Renta 4: Volatilidad y oportunidades en 2014

 

renta-4-gestora-logo

 

Renta Variable 

Si bien en páginas posteriores daremos nuestra visión para 2014 de países emergentes, queríamos hacer una mención especial previa a la situación actual de Chile, un mercado bien conocido por nosotros gracias a nuestra presencia en el país a través de Renta 4 Chile. 
 
La realidad del mercado bursátil local ha sido muy influenciada por los innumerables aumentos de capital hechos por las empresas que cotizan en la Bolsa de Santiago, lo que ha provocado una caída importante de la liquidez de los inversores, tanto institucionales como privados. A esta situación debemos agregarle la incertidumbre política que ha generado la casi segura elección de Michelle Bachelet, que viene con un discurso muy enfocado en hacer grandes cambios políticos, económicos y sociales. 
 
El resultado de todo esto es que la bolsa está rentando en torno a -15% este año. Sin embargo, en nuestra opinión las reformas no serán tan drásticas, ya que, por un lado, el nuevo gobierno necesitará acuerdos en el Congreso (fruto del reparto de escaños tras la primera vuelta de las elecciones) y, por otra parte, el crecimiento económico debería estar cercano al 4,5%, la inflación controlada, el Banco Central bajando los tipos de interés y la moneda depreciada, por lo cual el resultado de las empresas seguirá siendo positivo. 
En conclusión, nos parece que hay muchas oportunidades para invertir a medio plazo, y la mejor manera de estar expuestos al crecimiento de Chile es, si no se conocen bien sus compañías, a través de Renta 4 Latinoamérica FI. 

 
  renta-variable
renta-variable-2
 

Renta Fija 

Para 2014, la renta fija gubernamental "segura" (de economías "core") no ofrece valor, pero se han moderado los 
riesgos de tensionamiento. La ausencia de inflación, y la incapacidad de crecer sin medidas monetarias excepcionales, hacen que las previsiones de tipos bajos perduren. Vemos algo más de valor en los tramos cortos de la curva (1-5 años) que en los largos, tanto para la curva estadounidense como para la alemana. 
 
En cuanto a la deuda pública de países periféricos (incluida España), tendrá menos recorrido que años anteriores, pero sigue siendo de las pocas alternativas para obtener rentabilidad en un escenario de tipos bajos a medio plazo. 
 
En zonas emergentes, favoreceríamos países poco endeudados, con crecimiento económico y con margen para aplicar nuevos estímulos económicos -fiscales- y con posible apreciación de divisas. Esperamos volatilidad en estos activos, aunque a medio plazo creemos que siguen siendo atractivos (invirtiendo en divisa local). 
 
En deuda corporativa esperamos mucha actividad de mercado primario, y es que las compañías seguirán buscando alternativas a la escasez de crédito bancario. Po último, en el sector financiero esperamos gran actividad de nuevas emisiones de bonos subordinados y CoCos, para fortalecer los ratios de capital. Esperamos interesantes descuentos en estas emisiones para asegurar el éxito en las mismas. 
 
renta-fija
 

Mixtos / Retorno absoluto 

 
Para 2014, el gestor de Renta 4 Nexus plantea sus estrategias de inversión contemplando dos posibles escenarios:
 
En un primer escenario, más optimista, la economía global crece más de lo esperado (empezando por EEUU). Así, se produciría el tapering y repuntarían los tipos del bono EEUU a 10 años por encima del 3%. Este es el escenario que nos gusta para invertir en renta variable y es que, paradójicamente, si tiene lugar, pensamos que podríamos comprar a mejores precios que los de hoy (como vimos en septiembre, podrían haber caídas de las bolsas en el corto plazo). 
 
En el segundo escenario, la economía global crece poco (por debajo de expectativas), los bancos centrales continúan con sus políticas no convencionales de estímulo, hay abundante liquidez, el bono a 10 años con rentabilidades a la baja ... y quizás las bolsas continúan subiendo. Esta posibilidad no nos gusta especialmente: Si los mercados sólo suben por liquidez, consideramos que eso tiene un límite. No vamos a participar de forma importante de estas hipotéticas subidas. 
 
En conclusión, esta reflexión se traduce en mantener una posición defensiva en el momento actual, a la espera de oportunidades. 
 
fondos-mixtos
retorno-absoluto
 

Emergentes: Volatilidad y oportunidades en 2014 

Las cuestiones pendientes para 2014 en los mercados emergentes son, en nuestra opinión, tres: 
 
  1. ¿QUÉ HARÁ LA FED, CUÁNDO COMENZARÁ EL TAPERING?: ¿Qué implicación tendrá para los flujos de/hacia los países EM? ¿será igual que en el pasado Mayo-Junio, con salidas masivas de flujos? 
  2. CHINA: Los temores acerca de una desaceleración pronunciada parecen alejarse, pero la cautela persiste. 
  3. ¿SE RECUPERARÁN LAS EXPORTACIONES? Uno de los motores de crecimiento de los emergentes debería recuperarse, el mayor crecimiento de los mercados desarrollados podría ayudar. 
En función de la respuesta a estas preguntas, deberíamos considerar el posicionamiento de nuestras carteras en mercados emergentes. 
 
Desde Renta 4 Gestora, creemos que las dudas relativas al crecimiento de China se han ido disipando tras la celebración del 18º Comité del Partido, y prevemos un crecimiento cercano al 7%. En cuanto al tapering y el momento de su implantación, creemos que harán volver a la volatilidad a las economías emergentes, si bien no se repetirían los sorprendentes flujos de salida de la primavera. 
 
Entendemos que aquellas economías que mayor resistencia tengan, y cuyas cuentas estén más saneadas, serán las claras ganadoras. Y es que, sobre todo en la zona asiática, se va a premiar más a la austeridad que al crecimiento (siendo éste en su conjunto para la zona asiática, ex Japón, de un 6%). En este sentido, países como Corea del Sur, Singapur, Polonia y (sorprendentemente) Hungría estarán en mejor posición que India o Turquía. 
 

CHINA:

Si sigue obteniendo crecimientos estables y el mercado de trabajo se mantiene en niveles razonables, el gobierno podrá ir implementando el programa de reformas que aprobó (reformas del suelo y de la desregulación en lo que a inversiones se refiere, reforma financiera, reformas sociales campo-ciudad y la reforma fiscal). Si bien la implantación de las reformas en el corto plazo podría implicar menor crecimiento, las reformas deberían promover la inversión privada como complementaria de la inversión pública. La recuperación de la economía global debería ayudar a disminuir los riesgos que se vislumbran sobre la economía china. 
 

INDIA:

El principal problema de la economía será la inflación, que para el año que viene sigue siendo elevada (cercana al 9,5%), lo que llevará al Banco Central a subir los tipos de interés. El movimiento de la FED, así como la celebración de las elecciones generales, podría ser un hándicap importante para la economía del país, lo que conllevará bastante volatilidad, habida cuenta del alto déficit por cuenta corriente. 
 

COREA DEL SUR:

Una de las mejores economías de la zona, con crecimientos cercanos al 4% y con una robusta balanza por cuenta corriente (4,1% PIB), lo que permitirá hacer reformas fiscales que apoyen el mercado inmobiliario (al contrario que la mayoría de los países de la zona), con la consiguiente incidencia en el consumo y el empleo. Por otra parte, el potente sector exportador seguirá beneficiándose de la mejor perspectiva del crecimiento global. 
 

TURQUÍA:

El panorama macroeconómico no es el mejor de los emergentes y, a pesar de subidas esperadas en su PIB del 3,5%, los déficit fiscal y por cuenta corriente son elevados (sobre todo éste último). Todo ello provoca que la economía turca vaya a necesitar reformas en un entorno de poca estabilidad política, lo que hace prever un nuevo año volátil para el país. 
 

RUSIA:

Los datos de crecimiento para la principal de las economías de Europa del Este no son muy halagüeños. Y es que pasará a crecer cerca de un 2,5%, en un entorno en el cual el sector manufacturero no anticipa datos muy positivos en los próximos meses y, si bien la inflación sigue cayendo, el banco central podría adoptar medidas monetarias para impulsar la economía. De nuevo, las reformas y su implantación deberían ser los objetivos del gobierno (junto con la mejora en las prácticas del buen gobierno). 
 

POLONIA:

Economía que crecerá más del 3%, con un apoyo claro del crecimiento del consumo interno. La mejora en las perspectivas de crecimiento de su país vecino, Alemania, hará que, junto con los bajos tipos, la inversión deba verse incrementada, y esto creemos que podría ser seguido en la parte final del año por la inversión pública. 

 

HUNGRÍA:

Podría constituir la mayor sorpresa de las economías emergentes, con crecimientos positivos en los próximos trimestres, apoyados por los estímulos monetarios del banco central. Si bien el consumo y la inversión mejorarán (sobre todo esta última), el proceso de desapalancamiento de la economía magiar seguirá su curso. En conclusión, la economía ha cambiado sustancialmente su cuadro macro respecto a años pasados. 
 

BRASIL:

Las valoraciones descuentan un escenario excesivamente negativo tras varios ejercicios de pérdidas. Catalizadores cercanos, como los próximos mundiales de fútbol o las Olimpiadas de 2016, están desencadenando la puesta en marcha de los procesos necesarios de inversión, dado el enorme déficit de infraestructuras a solventar. Mejoras notables de competitividad como consecuencia de la depreciación del Real brasileño. Entrada de capitales (mayores tipos de interés). 
 

MÉXICO:

La dependencia del ciclo estadounidense podría apoyar a la economía, aunque el país se encuentra en medio de un proceso de transición con reformas de amplio alcance, algunas de ellas controvertidas (reforma fiscal y laboral). La bolsa mexicana sigue cara en relación al resto de regiones. Altos niveles de informalidad laboral. 
 

RESTO DE PAÍSES DE LA ALIANZA DEL PACÍFICO (CHILE, PERÚ Y COLOMBIA):

Siguen disfrutando de unos atractivos crecimientos potenciales, sustentados en un modelo de robusta demanda interna, en una pirámide demográfica adecuada y en una generosa riqueza natural, factores óptimos para el desarrollo económico (y acompañados con notables mejoras en el ámbito institucional). Inflación controlada y manejos ortodoxos de sus herramientas de política monetaria. Una eventual recuperación de los precios de las materias primas tendría efectos muy positivos en la región. 
 

Mejores en...

mejores
¡Sé el primero en comentar!
Comentar