La relación entre las sociedades de inversión y la moneda mexicana es intrínseca. El desarrollo del mercado de valores ha buscado fortalecer el ahorro e inversión en moneda nacional. En la aplicación de la Ley de Sociedades de inversión promulgada en el año 2001 se menciona que las autoridades deberán procurar el fomento de este tipo de instrumentos de inversión, su desarrollo equilibrado y el establecimiento de condiciones tendientes a la consecución de los siguientes objetivos:

 

I. El fortalecimiento y descentralización del mercado de valores;

II. El acceso del pequeño y mediano inversionista a dicho mercado;

III. La diversificación del capital; 

IV. La contribución al financiamiento de la actividad productiva del país, y

V. La protección de los intereses del público inversionista.

 

 

Todas estas directrices son parte del fortalecimiento del sector financiero mexicano y en congruencia de la economía y política económica del país, buscando tener una moneda que cumpla con las necesidades de la nación.

 

Relación sociedades de inversión-peso mexicano

 

Es por lo mismo que los Activos Objeto de Inversión, es decir, los valores, títulos y documentos a los que les resulte aplicable el régimen de la Ley del Mercado de Valores inscritos en el Registro Nacional o listados en el Sistema Internacional de Cotizaciones (SIC), deberán de estar valuados en pesos mexicanos, inclusive los instrumentos que tengan una cobertura cambiaria como las acciones extranjeras inscritas en el SIC deberán liquidar en pesos todas sus compras y ventas. En resumen ninguna sociedad de inversión podrá invertir en instrumentos valuados en otra moneda. Aunque sí podrán tener inversiones en chequeras en otras divisas como parte de sus activos de inversión, como lo son los dólares americanos, más sin embargo, cuando el cliente decida vender los títulos de la sociedad de inversión la liquidación será en pesos.

 

A pesar de lo anterior el proyecto de Ley de Sociedades de inversión contempla la posibilidad de que las sociedades de inversión puedan adquirir para su cartera de inversión valores denominados en moneda extranjera emitidos ya sea por mexicanos o extranjeros, lo que incentivará a la repatriación de capitales. 

 

La relación entre el peso mexicano y las Sociedades de inversión es enorme, por el sólo hecho de la regulación establece que los clientes tendrán su capital y sus retornos en pesos mexicanos.

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar