¿Podrá la Depreciación del Peso ayudar a las Exportaciones Mexicanas? No es tan Sencillo

Por: Bianca Taylor, Analista Senior de Deuda Soberana 

Loomis, Sayles & Company, filial de Natixis Global Asset Management.

Natixis

 

El peso mexicano ha caído 40% frente al dólar desde 2014, aun así, el balance comercial de México no ha podido recuperarse por completo. Para entender la razón, es importante analizar la composición de las exportaciones e importaciones. 

 

De lo anterior podemos concluir que las exportaciones no petroleras son en su mayoría del sector de servicios de manufactura:

 

Componentes de la balanza comercial

 

La balanza comercial es el ingreso neto o déficit de un país con respecto a sus socios comerciales. Se define como las exportaciones menos las importaciones. De este modo, si hablamos de una recuperación de la balanza comercial, nos referimos a que las exportaciones deben aumentar más que las importaciones, o que las importaciones deben disminuir más que las exportaciones. Las importaciones se han reducido significativamente, pero esto no ha bastado para generar una recuperación total de la balanza comercial general.

 

¿Por qué?

 

De hecho, porque el consumidor ha reaccionado al mayor costo de las importaciones reduciendo el consumo. En febrero, los bienes de consumo disminuyeron 5.4% comparado con el año anterior (en una base de 12 meses consecutivos), y los bienes de capital cayeron 3% con base en la misma métrica. los bienes intermedios, sin embargo, permanecieron en efecto sin cambio durante los 12 meses al cierre de febrero. 

Importaciones México

Los bienes intermedios son los componentes y productos que los exportadores necesitan para ensamblar y posteriormente vender el producto final en el extranjero. Históricamente, han representado entre 70%-80% del total de las importaciones a México. En la actualidad, representan 76% del total de las importaciones.

Bienes intermedios importaciones México

En la otra cara de la moneda, las exportaciones se han desempeñado bien – al menos las exportaciones no relacionadas con el sector petrolero. 

Balance comercial

 

Las exportaciones del sector de la agricultura aumentaron 14%, por ejemplo. La minería, que en su mayoría se compone de petróleo, cayó 3%.  

 

Además, está la industria de la manufactura, que aún sigue con una caída de 1%. Las exportaciones manufactureras consisten en los bienes que los mexicanos fabrican en México, y que después se venden al exterior. La manufactura actualmente representa el 90% de todas las exportaciones de México. El sector automotriz representa 50% de todos los bienes manufactureros, y las refacciones que se usan en el proceso se importan mayormente desde EEUU. (véase la información mencionada acerca de los bienes intermedios).‘

 

En resumen, la mayoría de las exportaciones mexicanas es mano de obra con valor agregado. Los fabricantes /exportadores automotores compran refacciones en el exterior, las introducen en el país para su ensamblaje, y después exportan el producto final. Si bien México cuenta con otras exportaciones, como aguacate, tequila y plata, en mi opinión, 50% de lo que vende al exterior se considera mano de obra de valor agregado.

 

Las fluctuaciones de la divisa han tenido poco impacto en las cadenas de suministro “justo a tiempo”

 

La mano de obra mexicana aparentemente presenta un descuento del 50%, entonces ¿por qué no hay demanda? La dinámica del inventario “justo a tiempo” es tal que incluso con un 50% de apreciación del dólar versus el peso mexicano, no se ha generado una demanda adicional de mano de obra.

 

Algunos de los factores incluyen:

  • Los fabricantes planean su producción con una perspectiva de un año o más con base en la tendencia de la demanda en EEUU.
  • La demanda de bienes no perecederos es en su mayoría una función del ciclo comercial.
  • Los fabricantes automotrices podrían ofrecer algún incentivo, pero es no es probable que recorten sus precios en 50%. Esto podría perjudicar a la marca, y generan un efecto dominó hacia otras empresas que no se beneficiaron de la depreciación de la moneda. Asimismo, cuando el peso mexicano se recupere, sería difícil elevar los precios de los automóviles una vez más.
  • Los fabricantes de autos en EEUU no almacenan un inventario de autopartes.
  • Incluso so quisieran elevar la producción, muchos proveedores en México no operan con un exceso de capacidad.


Un ajuste en la balanza comercial probablemente se llevaría más tiempo en México. Para que la balanza comercial se recupere significativamente, considero que deben darse uno (o más) de los siguientes eventos:

  • Recuperación de los precios del petróleo a niveles anteriores a su caída, lo que elevaría de nueva la balanza comercial petrolera.
  • Aumento en la producción petrolera, lo que mejoraría la exportación minera.
  • Los productos agrícolas ganan participación de mercado global.
  • México mejora la cadena de suministro, fabricando una mayor proporción de los insumos en el país.

 

En nuestra opinión, la balanza comercial de México necesitará más tiempo para recuperarse, a diferencia de otras economías de Latinoamérica, debido a:

  • Mi proyección para el petróleo es la estabilidad en los precios.
  • Se espera que la producción petrolera continúe decreciendo.
  • Las exportaciones agrícolas son una fracción menor de las exportaciones totales de México.
  • La oferta de mano de obra contratada se modificará lentamente.

 

 

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar