El mercado alcista a largo plazo proseguirá tras la corrección de mediados de año

El mercado alcista a largo plazo proseguirá tras la corrección de mediados de año

Fidelity
 
Jeff Hochman, Director de Análisis Técnico y miembro del Grupo de Asignación de Activos de Fidelity, señala que probablemente veamos una ligera consolidación o corrección de los mercados a corto plazo para absorber las ganancias conseguidas en 2013 y que, después, el mercado alcista a largo plazo cobrará impulso de nuevo a finales de este año o comienzos del siguiente. Dado que la renta variable mundial está formada en un 85% por valores europeos y estadounidenses, esta clase de activo encuentra apoyo en el fortalecimiento de la economía estadounidense, la abundante liquidez derivada de las políticas de relajación cuantitativa y, en menor medida, el creciente optimismo en torno a la recuperación europea. Se debe prestar mucha atención a la eficacia de los estímulos monetarios en Japón. En general, los inversores están ansiosos por ver cómo las cifras de beneficios de este año en los mercados desarrollados refrendan unas valoraciones que se revisaron al alza en 2013. 
 

PERSPECTIVAS ACTUALES DEL MERCADO 

 

EE.UU. lidera el movimiento alcista a largo plazo en la renta variable mundial 

A pesar del incremento de la rotación sectorial, el S&P 500 marcó nuevos máximos en abril. Esta ruptura al alza hasta nuevos máximos comenzó hace algo menos de un año, cuando el S&P 500 confirmó el paso de un mercado bajista a largo plazo a uno alcista. No obstante, a pesar de que la renta variable de los mercados desarrollados ha recuperado los niveles anteriores a la crisis financiera, las perspectivas seguirán siendo inciertas a corto plazo. El aspecto técnico de Japón se ha deteriorado más de lo previsto en el primer trimestre después de que los inversores extranjeros cayeran presa del nerviosismo y sacaran capitales del país. A los inversores les preocupa el grado de estímulos monetarios en Japón y el impacto de la subida aplicada este mes al impuesto sobre el consumo, del 5% al 8%. Si las perspectivas se debilitan, podríamos ver nuevos descensos del 5-10% en el mercado japonés. 
 
Así pues, tras cinco años muy buenos en este mercado alcista a largo plazo, es posible que se produzca una pausa seguida de una amplia horquilla de precios en 2014 para digerir todas las ganancias y "consolidar" la ruptura. En el pasado ha habido periodos de corrección de uno a tres años (a mediados de la década de 1940 y a comienzos de la década de 1980) después de confirmarse la salida de mercados bajistas duraderos. 
 
 

La búsqueda de rendimientos continúa y la confianza está fortaleciéndose 

La falta de beneficios aparentes y, en muchos casos, de crecimiento de los ingresos sigue siendo un riesgo clave en las Bolsas en 2014. Las valoraciones se han revisado al alza en los mercados desarrollados, que ahora muestran PER más altos y están en unos niveles que se mueven entre razonables y caros, dependiendo del punto de vista de cada inversor. Los movimientos tácticos y las rotaciones sectoriales que se han registrado recientemente siguen ofreciendo oportunidades a los inversores. 
 

La menor dispersión de las valoraciones ha complicado la selección de valores 

La alternancia entre tolerancia e intolerancia total al riesgo se redujo espectacularmente en 2013, lo que permitió a los expertos en selección de valores beneficiarse del descenso de la volatilidad y las dispersiones dentro de los sectores. No obstante, las dispersiones de valoración también han descendido frente a los niveles de 2012, por lo que ya no hay tantos valores que destaquen como anomalías claras, lo que crea un entorno más complejo para los inversores. 
 

El sector sanitario se mantiene a la cabeza del mercado 

El sector sanitario y, en cierta medida, el sector tecnológico son claros favoritos en cuanto a liderazgo del mercado, pero en ambos casos se trata de historias ampliamente conocidas. Sin embargo, ahora que la dispersión intrasectorial es baja, existen grandes oportunidades desde la perspectiva de la selección de valores en sectores como el consumo discrecional y los servicios financieros, así como en sectores que son "ventas" para el consenso del mercado, como el consumo básico y la energía. 
 

Los dividendos, claves para impulsar las rentabilidades totales a largo plazo 

Los dividendos son cruciales para las rentabilidades totales que consiguen los inversores a lo largo del tiempo. El increíble efecto de la capitalización es el ingrediente más importante para las ganancias bursátiles a largo plazo y ningún otro factor se acerca a la capacidad para impulsar las rentabilidades que tienen los dividendos a medida que se van capitalizando a lo largo del tiempo. Tener en cartera valores que aumenten los dividendos será una combinación ganadora, especialmente en años como 2014, cuando las cotizaciones podrían corregir o consolidar. 
 

Japón: ¿Pueden los estímulos monetarios dar un nuevo impulso a la Bolsa? 

La pregunta clave sobre el mercado bursátil japonés es: ¿Qué ha pasado con el dinamismo que impulsó la quinta oleada de ruptura expansionista en la Bolsa japonesa? Las percepciones cambian muy rápido... y ahora parece que la renta variable japonesa sólo cuenta con el apoyo de la política monetaria. Por lo tanto, se mirará con lupa la evolución de este mercado en 2014 para determinar si las políticas del primer ministro Abe están consiguiendo efectos positivos. 
 

Mercados emergentes: los valores de pequeña capitalización siguen ofreciendo buenas oportunidades 

En lo que llevamos de 2014, han aparecido pocas señales técnicas de que los mercados emergentes vayan a reducir la desventaja que mantienen con los mercados desarrollados, pero actualmente están registrando una pequeña recuperación, ya que muchos inversores han capitulado y deshecho todas sus posiciones. En términos absolutos, los mercados emergentes sólo han perdido alrededor de un 6% en dólares desde que esta clase de activo marcara su máximo relativo frente a la Bolsa estadounidense en septiembre de 2010. Sin embargo, en términos relativos, los mercados emergentes mantienen una trayectoria descendente. En cualquier caso, es evidente que esta tendencia está dominada por la evolución de los grandes valores, mientras que muchas empresas más pequeñas siguen registrando un buen comportamiento. Lo importante, no obstante, es que existen variaciones muy amplias entre los países y los sectores dentro de la temática general de los mercados emergentes. 
 

Los tipos de interés a corto plazo seguirán en niveles bajos este año

Los tipos de interés a corto plazo probablemente seguirán en niveles bajos en 2014, pero será importante estar atento a medida que avance el año ante la aparición de las primeras señales de subidas de tipos. Del mismo modo, aunque los tipos a largo plazo terminarán subiendo hasta el entorno del 4% en EE.UU., podría llevar más tiempo alcanzar este nivel de lo que se creía anteriormente; en este sentido, se está poniendo a prueba la parte baja de la horquilla a doce meses tanto en EE.UU. como en la zona euro. 
 

Fidelity: Tipo de interés a corto plazo

El índice compuesto del Modelo del Ciclo ha sido un indicador muy eficaz a la hora de predecir las tendencias generales del mercado desde la década de 1920, y especialmente durante los últimos cinco años. Los ciclos de cuatro y diez años deberían dominar en 2014 y pronostican un movimiento plano o a la baja en T2-T3, seguido de un T4 al alza. El índice compuesto del ciclo (véase gráfico arriba) sugiere una fase de debilidad seguida de alzas, representada por la línea roja en el extremo superior derecho del gráfico. Si se desencadena una corrección o retroceso en 2014, debería empezar durante los próximos meses. 
 
Aunque obviamente existen señales de efervescencia actualmente, como las OPV y los PER de los valores biotecnológicos y tecnológicos, el mercado no es igual que en 1987 o 1999. La desaceleración de los indicadores adelantados de crecimiento del G7 crea el trasfondo macroeconómico para justificar un escenario de consolidación. A pesar de la posible pausa en la tendencia alcista durante los próximos 15 meses más o menos, las Bolsas de EE.UU. y Europa van a proseguir con su nuevo movimiento a largo plazo, probablemente en detrimento de las materias primas, las cuales revisiblemente se moverán lateralmente o a la baja durante los próximos años. 
 
Fidelity: BPA
 
En líneas generales el consenso de los analistas pronostica un crecimiento del BPA de dos dígitos en 2014 que sigue siendo muy optimista y contrasta fuertemente con la postura de los analistas fundamentales, que siguen revisando a la baja los precios de las acciones en todas las regiones menos Japón. Las subidas de los mercados europeos se han originado casi en exclusiva en las revisiones al alza de las valoraciones en lugar del crecimiento del BPA, mientras que en EE.UU. el crecimiento del BPA ha sido, en el mejor de los casos, moderado. El gráfico anterior muestra la contribución del BPA y las revisiones al alza y a la baja de los PER desde marzo de 2012. 
 
Resulta difícil concebir que se puedan conseguir más ganancias a través de una mayor expansión de los múltiplos sin ver un incremento real de los beneficios. Las bajas tasas de inflación podrían ayudar a mantener los PER altos durante más tiempo antes de que se produzca una corrección inducida por la valoración, pero eso es algo que sólo se podrá apreciar a posteriori. 
 
Fidelity: flujos hacia bonos high yield
 
El dinero real sigue fluyendo hacia los bonos de alto rendimiento, donde se observan fuertes entradas diarias en títulos europeos. El volumen de capitales que actualmente está entrando en renta variable europea y japonesa se ha reducido ligeramente, mientras que los mercados emergentes siguen registrando salidas, aunque a un ritmo mucho menor que en los trimestres anteriores. Sin embargo, preocupa el volumen de captaciones de los fondos de gestión pasiva. Aproximadamente el 85% de las captaciones en EE.UU. ha sido a través de fondos cotizados durante los últimos doce meses. Durante el mismo periodo, el volumen de captaciones de los fondos cotizados en Europa ha sido más o menos la mitad de lo que estamos viendo en EE.UU. Además, los volúmenes de los fondos cotizados en Europa están empezando a seguir el ejemplo de EE.UU. e incrementando su cuota de mercado. 
 
Fidelity: Correlaciones sectores
 
El análisis de redes muestra un crecimiento continuo de las correlaciones de los sectores mundiales. En la segunda mitad de 2013 el mapa de los sectores mundiales mostraba muy pocas agrupaciones. Existen cuatro grupos con una media de 2,5 miembros y 14 sectores no están en ningún grupo. Sólo se observan seis correlaciones positivas y 10 correlaciones negativas en el mapa (umbral > 0,4). En el primer trimestre de este año, el mapa sectorial sigue estando escasamente agrupado, pero el tamaño de los grupos es mayor. Se observan cuatro grupos con una media de 3,25 miembros y 11 sectores no están en ningún grupo. Existen 12 correlaciones positivas y 16 correlaciones negativas en el mapa. 
 
Fidelity: Oportunidades sectores
 
El sector sanitario mantiene el liderazgo del mercado, pero los inversores pueden seguir encontrando oportunidades en otros sectores, incluso en aquellos que son "ventas" para el consenso, como consumo básico, materiales y energía. En el primer trimestre de este año, el sector de los servicios públicos acrecentó su atractivo y las perspectivas para las suministradoras europeas se han estabilizado ligeramente, especialmente gracias a los bajos niveles de los tipos de interés y la inflación. El consumo discrecional como idea de inversión sigue vigente, aunque si los tipos y la gasolina suben demasiado rápido estos sectores suelen ser los primeros en venderse, sobre todo si los valores relacionados con la vivienda comienzan a estar presionados. El entorno actual del mercado es más propicio para la selección de valores individuales que para la rotación sectorial, y eso es algo que el mercado debería recordar. Con una ponderación sectorial del 25% en el índice general, elegir los valores financieros adecuados es realmente crucial en estos momentos, ya que existen ganadores y perdedores claros. 
 
Renta Variable Japonesa. Fidelity
 
Tras la ruptura al alza en falso de enero, el movimiento de los precios ha evolucionado claramente a peor y, en paralelo a la subida del yen, hay "esperanzas" de que los descensos recientes se detengan en los mínimos de febrero. No obstante, podríamos presenciar otro 10% de caída en el mercado japonés. Así pues, la atención en el futuro se centrará en cómo actuará el Banco de Japón ante el descenso y cómo impulsará la próxima ruptura al alza. 
 

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar