Fidelity: Renta variable con reparto de dividendo

Una estrategia básica para todas las estaciones y regiones

La renta variable con reparto de dividendo es atractiva para todos los inversores: es una estrategia clásica, idónea para fundamentar una cartera, que invierte en empresas de calidad que pagan dividendos crecientes. La reinversión de los dividendos puede dar un impulso determinante a las rentabilidades totales por efecto de la capitalización. La renta variable con reparto de dividendo también es atractiva para los inversores que buscan flujos de renta en un entorno de rendimientos bajos. Este Perspectives aborda cómo un enfoque fundamental y ascendente de la renta variable con reparto de dividendo trabaja para buscar empresas en todas las regiones e identificar los valores que ofrecen dividendos sostenibles basados en el crecimiento.

 

La inversión en acciones que pagan dividendos ha alcanzado su mayoría de edad

Las acciones que pagan dividendos se han convertido en una estrategia de inversión atractiva y consolidada en todas las regiones para los inversores que buscan rentas y revalorización del capital a largo plazo. Esta clase de activo constituye una alternativa atractiva a los bajos rendimientos de las inversiones en renta fija en un momento en el que el panorama de riesgos de los bonos se ha complicado.
 
Aunque históricamente los bonos han sido menos volátiles que las acciones, el perfil de riesgo-rentabilidad se inclina claramente a favor de las acciones de las empresas de calidad que generan flujos de caja fuertes, que incrementan sus beneficios y pagan buenos dividendos. Las previsiones claras y el historial de remuneración al accionista por los que destacan muchas empresas muy conocidas atraen a un mayor número de inversores, muchos de los cuales están diversificando sus fuentes de renta más allá de los bonos.
 
El gráfico muestra que, a pesar de las noticias sobre la reducción del grupo de empresas que pagan dividendos en el mundo y la incapacidad de algunas empresas para cumplir sus objetivos de dividendo, las rentabilidades por dividendo que se encuentran hoy siguen estando por encima de sus medias a 15 años en todos los mercados clave. 
 
Una ventaja fundamental de las carteras de renta variable con reparto de dividendo regionales e internacionales es que se sustentan sobre flujos de rentas diversificados y resistentes. Esta amplitud y diversidad ayuda a evitar los riesgos de concentración relacionados con países y sectores, lo que permite a los gestores elegir entre una amplia selección de empresas cuyos beneficios están diversificados por sector y por región. 
 
Rentabilidad por dividendos
 

La mejoría de las economías va a beneficiar a los valores que pagan dividendos

Dado que las valoraciones bursátiles han subido este año en previsión de la mejoría de los resultados empresariales en muchas economías desarrolladas, existe la expectativa de que las condiciones económicas positivas ayudarán a las empresas a generar más beneficios y pagar dividendos a los inversores. 
 
Aparte de las valoraciones, ser capaz de encontrar dividendos al alza en lugar de a la baja (y que se abonen en metálico, no en papel) es un reto constante para los inversores bursátiles que buscan rentas. Concentrar potentes recursos de análisis y enfocarlos hacia empresas que pertenecen a regiones y sectores diferentes ayuda a identificar los valores más atractivos.
 

La renta variable con reparto de dividendo tiene un impacto positivo en las rentabilidades totales

Las empresas que pagan dividendos y los incrementan año tras año suelen ser líderes maduros y bien gestionados (como podemos ver en algunos de los principales valores que pagan dividendos mencionados a continuación). La capacidad de una empresa para pagar e incrementar sus dividendos a lo largo del tiempo indica que gestiona el capital de forma sobresaliente y que cuida a sus accionistas aportándoles los dividendos estables con los que cuentan en sus estrategias de inversión.
 
Capitalización
 
Alrededor de dos puntos porcentuales (un 40%) de la rentabilidad total anualizada del 5% de la renta variable mundial desde la década de 1970 proviene de la reinversión de los dividendos. Un enfoque a largo plazo en las acciones de mayor rentabilidad por dividendo habría batido al mercado por rentabilidad total: un inversor habría superado al índice de referencia MSCI World ex-US un 85% de las veces en periodos sucesivos de tres años
 
Rentabilidad por dividendo
 
Este gráfico muestra la composición de las rentabilidades reales totales en una selección de mercados regionales y pone de relieve la importancia de la rentabilidad por dividendo y el crecimiento del dividendo en todo el mundo. Las empresas estadounidenses están pagando ahora más dividendos que antes de la crisis financiera, a diferencia de otros mercados desarrollados, donde las empresas están pagando unos dividendos comparativamente menores (véase gráfico).
 
Dividendos y precios
 
El cambio de valoración de las acciones que pagan dividendos ha sido una tendencia estructural apoyada por el entorno de bajo crecimiento y la constante compresión de los rendimientos en los bonos de los mercados desarrollados. Este efecto no ha sido generalizado en todas las acciones con alta rentabilidad por dividendo: los valores defensivos de alta rentabilidad por dividendo son los que más han visto revisada al alza su valoración, pero las empresas cíclicas y financieras son atractivas actualmente, y también se encuentran oportunidades en el sector energético mundial y el sector bancario asiático, por ejemplo.
 

Las empresas que pagan dividendos se pueden encontrar en todas las regiones y sectores

Si echamos un vistazo al grupo de empresas que pagan dividendos en todas las regiones y sectores, vemos que la inversión en acciones orientada a las rentas es ahora una estrategia verdaderamente internacional. Las empresas por las que apuestan nuestros gestores de carteras comparten varios rasgos clave: son empresas consolidadas y maduras; generan beneficios y dividendos sostenibles; y tienen la suficiente fortaleza para incrementar sus dividendos año tras añoLos estudios sugieren que Asia y EE.UU. incrementarán la remuneración al accionista a través de dividendos (Asia) y recompras de acciones (EE.UU.).
 
Sin embargo, Europa se centrará probablemente en proteger la tesorería, mientras que Japón probablemente utilice la caja para inversiones y adquisiciones. A pesar de las subidas de los rendimientos de los bonos en 2013, casi la mitad de las acciones europeas, por ejemplo, tienen una rentabilidad por dividendo superior al rendimiento de los bonos corporativos europeos. Generalmente, los rendimientos de la deuda corporativa suelen ser inferiores a las rentabilidades por dividendo, ya que las acciones son una apuesta por el crecimiento futuro y los dividendos pueden crecer, mientras que el cupón no (véase gráfico).
 
Acciones con rentabilidad por dividendo superior
 
La amplia mayoría de las empresas (88%) del índice MSCI Emerging Markets pagó dividendos en 2012, lo que colectivamente suma 250.000 millones de dólares, mientras que hace dos años ese porcentaje era de aproximadamente el 50%. A la vista del entorno de menor crecimiento, los valores emergentes de alta rentabilidad por dividendo se están convirtiendo en una nueva clase de activo que se prepara para una revisión al alza de su valoración de mercado.
 
Como historia de crecimiento, China se ha transformado en el país emergente con la mayor reserva de caja para dividendos, con 77.000 millones de dólares en 2012. A las empresas chinas que cotizan en la Bolsa de Shanghái (la principal del país) se les animó a comienzos de año a pagar al menos el 30% de sus beneficios anuales a los accionistas, ya que este mercado quiere atraer más inversores bursátiles. La rentabilidad por dividendo media de las empresas cotizadas en el Shanghai Composite Index es del 2,5%, frente al 2,7% del MSCI Emerging Markets. 
 
Los dividendos pagados por las empresas estatales chinas se han convertido en un tema recurrente en la agenda de las autoridades chinas. Esto refuerza aún más el atractivo de los valores que pagan dividendos en China, que han batido al mercado en un 21% desde el año 2000 y en un 8% desde 2008. 
 
Las leyes societarias de Brasil estipulan que el 25% del beneficio neto ajustado de una empresa debe devolverse a los inversores. En el país no se aplican retenciones a los repartos de dividendos a los no residentes que se paguen con los beneficios conseguidos después del 1 de enero de 1996. Rusia tiene planes para unificar progresivamente la legislación sobre dividendos en una única norma por la que se distribuirá el 25% de los beneficios según las Normas Internacionales de Información Financiera. Los pagos de dividendos actuales, realizados fundamentalmente por las empresas estatales, oscilan entre el 12 y el 15% de los beneficios según las normas internacionales de contabilidad. Moscow Interbank Currency Exchange (MICEX) tiene una rentabilidad por dividendo estimada del 4,5%.
 
Rentabilidad por dividendo. Regiones y países
 

Las empresas que pagan dividendos constantes se encuentran en todas las regiones

Además de empresas sólidas que pueden generar crecimientos de los dividendos en efectivo año tras año, nuestros analistas buscan otros rasgos operativos y financieros que distinguen sus valores favoritos de las empresas más débiles, como el margen de seguridad en la valoración de una acción. La empresa británica de distribución Tesco es uno de los valores preferidos de los inversores que buscan dividendos, ya que la compañía se ha labrado una trayectoria de incremento constante del dividendo. La dirección de la compañía demostró su compromiso con los accionistas manteniendo su dividendo a cuenta de 4,63 peniques, aunque su informe de resultados de octubre reveló un descenso de los beneficios desde 1.810 millones de libras hasta 1.390 millones en el periodo de seis meses hasta finales de agosto. Esta vez, Tesco demostró que puede incrementar de forma constante los dividendos y que tiene la capacidad de generar fuertes rentabilidades a largo plazo. 
 
La multinacional suiza de alimentación y bebidas Nestlé ha incrementado de forma constante los dividendos durante los últimos diez años, a veces con aumentos de dos dígitos, aunque ahora están en torno al 4-5% (véase gráfico). Mientras que la rentabilidad por precio de Nestlé ha registrado sistemáticamente crecimientos desde 2007, es la reinversión de los dividendos lo que ha impulsado realmente las rentabilidades totales hasta otra dimensión.
 
Nestlé
 
En Asia, empresas muy conocidas como Hyundai y Kia Motors (el primer y el segundo fabricante de automóviles de Corea del Sur) tienen sólidas trayectorias de incremento de los dividendos. El año pasado, Hyundai pagó un dividendo de 1.900 wons por acción, lo que suponía un incremento del 8,5% con respecto al año anterior. Kia parece que incrementará su dividendo en 2013 hasta 676 wons, lo que supone un incremento del 4,1% frente a 2012, según las previsiones de consenso. El dividendo de 650 wons de Kia en 2012 era un 8,3% superior al de 2011. 
 
En el sector bancario de Asia-Pacífico, Commonwealth Bank of Australia planea abonar a sus inversores un dividendo de 2 dólares australianos por acción en 2013, frente a los 1,97 dólares australianos de 2012. El dividendo de 3.100 millones de dólares australianos de este grupo bancario en 2012 se pagó en efectivo (2.200 millones) y acciones (929 millones) en el marco de su plan de reinversión de dividendos. Valores como estos también dan a los inversores bursátiles un alto grado de seguridad en sus previsiones: su ratio de dividendo en metálico de 2013 está dentro de su horquilla objetivo del 70-80%.
 
Reed Elsevier, un grupo editorial internacional, tiene una rentabilidad por dividendo sostenible del 4% que está cubierta dos veces por sus beneficios, así como un firme compromiso de la dirección con el incremento de los dividendos. Las acciones de Reed Elsevier ofrecen un margen de seguridad gracias a su transparente modelo de negocio basado en las suscripciones anuales y al hecho de que la cotización ya descuenta unos bajos niveles de crecimiento, si bien el valor presenta una elevada tasa de conversión de flujo de caja libre. 
 
Nuestros analistas son capaces de bucear en la política de dividendo de la farmacéutica japonesa Astellas para determinar si su programa de pago de dividendos es sostenible. La rentabilidad por dividendo de la compañía es del 2,5% y su equipo directivo, favorable a los intereses de los accionistas, está avalado por un buen historial de crecimiento del dividendo. El valor ofrece un margen de seguridad por varias razones: la empresa tiene una tesorería de alrededor de 300.000 millones de yenes (12% de su capitalización bursátil), un negocio sólido en urología y trasplantes, con potencial en oncología, y una exposición geográfica equilibrada.
 

Resumen

Las acciones que pagan dividendos están presentes y accesibles en diferentes regiones y sectores, lo que crea un gran universo de candidatos. Sin embargo, elegir los mejores valores demanda un análisis profundo y discernimiento para centrarse en las inversiones que abonarán año tras año dividendos sostenibles en efectivo. 
 
Invertir en empresas sólidas y bien gestionadas que pagan dividendos es igual de atractivo para los inversores con diferentes necesidades de renta. Para los inversores que desean percibir dividendos como rentas, las acciones con alta rentabilidad por dividendo son una opción atractiva en el entorno actual de tipos bajos. Sin embargo, para los inversores que desean reinvertir sus dividendos, esta clase de activo debería ser un componente esencial de sus estrategias de rentabilidad total. 
 
A medida que las economías de todo el mundo se van recuperando de la crisis financiera mundial, las empresas deberían estar en una posición cada vez más sólida para devolver efectivo a sus inversores en forma de dividendo. A cambio, las empresas con visión de futuro serán capaces de conseguir la fidelidad de los accionistas, lo que impulsará su crecimiento futuro mientras se benefician de la recuperación económica. Algunos países, especialmente en los mercados emergentes, están aprobando leyes y reglamentos que promueven los dividendos para atraer a los inversores hacia sus mercados, lo que hace más interesante que nunca la inversión en renta variable con reparto de dividendo con un enfoque internacional.
 
 
 
 
¡Sé el primero en comentar!
Comentar