEUU acaba de terminar uno de sus años más difíciles, al registrar su tercera mayor pérdida para un año fiscal, después del 2008 y 2000. Es interesante destacar que esto sucede sin una recesión en EEUU, y que también hemos atestiguado que cuando los inversionistas abandonan el sector de alto rendimiento, no solamente vendieron sus bonos del sector energía, sino también sus emisiones que no son de commodities. Por lo tanto, a inicios de 2016, tenemos un descuento de cerca de 88 centavos de dólar –lo que lo convierte en una interesante entrada al mercado de alto rendimiento.

 

En general, creo que podemos esperar un aumento en los precios del petróleo para finales del año. La oferta del petróleo continuará reduciéndose en 2017, y opino que los mercados financieros y los de divisas empezarán a beneficiarse de ello –particularmente las divisas sensibles a las materias primas– a medida que avanza el año.

 

Chris Wallis, Director General, Vaughan Nelson Investment Management

Desde la perspectiva de los precios del petróleo y otros temas macroeconómicos que ocasionaron la venta masiva de enero, no veo nada que temer como inversionista en el largo plazo. De hecho, lo percibo como una oportunidad de comprar acciones seleccionadas a precios muy atractivos. El valor se genera cuando el mercado ofrece descuentos.

 

Uno de los activos más baratos en el mundo actualmente es un barril de petróleo. Creemos que toda la industria de exploración y producción, parte de la industria de petróleo y gas dejaría de funcionar si un barril se queda en los US$30, por lo que claramente algo debe cambiar y los precios del petróleo aumentarán en 2016. Existe un gran exceso en los inventarios en varios sectores: desde petróleo a industrial, minorista, etc., por lo que una vez que se acabe dicho inventario veremos una recuperación.

 

Valor en la pequeña cap. seleccionada: Vemos que hay ideas interesantes entre la pequeña empresa en ciertas áreas del sector energía. Por ejemplo, empresas que dan servicio a refinerías, aunque el mercado no discrimina, y el precio de sus acciones ofrece un valor muy atractivo actualmente. 

En general, Vaughan Nelson tiene una perspectiva a tres años y no a tres meses, por lo que no nos interesa el efecto a corto plazo de los precios del petróleo.

 

David Lafferty, Estratega en Jefe de Mercados, Natixis Global Asset Management

Analizando la información económica y los fundamentales del mercado, no veo que el petróleo augure una recesión global. El colapso en los petroprecios de más de US$100 por barril a mediados de 2014 a casi US$28 en enero pasado, ha sido causado por una serie de factores complejos, incluyendo:

  • Caída en la demanda
  • Incremento en la oferta
  • Dólar más fuerte

 

Con seguridad, la demanda global no ha sido robusta, pero aún está subiendo. Al margen, opinamos que gran parte del colapso en los precios se da en función de una excesiva oferta, no de una demanda insuficiente. La tecnología de fracking estadounidense, en conjunto con la poca disposición de la OPEP a frenar la producción, has generado un exceso de oferta que ha tumbado a los precios. 

El consumo posiblemente crecerá modestamente ya que los trabajadores tienen más dinero para gastar este año debido a los bajos precios del petróleo, que no se quedarán así por siempre.

 

La expectativa es que el flujo petrolero decline con el tiempo, alineando la oferta eventualmente con la menor demanda. Por lo tanto, anticipamos que el precio se recupere a casi $45 a $65 dólares por barril en un nuevo escenario, que tardará otros 6 - 18 meses.

 

* Los commodities implican un riesgo de pérdidas significativo. 

*El desempeño anterior no es garantía de los resultados en el futuro.

¡Sé el primero en comentar!
Comentar