Ángeles caídos: Para los que invierten en grado de inversión, la paciencia es una virtud

 

Publicado por Daniel Conklin, Analista de Inversión de Natixis Global Asset Management 

Desde enero, Moody's ha despojado a 33 corporaciones de Estados Unidos del grado de inversión: la cifra anual más alta desde la crisis financiera de 2008. Las rebajas de categoría recientes se han centrado en gran medida en los sectores de metales/minería y energía, debido a que las agencias de calificación comenzaron a incorporar en sus modelos supuestos de materias primas a precios más bajos. La reciente recuperación de los precios de las materias primas ha ayudado a los diferenciales de crédito y ha restringido una acción de calificación negativa adicional; sin embargo, la racha de rebajas de categoría a principios de año ha dejado a aquellos que invierten en grado de inversión preguntándose qué tiene que ver el mundo con los “ángeles caídos” de sus carteras.

 

 

Del dolor de las rebajas de categoría a alto rendimiento sueles darte cuenta enseguida

 

Al analizar el comportamiento histórico de los títulos valores convertidos en ángeles caídos, nos encontramos con que el diferencial de rentabilidad para estos títulos durante la transición de grado de inversión a alto rendimiento con frecuencia rebaja el grado de inversión más amplio (investment grade, IG) y los mercados de alto rendimiento (high yield, HY). Indagando un poco más, descubrimos que las ventas masivas suelen dispararse pero durante cortos períodos de tiempo, soliendo darse la peor ola de ventas durante el mes en el que tiene lugar el descenso de categoría. Los mercados responden rápidamente cuando una agencia de calificación como Moody's toma medidas, pasando al emisor de IG a HY. Para analizar el comportamiento de los ángeles caídos a lo largo de la historia, hemos construido dos índices personalizados ángel caído:

  • Un índice que contiene solamente títulos valores recalificados negativamente a HY, en concreto en el mes en el que han sido analizados
  • El segundo índice con títulos valores de 1 a 12 meses retirados del mes en el que se rebajan a HY.

En resumen, nos encontramos con que el “índice del mes de rebaja” ha tendido a mostrar una volatilidad mucho mayor y más frecuente, un fuerte diferencial de rentabilidad negativa en relación con el índice de alto rendimiento estadounidense de Barclays.

Fallen Angel Index 2016

 

Por otro lado, la volatilidad del diferencial de rentabilidad ha sido mucho menor para los valores ángel caído a 1-12 meses retirados del mes en el que se llevó a cabo la rebaja. El desempeño de estos títulos valores suele ser mejor que el del mercado de alto rendimiento estadounidense más amplio si nos fijamos en el diferencial de rentabilidad. Parece ser que los ángeles caídos son susceptibles de sobreventa en el momento de la rebaja, ya que muchosinversores en grado de inversión puro y losíndicesse ven obligados a vender sus bonos. En esencia, se abarrotan las salidas en ese primer mes, impulsando temporalmente los diferenciales más amplios que el precio razonable del mercado hasta que la oferta y la demanda se reequilibran.

 

Retornos valores ángel caído

 

La venta basada en las normas de los ángeles caídos puede costar el desempeño

 

Lo peor de lo peor para los ángeles caídos, en cuanto al diferencial de rentabilidad frente al mercado de HY de los Estados Unidos, a menudo viene de inmediato. Como resultado, los inversores que siguen un planteamiento rígido, basado en reglas (que requiere que los ángeles caídos se vendan justo después de la rebaja o antes de que la acción salga del índice con grado de inversión) posiblemente se enfrenten a la conversión de las pérdidas no realizadas en pérdidas realizadas. Esto podría significar perderse el potencial de rápidas fluctuaciones al alza y a la baja de los diferenciales durante los meses posteriores a la rebaja según van desapareciendo las presiones de venta. Para cuantificarlo, vamos a analizar el diferencial de rentabilidad histórico de la versión del índice de corporaciones con grado de inversión estadounidense de Barclays tolerante a la rebaja, frente al índice de corporaciones con grado de inversión estadounidense estándar de Barclays. El índice estándar expulsa los títulos valores ángel caído en el mes natural inmediatamente después de la rebaja, mientras que el índice personalizado tolerante a la rebaja permite que los títulos valores ángel caído permanezcan en el índice 12 meses calendario después de la rebaja.

 

 

En los últimos 10 años, nos encontramos con que el diferencial de rentabilidad anual para el índice de corporaciones con grado de inversión con tolerancia a la rebaja es, de media, 18 puntos básicos mejor que el índice de grado de inversión estándar, lo que apoya el argumento contra la venta instintiva de los ángeles caídos poco después de la rebaja de calificación. Sin embargo, es importante tener en cuenta que hay un buen grado de variación alrededor de la mediana, y que ha habido períodos en los que el índice de tolerancia a la rebaja muestra un peor desempeño que el del índice estándar. Además, ser más flexibles cuando tratamos con ángeles caídos puede añadir algo de beta de alto rendimiento a una cartera y, portanto, el punto hasta el cual una estrategia de ángel caído más indulgente tiene un mejor o un peor desempeño puede verse influenciado por el mercado de alto rendimiento general.

 

El presente documento no constituye una oferta, ni una solicitud de oferta, de ninguna estrategia de inversión o producto. Cualquier inversión tiene posibilidades de generar beneficios y también de generar pérdidas. Lo publicado en este blog tiene únicamente fines informativos y no debe interpretarse como un consejo de inversión. Cualquier opinión o previsión que se recoja en el mismo refleja únicamente la opinión y los criterios subjetivos de sus autores, y no necesariamente la posición de Loomis, Sayles & Company, L.P. Esta información está sujeta a cambios en cualquier momento sin notificación previa.

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar