Secretaria de Hacienda se protege con bono catastrófico

El gobierno mexicano recurre a colocar un bono catastrófico con vencimiento a tres años, el cual blindaría al mismo en caso de registrarse algún siniestro en el país, en este caso el gobierno se cubre contra terremotos o huracanes en cualquiera de las dos costas.

En esta ocasión será colocado en julio 2017, según informo la Secretaria de Hacienda y Crédito Público.

Con ello, se busca fortalecer el Fideicomiso del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), aunque no se especificó el monto.

Las posturas de colocación deberán ser entregadas a la Unidad de Seguros, Pensiones y Seguridad Social de la SHCP (USPSS) a más tardar el 28 de marzo de 2017.

De acuerdo con Óscar Vela, jefe de la unidad de seguros, pensiones y seguridad social de la SHCP, esta es la tercera ocasión, desde 2006, en la que el gobierno utiliza esta estrategia para protegerse en materia de desastres naturales.

“El mecanismo de activación será idéntico al de las renovaciones anteriores, es decir, paramétrico, en donde una vez que se rebasan los niveles preacordados, se activa la cobertura y, en su caso, el país recibe el pago por este seguro”, dijo Vela.

“El punto de referencia que tenemos sobre el monto que se va a colocar es el de la renovación anterior, que fue un total de 315 millones de dólares. Dividido en 140 millones en caso de un temblor, 100 millones en caso de un huracán en el Pacífico y 75 millones en caso de un huracán en el Atlántico. Se busca renovar esta misma suma asegurada, pero hay que ser cautelosos y esperar a las condiciones del mercado para ver si se puede mejorar esta cobertura".

El capital levantado sería transferido a un fideicomiso durante la vida del bono. En caso de que se registrara algún siniestro, los recursos serían depositados al Fonden para el pago de los daños.

“Así fue como ocurrió con el Huracán Patricia, cuando se obtuvieron recursos por 50 millones de dólares”, dijo Vela.

¡Sé el primero en comentar!
Comentar