Por: Philippe Waechter, Economista en Jefe de Natixis Asset Management, filial de Natixis Global Asset Management

Natixis

La tasa de interés referencial de la Fed se incrementó en 25 puntos base en su reunión de junio. A partir de ahora está en el rango de [1; 1.25%], en el 4º aumento desde diciembre de 2015 (inicio del ciclo restrictivo).

 

El impacto de este cambio en la política monetaria ha sido muy limitado. La estrategia de comunicación de la Fed es anticipar con claridad su próximo paso. La Fed no quiere tomar por sorpresa a los inversionistas. Por tanto, éstos pueden adaptar sus expectativas y portafolios a la nueva postura en política monetaria. El impacto de las medidas al momento de su difusión será nulo.

 

Esto resulta interesante especialmente en los mercados emergentes. Anteriormente, el ciclo restrictivo de la Fed tuvo un impacto significativo en dichos mercados, ya que los flujos de capital regresaron a EEUU a costa de los países emergentes. A los inversionistas los tomó por sorpresa la medida de la Fed, en lo que los economistas llamaron un alto repentino. Ahora no hay sorpresas y por tanto, los flujos no se revierten y los mercados emergentes mantienen su fortaleza.

 

La Fed considera que actualmente la economía está muy cerca de la meta del empleo (la tasa de empleo es de 4.3%) y la inflación se acerca a su objetivo de 2%. Por lo tanto, se justifica incrementar las tasas. Pero como mencionamos antes, la Fed no desea crear demasiada volatilidad ni un impacto persistente en la economía. Por ello sus métricas se dan a conocer con anticipación. 

 

De acuerdo con las expectativas de los miembros del comité, aún queda un aumento pendiente para este año (25 pb) y tres para el próximo.

 

La siguiente gráfica demuestra la distribución acumulada de las proyecciones de los miembros del comité para 2017, 2018 y 2019. Al comparar las proyecciones de marzo y junio, vemos pocos cambios entre las dos reuniones. El promedio es el mismo en dichos meses para 2017 y 2018, y un poco más bajo para 2019 en junio.

expectativas de los miembros del comité FED

 

La principal fuente de preocupación para la Fed es la inflación. La tasa CPI de inflación bajó a 1.9% en mayo y el índice de inflación subyacente llegó a 1.7% (ver gráfica al final del texto). Debido a los bajos precios del petróleo, la tasa de inflación general permanecerá baja en los próximos meses. En cuanto a la inflación subyacente, el sector “Vivienda”, que explica 2/3 de la aportación de la inflación subyacente a la inflación general, está retrocediendo. En muy corto plazo, los precios del sector automotriz, salud y comunicaciones cayeron. En otras palabras, no esperamos un repunte fuerte en la tasa de inflación subyacente en los próximos meses.

 

¿Qué debe hacer la Fed en caso de inflación más baja en septiembre? Probablemente nada más que esperar hasta diciembre.

 

El otro factor importante de esta reunión de la Fed fue dar a conocer más datos sobre la forma en que la Reserva gestionará la reducción de su hoja de balance.

 

Actualmente, todas las ganancias de su portafolio se reinvierten en activos equivalentes. El nivel de la hoja de balance es estable desde 2014. La nueva estrategia es reducir este nivel. La Fed ha revelado más detalles sobre la forma de operar a futuro.

 

Al inicio de las operaciones, reducirá cada mes su reinversión en USD 6 mil millones en bonos del Tesoro. El eventual margen por encima de esta capitalización se reinvertirá. Dicha capitalización se incrementará en USD 6 mil millones cada tres meses hasta llegar a USD 30 mil millones.

 

Para los activos de Agencias y para RMBS, la capitalización será de USD 4 mil millones, y la capitalización final será de USD 20 mil millones. Es decir, un año después del inicio de la operación, la reducción mensual de la reinversión será de USD 50 mil millones. Dicha operación continuará hasta un nivel aún no dado a conocer. La Fed solamente informó que el nivel de la hoja de balance al término de la operación será mayor que antes de la crisis de 2007/2008. Pero no hay datos precisos.

 

Esta operación podría dar inicio ya en septiembre para implementarse en noviembre. El aumento de tasas sería en diciembre si la tasa de inflación es demasiado baja en septiembre.

 

De acuerdo con la Fed, iniciará la gestión de su hoja de balance cuando la tasa de su  fondo sea lo suficientemente elevada. Durante su última conferencia de prensa, se le preguntó a Yellen acerca de esta tasa, a lo cual respondió que dicha información no era pública.

USA Tasa de inflación

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar