Rankia México
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Fondos de inversión
Los mejores fondos de inversión

Sector automovilístico 2014: En alza gracias a China y EEUU

dexia-automotriz-cabecera
 
Un sector de elevada rentabilidad
La mayor rentabilidad del sector del automóvil en Europa ha sido especialmente impresionante estos últimos años: +16% en 2013 y + 47% entre 2012 y finales de 2013, si lo comparamos con el mercado europeo (Euro Stoxx) en general. El sector ha mantenido un buen nivel de rentabilidad en 2012 y 2013, a pesar del deteriorado entorno. 
 
El mercado automovilístico europeo (matriculaciones en descenso del orden de un 2,5%) ha conocido su punto más bajo en 2013. La mejora de la confianza de los consumidores se traducirá finalmente en un crecimiento, ciertamente muy modesto, del 2% al 3% en 2014. 

 

Centrándonos en el mercado americano y la mayor demanda china 

El mercado americano, que ha llegado a niveles históricamente elevados (15,5 millones de vehículos), muestra una subida del 7,5% en 2013. Los factores macroeconómicos seguirán sosteniendo el crecimiento de este mercado (se espera un +3%) en 2014: los tipos de interés débiles, el aumento de precios en el sector inmobiliario, los créditos y contratos de leasing interesantes, la disminución de los niveles de desempleo, son todos factores positivos. Sin embargo, no quedan descartados todos los riesgos, especialmente en lo que concierne a los niveles de los precios. En efecto, los stocks han llegado a un pico a principios del mes de diciembre (nivel más elevado desde marzo de 1996) y los constructores europeos y asiáticos van a aumentar su capacidad de producción, permitiendo la fabricación de hasta 2,1 millones de vehículos suplementarios. 
 
China ha impulsado fuertemente al alza el crecimiento de los volúmenes estos últimos años. La demanda se mantiene sostenida y los precios del segmento premium en los que se sitúan los constructores como Daimler, VW y BMW, se mantienen a niveles elevados. Aunque asistiremos probablemente a una normalización de este crecimiento, éste debería seguir siendo sólido, en torno al 10% en 2014. 
 

¿Qué nos depara 2014?

Incluso si los volúmenes mejorasen en los próximos meses, más allá de los riesgos macroeconómicos, el sector del automóvil también está expuesto a los riesgos del cambio de divisas. A corto plazo, las principales divisas (el dólar americano, la libra esterlina y el yen) quedan cubiertas por los fabricantes (hedging). Por el contrario, la exposición a las divisas de los países emergentes impacta directamente en sus cuentas de resultados. 
 
Asimismo, la industria automovilística debe hacer frente a exigencias importantes en cuanto a emisiones de CO2, principalmente en Europa, pero también en América del Norte y China. El objetivo en Europa es reducir las emisiones a 95 g de CO2/km de aquí a 2020. Para cumplir con estas exigencias, los constructores deben invertir importantes sumas en investigación y desarrollo. No sólo en nuevas motorizaciones (motor híbrido, plug-in hybride, etc.) y en tecnologías que permitan mejorar la combustión de los motores existentes, sino también, en colaboración con sus proveedores, en equipamientos que permitan mejorar el peso del vehículo, lo cual está vinculado estrechamente con las emisiones de gas. Dadas las escasas posibilidades de aumento de precios en el sector, estas inversiones van a pesar en la evolución de los futuros márgenes y anularán en parte el aumento de eficiencia vinculado a la introducción de plataformas modulares. 
 
Sin embargo, algunas empresas deberían salir bien paradas este año. Los fabricantes de automóviles no sólo están expuestos a los ciclos macroeconómicos, sino también y sobre todo, a su propio ciclo de producto. La renovación de su gama impacta positivamente en sus ventas y, por lo tanto, en su cuota de mercado. 
 
 

Selección de acciones fructífera: centrándonos en la experiencia alemana 

  • Daimler está bien situada a principios de año para seguir recogiendo los frutos de sus nuevos lanzamientos (clase A, CLA, clase S, GLA en 2013). Más aún, teniendo en cuenta que la nueva clase C, esperada en el primer trimestre de 2014 es uno de los grandes contribuyentes en cuanto a volumen de ventas. La resolución de los problemas en China (red de distribución y oferta de producto no adaptados) así como la mejora de sus márgenes en el sector del camión también deberían contribuir positivamente al resultado. 
  • Volkswagen posee una gama de producto que cubre todos los segmentos del mercado. Como líder europeo indiscutible, influye significativamente en la evolución de los precios. Recientemente está moderando su agresiva política de absorber los costes del cambio de su plataforma modular (MQB). El ciclo de producto ayudará asimismo a Volkswagen este año, con lanzamientos clave como el Passat y el nuevo Porsche Macan. Los márgenes y beneficios deberían mejorar, gracias al crecimiento de los volúmenes de ventas (mejora del mercado alemán, China siempre en alza, mejora del marketing mix y reducción de costes (plataforma MQB). Volkswagen es nuestra acción favorita para este año. 
  • A pesar de una excelente gestión, BMW deberá hacer frente este año a importantes costes en inversión tecnológica, no sólo para responder a los objetivos europeos de emisiones de CO2 en 2020, sino también para mantener su nivel de independencia frente a la competencia. La ampliación de su gama a vehículos más compactos ha exigido el desarrollo de una nueva plataforma propia de tracción delantera que sea lo suficientemente flexible como para desarrollar toda la familia Mini, así como los productos de entrada de gama. 
BMW también se ha lanzado a desarrollar una gama de vehículos eléctricos/híbridos (el i3 y el 18). Su proeza en este campo es impresionante, pero requiere inversiones importantes que ahora se tienen que traducir en un aumento de la cuota de mercado o en un aumento de valor para los accionistas. Incluso si hubiera un flujo constante de nuevas versiones en el mercado durante los próximos 24 meses (Serie 1 Active Tourer, Serie 2, Serie 4 Gran Coupé, X4, X6) y se renovará el Mini para mantener las ventas, esto no será suficiente para ampliar los márgenes del fabricante antes de la llegada de la Serie 5 a finales de 2016. 
 
 
Por Caroline De Troyer - Senior Equity Financial Analyst en Dexia Asset Management