1 recomendaciones

 

Más de diez años después del inicio de la crisis hipotecaria subprime, los mercados de valores regresaron del abismo. Parece que ha pasado poco tiempo, pero en estos años han sucedido muchísimas cosas: Trump y AMLO son presidentes, a México lo contagió de miedo y desconfianza la gripe H1N1, Grecia e Italia casi se quiebran junto con otro pull de paises europeos, Gran Bretaña ya no pertenece más al “Club de Tobi” europeo y mientras más tiempo pase nos daremos cuenta que el mercado de valores local y los mercados internacionales no estarán exentos de una enorme cantidad de variables, y a pesar de esto, todos los mercados seguirán adelante.

 

¿Podemos esperar que las noticias cambien en los próximos meses y años? No hay manera, los mercados subirán y también se desplomarán, los ciclos económicos son la ola donde se suben los inversionistas, y ante este escenario ¿Qué hay que hacer? Simple: Delega la gestión de tu patrimonio a un profesional y diversifica.

 

 

¿Quieres tranquilidad? Invierte en un fondo de inversión

 

 

 

Los fondos de inversión mitigan riesgos, diversifican y redituan. No es una creencia basada en suposiciones o una golondrina de verano, la enseñanza que costó sangre ha sido bien aprendida por muchos inversores a lo largo del mundo: Invertir en un fondo de inversión no es la única opción, pero si es un paraguas bajo la tormenta.

 

Los dólares han subido durante los últimos 19 años y los fondos de cobertura cambiaria respondieron ofreciendo protección ante la depreciación del peso; mientras el dólar daba dos pasos para adelante y uno para atrás, el Indice de Precios y Cotizaciones  de la Bolsa Mexicana de Valores tocó máximos históricos y rebotó de regreso por la volatilidad existente en diferentes trincheras, a pesar de eso, los fondos indizados al principal indicativo de la Bolsa Mexicana de Valores casi han sextuplicado el capital inicial de quienes tomaron la decisión de invertir ahí desde el año 2000; mientras tanto, los fondos de deuda gubernamental caminan tomados del brazo de las tasas de interés con un rendimiento actual del 7.75%, así es, invirtiendo en bonos gubernamentales, sin tomar riesgos innecesarios, es posible obtener este rendimiento que hace varios años era imposible. Quienes tienen la inquietud sobre quién asegura su dinero cuando invierten en un fondo de inversión de deuda gubernamental, la respuesta es fuente de tranquilidad para el patrimonio: Estos fondos de inversión no necesitan ningún seguro, ¿Cuál es la razón?  El garante del patrimonio invertido en ese fondo será el mismo gobierno (Que por cierto, nunca ha dejado de pagar sus obligaciones en moneda local). Muchos me preguntan ¿No es más seguro invertir en un producto bancario?, la respuesta es: No del todo. Cualquier Banco es una empresa y como cualquier empresa tiene el riesgo de quebrar y aunque el IPAB asegura las inversiones bancarias (Pagarés, Certificados de Depósito y cuentas de ahorro), este "seguro" sólo cubre 400 mil UDIS. Por lo tanto, invertir adquiriendo títulos emitidos y garantizados por el Gobierno Federal es más seguro, no importa la cantidad y el tipo de título, el garante de cada peso invertido en bonos gubernamentales es el mismo gobierno y a diferencia de un banco comercial, el gobierno tiene un brazo financiero que fabrica dinero. Para pagarle a sus acreedores el gobierno federal sólo tiene que encender la maquina de fabricar billetes.

 

Los fondos de inversión hacen posible diversificar el patrimonio en todos los activos que anteriormente se han mencionado: Bonos, divisas y acciones y también proporcionan rendimientos por arriba de los instrumentos tradicionales bancarios sin la necesidad de invertir montos millonarios; de acuerdo a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores uno de los principales objetivos de los fondos de inversión es permitir el acceso al mercado de valores a todos los pequeños y medianos inversionistas. En el mundo existen más de 79 mil fondos de inversión, y no es fortuito, estos vehículos de inversión son transparentes, rentables y sencillos de manejar, invertir en estos instrumentos le permite a los inversionistas ver más allá de los activos en donde los abuelos depositaban su dinero. Así es, son eficientes para la mayoría de inversionistas en el mundo ¿Por qué? Porque mientras más trabaje nuestro dinero, menos trabajaremos nosotros. 

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
1 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...