Los avances tecnológicos abren el camino a la transformación de la industria automotriz

Natixis

 

Si bien la industria automotriz -con valor de $ 2 billones de dólares- registró solidas ventas en 2016, se espera que su flota tenga un desempeño muy diferente a futuro.

 

Los grandes fabricantes de automóviles concentran actualmente sus esfuerzos de investigación y desarrollo en los autos autónomos del futuro. Las empresas de tecnología también se han unido a esta tendencia –con marcas como Apple, Google, Samsung, Amazon, Intel y Uber, que dedican tiempo y recursos significativos a la tecnología sin conductor. De hecho, el Ministerio de Suelo, Infraestructura y Transporte de Corea del Sur aprobó a principios de mayo que Samsung empezara a probar su tecnología autodirigida en autos Hyundai en sus carreteras.

 

Loomis, Sayles & Company, filial de Natixis Global Asset Management comparte a continuación información acerca de la innovación y perspectivas de la industria automotriz. Además, el director de Inversiones Sustentables de Mirova, analiza las macrotendencias globales que reconforman las necesidades de transporte, la industria automotriz y las oportunidades de inversión.

 

Steven Bocamazo, Director Adjunto, Investigación de Crédito

Loomis, Sayles & Company

 

La industria automotriz global está al filo de su mayor transformación tecnológica desde su surgimiento, hace más de un siglo. Los fabricantes de automóviles a escala global están dirigiendo enormes inversiones hacia el desarrollo de vehículos eléctricos (EV) y autónomos (AVs), también conocidos como automóviles sin conductor. Los principales fabricantes de autos, así como la base de proveedores, se preparan ya para dichas innovaciones.

 

Con este propósito, hemos visto a fabricantes de automóviles adquirir empresas que poseen las competencias tecnológicas clave para estas iniciativas. En tanto, grandes multinacionales como Intel y Samsung, que anteriormente no tenían presencia importante en la base de proveedores automotrices, han adquirido recientemente o están por cerrar adquisiciones de proveedores anteriormente independientes que se centraron en tecnologías ahora críticas para la conducción autónoma.

 

Si bien actualmente un número cada vez mayor de modelos EV está disponible, su tasa de penetración en las ventas totales de vehículos es muy pequeña, especialmente en Estados Unidos, debido a su mayor costo y a los precios bajos de la gasolina. Esperamos que las ventas de EV se aceleren en la próxima década, especialmente en China y Europa, debido a la regulación cada vez más estricta en emisiones vehiculares. Además, la introducción de AVs, la mayoría de los cuales probablemente sean EVs, contribuirá a una flota global menos dependiente del motor de combustión interna.

 

Innovación y disrupción

El aumento en los servicios de traslados compartidos en vehículos como Uber, también representa tanto desafíos como oportunidades a futuro para la industria automotriz. En la actualidad, es evidente que el aumento en los viajes compartidos ha impactado negativamente la demanda de servicios tradicionales de taxis y limusinas, aunque no tanto a la industria automotriz, debido al continuo aumento en las ventas de vehículos. Si el sector de viajes compartidos se convierte en un servicio extendido a todas partes, debería ser capaz de reducir la demanda de vehículos privados, como se espera, particularmente en áreas urbanas compactas donde el costo de poseer vehículos personales es elevado. En un esfuerzo por participar de este fenómeno, los fabricantes de automóviles están estableciendo alianzas con Uber y Lyft en temas como el desarrollo de AV. De hecho, General Motors ha adquirido una participación en Lyft.

Los AV se están probando en áreas controladas, así como en la carretera. Además de probar y refinar la tecnología, la cual está ya disponible en vehículos (por ejemplo, Sistemas Avanzados de Asistencia al Conductor), aún quedan muchos obstáculos por salvar en cuestiones de seguros, requisitos de infraestructura y regulaciones gubernamentales. Estos deben ser abordados antes de que los AV sean un lugar común en las calles y carreteras. Sin embargo, quedan pocas dudas acerca de si los AVs estarán en el camino en los próximos tres o cuatro años, aunque debemos esperar un despliegue lento y deliberado.

 

Panorama Industrial

La industria automotriz global cerró un exitoso año en 2016, impulsada por solidas ventas en EEUU, China y Europa Occidental. Sin embargo, Sudamérica y Rusia continuaron registrando cifras de ventas débiles debido a las subyacentes dificultades económicas. Si bien esperamos un continuo aumento en las ventas globales en 2017, los fundamentales subyacentes se debilitan en dos de los mercados más importantes –EEUU y China.

 

Un mercado maduro, una base de clientes con recursos y una creciente población de conductores convierten a Estados Unidos en un mercado muy atractivo para la industria automotriz. Esto fue evidente durante el periodo de 2010 a 2016, cuando los fabricantes de automóviles que operaban en un mercado estadounidense en constante crecimiento por lo general superaron a sus contrapartes. Los clientes estadounidenses siempre han tenido una gran afinidad por camionetas y vehículos deportivos más caros que los consumidores de otras partes del mundo. Los precios más bajos de la gasolina y condiciones de financiamiento más sencillas en los últimos años tan sólo han acelerado esta tendencia. Ahora, opinamos que el mercado automotriz de Estados Unidos ha llegado a una etapa de inercia y que es probable que las ventas varíen en varios cientos de miles de unidades (ya sea positiva o negativamente) cada año.

 

Los niveles agresivos del gasto en incentivos en los vehículos, así como la disponibilidad continua de financiamiento barato y relativamente fácil pueden ayudar a mantener las ventas elevadas en el corto y mediano plazo. No obstante, a pesar de las actuales condiciones económicas favorables y los bajos precios de la gasolina, el aumento de las tasas de interés, la disminución del valor de los autos usados y un creciente número de vehículos en arrendamiento impiden un futuro incremento del volumen.

 

Más competencia en China

China, el mercado automotriz más grande del mundo, continúa creciendo, aunque a un ritmo más moderado que hace algunos años. Marcas de reciente ingreso en China, como Volkswagen y General Motors, siguen siendo líderes en participación de mercado, pero todos los fabricantes globales de equipo original en el mercado tienen ahora presencia en este importante mercado. Una mejor posición competitiva en las marcas originales del país representa una amenaza para los fabricantes ya establecidos y contribuye a una continua presión en los precios del vehículo.

 

 

Jens Peers 

Director de Inversiones, Inversión Responsable, Mirova

 

La urbanización, las tecnologías innovadoras y la reducción de emisiones de carbono para combatir el cambio climático se encuentran entre las megatendencias globales de la actualidad, con enormes implicaciones para la industria automotriz.

Una de las principales tendencias que hemos visto en el siglo 21 es la urbanización. Más de la mitad de la población mundial vive ya en ciudades, y esto va a continuar. Para el 2030, Naciones Unidas estima que casi dos terceras partes de la población mundial vivirá en ciudades. Esto significa pensar en el transporte, junto con otros aspectos de la vida cotidiana, de forma diferente.

Más específicamente, los jóvenes, que tienden a gravitar en las áreas urbanas, no compran ya tantos autos como antes lo hacían, y usan cuentas de Uber cada vez más. Compartir trayectos sin duda está cambiando la dinámica del mercado. Como resultado, la industria automotriz debe replantearse su modelo de negocio. Un escenario sería que los fabricantes de automóviles se convirtieran en propietarios del coche, y Uber u otras compañías de viajes compartidos podrían ser los operadores de todo el sistema. Los individuos no serían propietarios del automóvil, pero podrían usar su dispositivo móvil para solicitar cualquier modelo de auto que prefirieran usar. La gente aún tendrá la última palabra, pero pagaría por kilometraje en vez de poseer o rentar.

 

Innovación eléctrica y sin conductor

Estamos asimismo entre los avances tecnológicos que están impulsando un giro hacia vehículos eléctricos y autónomos. Muchas personas hoy en día simplemente no pueden comprender el concepto de auto-conducción automotora. Sin embargo, creemos que están a pocos años de distancia. Al hablar con los fabricantes de automóviles y analizar cuánto invierten en tecnología sin conductor, nuestros analistas creen que es muy probable que en 10 años o menos, muchos de los nuevos coches serán modelos de auto-conducción.

Otra tecnología de baja emisión que en la actualidad están probando los grandes fabricantes automotrices, incluyendo Ford, Honda y Daimler (Mercedes Benz), es la de autos eléctricos impulsados a hidrógeno. Esta versión del vehículo eléctrico (EV) ofrece el mismo rendimiento y beneficios ambientales que el EV de pilas, así como la gama de autos tradicionales. Debido a que puede recargarse en movimiento, resuelve los problemas de tiempo y alcance relacionados con la recarga de EVs. Además, las estaciones de reabastecimiento de hidrógeno podrían incorporarse a las estaciones de gasolina existentes. Pero las gasolineras tendrían que invertir en la capacidad de reabastecer los tanques de hidrógeno para que los EVs de celdas de combustible sean prácticos. En general, todavía hay algunos problemas por resolver, incluyendo el costo exorbitante de las celdas de combustible.

 

Oportunidades sustentables

Los desarrolladores de tecnologías limpias y eficientes diseñadas para optimizar vehículos– desde almacenar energía a sensores que reconocen las condicione y obstáculos del camino – o proveedores de materiales más ligeros que ayudan a fabricar autos más eficientes en términos de energía, son ejemplos de oportunidades sustentables que representan un atractivo potencial de crecimiento a largo plazo.

Igualmente, a medida que anticipamos la tendencia de urbanización, y la necesidad de adaptar y crear ciudades y edificios sustentables, podemos identificar muchas otras oportunidades. La lista incluye a compañías involucradas en infraestructura e ingeniería en transporte público, soluciones de eficiencia energética para edificios, nuevas tecnologías para semáforos, etc.

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar