¿Está actuando la FED de la mejor manera?

La FED, en la reunión de este miércoles, elevó el objetivo sobre el rango de los futuros federales en 25 pb para ubicarlo entre 0,75% y 1%., además de advertir que vendrán más. No obstante, los mercados entraron celebraron desde las bolsas, a los bonos del Tesoro, o al peso mexicano.

Janet Yellen ha probado su valía y el porque tiene el puesto que tiene. Su tarea es complicada pues tiene que lograr dos objetivos en teoría contrapuestos. Por un lado, normalizar la política monetaria, incrementar las tasas de interés tras la etapa de expansión monetaria más agresiva y larga de la historia.

Cada vez la FED se encuentra más cerca de alcanzar su doble objetivo: lograr el máximo empleo y encontrar una estabilidad prolongada de precios. 

La economía estadounidense toma aire y crece a buen ritmo, se crean muchos empleos, la inflación ha repuntado con rapidez, hay  optimismo rampante entre los agentes económicos, desde consumidores hasta empresarios, e inclusive hasta cierta euforia entre los inversionistas.

Por otra parte, considera que Yellen considera que las tasas de interés aún son bajas y hay que reconducirlos a niveles más neutrales. Esto suena bastante sencillo pero para la FED no lo es, en realidad es un tema muy delicado pues podría generar inestabilidad y malestar al resto del mundo, más aún cuando el crecimiento global es débil y muchos bancos centrales han reducido sus tasas con el objetivo de atraer inversión y así poder reactivar su economía.

Es por esto que la FED debe mantener el mismo patrón de comportamiento, actuar con sutileza. Aumentó las tasas de interés, dijo que habrá más, pero a su vez, dejó claro que nada había cambiando, que en realidad todo permanecía igual respecto a las expectativas macroeconómicas como al ritmo de futuras subidas de tasas.

Se cuestionó a Yellen por qué no aumentaba sus pronósticos de crecimiento si ha mejorado la confianza de los consumidores y de los empresarios además de las promesas de políticas fiscales expansivas por parte del presidente de los Estados Unidos, a lo que ella respondió que aunque la confianza había mejorado, aún no se refleja ese ánimo en acciones por parte de los consumidores, es decir, aún no se registra un mayor gasto, lo mismo con los inversionistas, por eso mencionó que la incertidumbre sigue existiendo y que la FED esperará medidas concretas antes de tomar decisiones.

Los inversionistas quedaron satisfechos con el mensaje de la FED. Wall Street se fortaleció tras la reunión y acabó con firmes ganancias. El  Dow Jones ganó 0.54%; el S&P 500, 0.84% y el Nasdaq, 0.74%. Lo mismo le  pasó a la Bolsa mexicana (+0.81%) y al Bovespa de Sao Paulo (+2.37%).

Finalmente, el miedo a que los flujos regresaran en masa a Estados Unidos fortaleciendo al dólar y debilitando al resto de divisas del mundo no sucedió. Es más, todas las principales monedas del mundo se apreciaron respecto al dólar, liderados por el rand sudafricano (+2.86%) y el peso mexicano (+2.32%), que acabó en 19.22 pesos por dólar, también apoyado por las declaraciones del asesor en Comercio de Trump, Peter Navarro, rebajando las declaraciones sobre el Nafta. 

Por ahora solo queda esperar a ver cuales serán las nuevas acciones que tomará la FED y las consecuencias que estas traerán.

¡Sé el primero en comentar!