Retos para familias empresarias: Transferir el patrimonio, sin matar la ambición

En el siguiente reporte de Credit Suisse se analizan los retos a los que se enfrentan las  familias empresarias a la hora de realizar un proceso de transición generacional. Es decir, cómo conseguir transmitir no sólo la riqueza, sino el legado familiar y la capacidad de seguir creando valor a lo largo de generaciones. La segunda parte del White Paper propone a las familias empresarias soluciones para lograr este objetivo.
 
Me gustaría dejarle a mis hijos lo suficiente para que pudieran hacer cualquier cosa, pero no demasiado para que finalmente no hagan nada.
 
Para muchas familias, el éxito empresarial implica que lo que empezó como un pequeño negocio familiar evolucione a lo largo del tiempo y comience a desarrollar excedentes de riqueza más allá de la actividad principal, formando un patrimonio familiar cada vez más complejo. Esto ocasiona que a la complejidad de la gestión de las relaciones entre familia y empresa, las familias empresarias tengan que lidiar con una nueva dimensión, la referida a la Gestión Patrimonial.
 

 

¿Cuáles son las etapas del proceso de transición generacional?

¿Cuáles son las etapas del proceso de transición generacional?

Como se indica en el Gráfico, sólo en un 13% de los casos las familias empresarias encuestadas han completado un proceso de transición generacional. En el resto de los casos, las familias se van a enfrentar al proceso en un futuro cercano, aunque con perspectivas distintas. El 45% de las familias está de hecho implicada en un proceso de transición en el que conviven dos generaciones, aunque es llamativo que en este grupo son minoría aquellas familias que están siguiendo un proceso planificado. Por tanto, en los próximos años estas familias se van a enfrentar a la trasferencia del patrimonio de una generación a otra sin que en muchos casos sus miembros estén suficientemente preparados para ello.
 
 
Principales retos en el proceso de transición generacional ¿Qué distingue al patrimonio de las familias empresarias?
 
El primer paso para ayudar a las familias empresarias a realizar un proceso de transición eficiente es entender realmente qué elementos componen el patrimonio familiar y cuáles de estos elementos son importantes trasmitir. Según investigaciones previas, esta alta concentración del patrimonio familiar en determinados activos supone un alto riesgo para sus propietarios, y explica en gran parte la aversión al riesgo que en ocasiones muestran a la hora de tomar decisiones estratégicas.
 
Un proceso de transición eficiente debe ayudar a las familias empresarias a lograr una mayor separación entre el patrimonio personal y el empresarial. El objetivo del proceso debe ser también la diversificación del patrimonio, lo que se traduciría en un menor riesgo para los propietarios y por tanto en mayor predisposición a asumir riesgos adicionales en otras inversiones.
 
Todos estos datos indican que estamos ante familias cuyo patrimonio va más allá de una empresa familiar por lo que la unidad de análisis del proceso de transición debe ser la familia empresaria y no la empresa familiar.
 
El proceso de transición debe adoptar una visión amplia del patrimonio familiar, analizando todos los activos en los que cada familia empresaria tiene invertida parte de su patrimonio, entendiendo que los aspectos a trasmitir van más allá de la/s empresa/s bajo control familiar. El proceso de transición debe “customizarse” al máximo, diseñando soluciones adaptadas al grado de sofisticación del patrimonio gestionado por cada familia.
 
El proceso de transición debe ir más allá de los aspectos puramente financieros de la riqueza familiar, identificando todos aquellos aspectos socioemocionales que son importantes para las familias propietarias y que forman parte de su legado.
 
De nuevo esto plantea la necesidad de contar con procesos de transición altamente “customizados”, que reconozcan la diversidad de objetivos dentro de las familias empresarias, y cuyos mecanismos sean lo suficientemente flexibles para acomodar esta heterogeneidad. El proceso de transición debe ayudar a las familias a lograr un equilibrio óptimo entre la generación de riqueza financiera y la preservación
de la riqueza socioemocional.
 
El proceso de transición debe ayudar a las familias a establecer las “reglas de juego” para gestionar el patrimonio compartido de la forma más eficiente.
 
El proceso de transición debe conseguir la trasmisión de la mentalidad emprendedora a la siguiente generación, entendiendo por esto:
  • Adoptar objetivos orientados a la generación de riqueza por generaciones y no solo a la supervivencia como grupo familiar
  • Implantar herramientas que ayuden a evaluar y analizar nuevas oportunidades de inversión de una forma más sistemática 
El proceso debe asegurar también la trasmisión de los valores familiares, como parte indisoluble del legado familiar.
 

Soluciones para lograr transferir el patrimonio sin matar la ambición 

Algunas de las soluciones para lograr transferir el patrimonio sin matar la ambición son los siguientes:
  • El Gobierno Familiar es un sistema de toma de decisiones, que ayuda a la familia propietaria a regular su relación con su patrimonio y empresas, y a gestionar de forma más eficiente el patrimonio compartido. El objetivo final es garantizar que la familia sea capaz de tomar decisiones racionales para el bienestar económico y de la familia, así como dar cabida a todos los miembros de la familia empresaria en la toma de decisiones, en función del rol que desempeñe cada uno de ellos, educándoles en el concepto de “propiedad responsable”.
  • El Protocolo Familiar -o Constitución Familiar- es un documento de Gobierno Familiar que regula las relaciones entre los miembros de la familia, el equipo directivo y los accionistas de una empresa o grupo familiar. La finalidad de este documento es preservar la armonía y el legado familiar.
Soluciones para lograr transferir el patrimonio

Estructuras para la consolidación de la propiedad familiar

Las estructuras que sirven para ayudar a la consolidación de la propiedad familiar:
  • Un holding es una sociedad cuya actividad consiste en la tenencia de participaciones de otras sociedades, con el objetivo de dirigir y gestionar dichas participaciones. El holding ejerce el control sobre las filiales de forma directa o indirecta o incluso formando una cadena escalonada de sociedades.
  • El trust es un acuerdo en virtud del cual una persona (settlor) transfiere la propiedad de una serie de activos a otra persona (trustee) con el fin de que lo administre en beneficio de terceros (beneficiarios).

Credit Suisse

¡Sé el primero en comentar!
Comentar