Rankia México Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia España Rankia Italia Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder

El mercado de bienes y raíces con pronósticos a la baja

EDITOR's CHOICE


En el mundo de las inversiones existen varios instrumentos de los cuales podemos obtener rendimientos, desde acciones hasta bonos de gobierno. Pero existe uno que ha existido toda la vida que se llama bienes raíces, este instrumento es muy famoso porque a pesar de que existen acciones que otorgan mayor rendimiento, ninguno crea tanta seguridad como este.

En los últimos años hemos vivido momentos que nunca habíamos pasado en los mercados, una inflación creciente cada mes, un confinamiento al que no se le ve fin y los bancos centrales imprimiendo dinero. Esto ha creado mucha incertidumbre y que las personas se fueran a instrumentos alternativos como refugio. Pero veamos un poco de economía; cuando una economía se encuentra en recesión, por lo general el banco central adquiere una política económica expansiva, buscan una mayor demanda agregada, a esto nos referimos con que las personas tengan más dinero en mano y gasten más, esto se logra con bajar las tasas de referencia. El contar con una política expansiva crea menores tasas, mayor empleo, mayor oferta del dinero, pero también mayor inflación, éste último es el mayor detalle.

El contar con tasas bajas ayuda a incentivar la economía porque hace más accesible los créditos para las personas, para comprar un carro, una casa o algún otro bien. Por lo regular ayuda mucho a los bienes raíces porque les brinda la oportunidad de vender más rápido las casas y comprarlas a un mejor precio por las tasas. Por el contrario tenemos la política monetaria contractiva, la cual es todo lo contrario, ésta aumenta las tasas, baja la oferta del dinero, baja el empleo, pero también baja la inflación. Esta política es utilizada cuando la economía está en auge, esto se debe a que la economía ha crecido tanto que los precios suben (oferta y demanda), la demanda aumenta porque la gente tiene dinero para gastar, el tener tasas altas le permite al gobierno tener mayor ingreso, pero lo malo de ésta política es que frena la economía.

Analicemos la siguiente gráfica:


De color rojo nos dice la variación anual que tienen los precios de las casas por año en México, de color azul el precio real (precio nominal menos inflación). Puede apreciarse que, a partir de 2020 el precio de las casas aumentó de manera exponencial, pero de manera real no. Como podemos notar, a lo largo de la pandemia los bancos centrales optaron por adquirir una política económica expansiva, además de imprimir dinero (en algunos países), esto causó una economía en auge donde no existía, los mercados de valores y la economía en general tuvieron un crecimiento enorme llegando a máximos históricos, pero esto fue inflado, fue causado por imprimir dinero y bajar tasas.

En el negocio de bienes raíces, el bajar las tasas les dio un empuje sumamente grande a este, ya que las personas podían adquirir una casa con una tasa más baja, por lo que muchas personas entraron en este mercado. En la gráfica anterior podemos notar que en los últimos 6 años los bienes raíces habían sido un negocio estancado, solo estaba dando vueltas, no crecía y hasta se podría decir que iba a la baja. Pero cuando bajaron las tasas volvió a salir a la luz, aunque si lo comparamos con la tasa real, ésta va a la baja.

 En la actualidad los gobiernos se están enfrentando a niveles de inflación sumamente elevados, lo que ha causado que de estar en una política expansiva, cambien a una política contractiva, esto es un freno en la economía. El 80% de las casas y departamentos se compran a crédito, por lo cual un alza en las tasas genera que la gente cada vez batalle más para comprar una, esto es un duro golpe al mercado inmobiliario. También a este punto le podemos añadir la crisis global que se avecina por los cuellos de botella en las cadenas de suministros, la falta de productos en los anaqueles, la alta inflación, entre otras cosas.

 En conclusión, se nos avecina una nueva recesión de la cual no sabemos mucho porque las condiciones del mercado son nuevas, algo que no se había visto. El mercado de bienes raíces, en mi opinión, es la burbuja financiera más grande de la historia gracias a la gran confianza que la gente le tiene, como lo mencionamos al principio. Subir tan bruscamente las tasas como lo han estado haciendo los bancos centrales, tampoco les ayuda en nada. Aunque podemos decir que es un buen mercado y para crear un buen portafolio lo tenemos que considerar, ya que brinda buena diversificación, y un portafolio diversificado es un buen portafolio.

Bibliografía: 


1
¿Te ha gustado mi artículo?
Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico
  1. Nuevo
    #1
    14/07/22 22:59
    Súper bien explicado y buen análisis 👍