blog Sergio Valverde

Si pierdes en el trading, lee el artículo, sino, disfruta tu vida

 

vuelta-al-trabajo

Hemos terminado prácticamente todos los españoles el verano, y digo prácticamente ya que son pocos los que les queda algo de vacaciones en el mes de septiembre.

Esto nos permite distinguir varios aspectos o categorías en las cuales sentirnos identificados, poco o mucho, eso no es importante, en la que incluso en algún momento estemos en varias de las categorías.

Tenemos aquellas personas que cuando vuelven de las vacaciones se divorcian porque se dan cuenta que ya no existe ninguna conexión con su pareja.

Esta el que hace enmienda a la totalidad y dice que su vida es un asco, se ha motivado y desde el día 1 de septiembre se propone cumplir con esos propósitos que le lleven a una nueva vida.

Tenemos al que no ha conseguido desconectar en ningún momento de las vacaciones de su trabajo y ha estado todo el día pendiente del móvil.

Luego está el que desconecta tan rápido que se le pasa los días bestialmente rápidos pero que cuando llega al trabajo la vida se lo come y entra en depresión un largo tiempo, y que cuando se repone llegan navidades y vuelve de las navidades deprimido y así hasta semana santa, luego el verano y es una rueda sin fin…

Todas estas personas en alguna medida o no toman medidas o simplemente ven pasar la vida ante sus ojos. Es tremendo pero yo estuve en ese lado de la vida, en la cual sigues por inercia el pasar de las horas, días, semanas y años sin realmente pararte un segundo y ponerte a recordar y pensar.

Digo muy bien recordar, recordar aquello que de pequeño queríamos ser, aquello que nos apasionaba y podíamos estar horas y horas sin aburrirnos concentrados en esos momentos de máximo placer.

Está claro que no hablo sólo de jugar, me refiero a actividades que no eran de juego pero que para nosotros se convertían en aquello porque las amábamos y disfrutábamos con ellas.

Con el paso del tiempo nos meten en la cabeza ideas que casi siempre nos alejan de esas actividades, de esos sueños y nos llevan al camino sombrío de estudiar, buscar un trabajo, casarte, comprarte una casa y tener hijos.

Y este camino siempre es magnífico si sabes que quieres estudiar y disfrutas de ello, si sabes en que te quieres centrar a la hora de trabajar con esos estudios y claro está, si luego encuentras a esa persona amada con la que tener hijos, porque lo de comprarse una casa es un tema complicado del cual ahora no quiero hablar.

Por tatno teniendo en cuenta estas realidades vemos como algunos tenemos la iluminación de encontrar el trading, pensamos en algo, resonamos y nos llega a nuestra vida… Curioso…

Y teniendo esta premisa clara nos ponemos a buscar información en internet, comprar libros, formarnos, seguir señales, etc… Y en un gran porcentaje nos estrellamos de forma clara, simple y abrumadora contra una realidad que no estaba en nuestro guion, la perdida, la frustración, el odio, la amargura y la desesperanza.

Nos volvemos locos por dejar los trabajos, pedimos dinero y nos metemos en real, usamos productos financieros equivocados y un largo etc. Que sólo lleva a una estadística clara, LA PERDIDA.

En ese estado de choque buscamos soluciones para salir de nuestro error, leemos artículos o libros sobre los fallos del trader. En ellos se menciona que si el sistema, que si la gestión monetaria, el apalancamiento y algún tema más que realmente no es lo importante para lo que nos falla. Son elementos que se solucionan una vez que arreglemos la fuente principal de nuestro error.

Y a estas alturas dirás que cual es, pues bien, no sirve de nada que hayas encontrado el maravilloso trading si no lo acompañas de otros movimientos. Y me explico.

Llevo trabajando en una empresa muchos años y no me gusta lo que hago. Me pongo con un curso de trading que vale 1.000€ y posiblemente en unos meses ganare un extra para luego al año y poco, o incluso antes del año, dejar mi trabajo y vivir la vida desde casa…

Quizás este es el ejemplo más claro, pero hay más, luego tenemos el que está en paro y piensa que en esas mismas fechas dejara de estar sin trabajo, porque habrá encontrado un trabajo que es el trading…

También está el empresario cansado de su negocio y desea abandonarlo por iniciarse o el que ya tiene conseguido sus metas pero ve como un reto el trading y se piensa que como logro todo en su vida el trading no será menos. Y por último el que no tiene nada en la vida y vive en países o situaciones pobres y lo poco que ahorra cree que metiéndolo en bolsa lograra convertirlo en una pequeña fortuna y será rico y podrá codearse con ellos…

En fin, las ganas de mejorar, de salir de donde estamos es genial, lo podemos llamar codicia, avaricia, especulación pero es bueno, es lo que nos impulsa a movernos, a querer mejorar y superar nuestras barreras y límites.

Pero el problema es el enfoque, en cómo me planteo que será el viaje y en qué cosas debo ir centrándome poco a poco para dar los pasos hacia delante que me permitan ser consistente en cada paso para llegar a mi meta.

Entendiendo lo que acabo de escribir verás cómo es fácil de aplicar lo que escribo a continuación.

Lo primero, segundo o tercero que debes hacer, porque en este caso el orden no importa mucho en estos apartados, ya que son complementarios y están relacionados unos con otros es ver:

 

dinero

1-¿Tengo dinero?

Esta cuestión es esencial no, súper esencial. Porque tenemos que tener dinero para:

1.1. Tengo dinero para formarme

1.2. Tengo dinero para operar

La gente se piensa que con poco dinero se puede ganar y ser consistente en trading, y la realidad es que no es así, es como un negocio de otra actividad, cuanto más dinero tienes, mejores inversiones puedes hacer, eso no garantiza el éxito, pero si una probabilidad de que te compren más. Aunque sé que siempre se puede dar algún matiz.

Pero teniendo claro esta idea debemos partir de que cuentas de 1.000€ no van a dar rendimientos de 1.000 o más a final de mes. Y quien os diga, o incluso, os demuestre que es así, REALMENTE OS MIENTE.

Para vivir del trading se necesita dinero, ¿Cuánto? Pues depende de las necesidades que quieras cubrir y por consiguiente del estilo de vida que quieras llevar. Pero vas a necesitar tener dinero. Es así el trading, te guste o no. No es ni bueno ni malo, no lo juzgues, acéptalo, son las reglas del juego.

Juegas en primera, con grandes tiburones que buscan sangre, y cuanto más te puedan sacar mejor, por tanto, para jugar con garantías debes estar preparado.

En caso de no tener dinero debes ahorrarlo o pedirlo, pero nunca para operar en real, esa ley no se debe quebrantar jamás, sólo para formación.

 

 

REALIDAD

2-Como afrontar la realidad que me rodea, lo tengo claro o debo trabajarlo.

En este apartado hago referencia a que no puedo estar en un trabajo de mierda que no me gusta y que no soy capaz de ver con otros ojos y concentrarme en hacer mis tareas correctamente en el trabajo y no estar pensando en el trading.

Por tanto, primer hecho, debo trabajar como ver mi trabajo, verlo como un estado temporal en mi vida, en mi trayectoria que me ayuda a ganar un dinero que me permite pagar mis fuentes principales de necesidad (casa, coche, pareja, ocio, etc…).

Dar gracias por tener ese trabajo que te permite cubrir estas necesidades. Y permíteme la osadía, esto cuesta hacerlo mucho, escribirlo y leerlo es fácil, pero aplicarlo es muy fastidioso. Una cosa que no me canso de decir es que tomar conciencia es fácil, pero integrarlo es la parte complicada.

Así que si no consigues tener esa mente, tienes que buscar AYUDA, ayuda profesional que te haga superar esa etapa para que mientras tienes cubiertas tus necesidades, no andes frustrado, no llegues a casa con ansias del trading, de no poner toda tu esperanza en el trading y verlo como una herramienta de poco a poco para ir consiguiendo poco a poco lo que deseas.

El trading te puede dar todo pero sino lo haces correctamente te lo puede arrebatar de forma cruel todo.

Si no puedes pagar un profesional intenta estudiar por tu cuenta técnicas de coaching por ejemplo, compra algún libro que te ayude en esta tarea y mientras ahorra.

 

 

ORGANIZARTE

3-una organización financiera

Me refiero a cómo hacer pequeños paquetes que me ayuden a organizar mis ingresos y gastos y distribuirlos para conseguir nuevas vías de inversión.

Porque debemos tener claros nuestros gastos, esto es esencial, y luego ir ahorrando para determinados acontecimientos. Pero a la vez debemos pensar en más cosas que el trading. Porque este es otro gran error de las personas respecto al trading, pensar solo en el day trading.

El trading es mucho más que el day trading, debemos aprender el corto, el medio y el largo plazo para ir haciendo un paquete potente.

Con el day trading ganamos para vivir, con el swing ganamos el extra a nuestro day trading y con el largo plazo tenemos nuestra jubilación.

Y voy un paso más lejos, debemos entender el cuadrante del flujo del dinero, y con ello entender que debemos buscar otras actividades que nos hagan disfrutar y también ver si podemos ganar dinero con ellas. Sé que esta parte es compleja, no te levantas un día y lo sabes, pero debemos estar despierto para que cuando venga a nosotros podamos aprovecharla.

Cuando escuchaba la frase: el dinero llama al dinero la enfocaba en temas que no tienen la claridad que ha día de hoy tiene para mí. Y es la idea de que la vida te da siempre ideas y proyectos para mejorar y que tu camino a lo que deseas sea mejor y para ello debes invertir, arriesgar en un continuo mejorar de la vida. Y esto es muchas veces lo que hacen los ricos, ponen un negocio y fallan pero vuelven a por otro y así continuamente, algunos por diversión y pasión y otros, los que no me gustan, por tener simplemente mas, lo que llaman ricos en busca de acumulación y nunca tienen suficiente.

Espero que te haya ayudado con estas palabras a enfocarte en tu camino, a que veas tu vida de otra forma y que si vas a empezar en el trading o llevas tiempo y no logras tus metas te pares un rato, analices y actúes. Ese rato que te pares, puede cambiarlo todo, puede ser tan simple como hablar conmigo, dejar el real un tiempo y volver a la demo.

Nos vemos en el camino cuando creas que es el momento, siempre que el alumno está preparado aparece el maestro, o eso dicen. Yo estoy preparado, cuando creas que lo estás, seguro que nos encontramos.

  1. #1

    oscarhenson

    Un artículo muy interesante. En efecto creo que un aspecto muy importante en la inversión es cómo gestionar los sentimientos. Pero no sólo en la pérdida como comentas, también cuando llegan los beneficios. En mi caso, el exceso de euforia fue fatal. Saludos.

  2. #2

    Sergio Valverde Invesment

    en respuesta a oscarhenson
    Ver mensaje de oscarhenson

    Espero que lo controlaras y estés en la senda de lo que quieres, porque siempre hay dos realidades y uno como dices es en la perdida, la que primero se debe trabajar.

    Para luego en la ganancia el trabajo sea mas fácil de llevar a cabo, pero no digo que no haya que trabajarlo.