¿Cuántos empleos se perderán por cada punto que baje el PIB?

Dentro y fuera de México se hacen proyecciones de lo que podía caer nuestro Producto Interno Bruto (PIB), seguramente hemos escuchado hablar mucho de este indicador económico, pero ¿sabemos lo que significa y las consecuencias que trae cuando baja o sube? Una de ellas es que cuando se reduce nuestra actividad económica hay mayor pérdida de empleo, de hecho desde ahora se estima que los trabajos que se perderán los recuperaremos después de cuatro años.

 

México menor PIB menos empleos

 

En macroeconomía, el Producto Interno Bruto es un indicador que refleja el valor de todos los bienes y servicios que producimos al interior de México en un lapso de tiempo, por lo general en un año.

 

Para este 2020 se estima que ese valor descienda en 10.5% según estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), si esto ocurre nuestro país sería la cuarta economía más golpeada por la pandemia del Covid-19, quedaríamos por debajo de España e Italia donde se estima que su decrecimiento sea 12.8%, ellos a su vez quedarían por debajo de Francia cuya caída se estima en 12.5% de su PIB. Si estos números ocurren, México formaría parte de la lista de naciones con caídas a doble dígito, además que ese 10.5% menos sería nuestra mayor caída económica en 90 años.

 

Entre otras cosas, la reducción de nuestro PIB tiene que ver con la semi-parálisis de la economía mexicana, la cual no se debe en su totalidad a la pandemia, en realidad  ya veníamos arrastrando problemas importantes desde el inicio de la administración de López Obrador, sólo que la crisis por Covid los catalizó.

 

 

¿Cuántos empleos se pierden por cada punto que baje el PIB?

Una de las consecuencias directas y más sensibles de cuando baja el PIB es la reducción del empleo, es un efecto prácticamente directo y ello conlleva a otras secuelas como falta de dinamismo económico y menos consumo, entre otros. Entonces un menor PIB se traduce en menos producción de bienes y servicios, nivel negativo de crecimiento, menos demanda de mano de obra tanto en la iniciativa privada como en el gobierno.

 

Aunque toda estimación debe tomarse con reservas (ya que se calcula dependiendo de muchos factores que actúan en conjunto), el cálculo que hacen algunas de las calificadoras más importantes del mundo como J.P. Morgan, estiman que por cada punto porcentual de caída del Producto Interno Bruto (PIB) perdemos en general entre 225 mil y 275 mil empleos.

 

Si consideramos la estimación más baja de 225 mil trabajos menos por cada punto de contracción del PIB, una caída de 10.5% significaría perder 2 millones y medio de empleos. Si en el transcurso de las semanas nos enteramos de otra estimación sólo basta hacer la multiplicación para saber la magnitud del desempleo que se avecinaría.

 

Sin duda el indicador del desempleo es de lo que más sacude a cualquier economía y sociedad, pues a mayor desocupación, menor demanda de bienes y servicios, y con ello viene menos necesidad de mano de obra, menores inversiones, menos capacidad instalada (infraestructura), etc, es decir, se trata de un círculo vicioso porque menos PIB afecta al empleo, y a su vez menos empleo afecta al PIB.

 

 

¡Sé el primero en comentar!